ESTILO WE COLOR

Temporada de festivales significa ya, casi, temporada de runway show. Un poco de glitter, otro tanto de flores y colores llamativos son los ingredientes de una fórmula perfecta para tener el atuendo festivalero. Después de un fallido Personal Fest, quien si bien dejó espacio para la imaginación, obligó a muchos a calzarse las botas de lluvia, la We Color fue una nueva oportunidad para la temporada de glitter.

Si bien algunos outfits fueron jugados, como el que bien podría ser coronado «mejor look» con vibras de sirena terrestre, en general el blanco y el negro triunfó sobre los colores (quizá, para darle lugar a los colores en el aire) y la comodidad le ganó a todo: ¿zapatos? Jamás. Ya era hora de aprender la lección: si es festival, que sea en zapatillas.

¡Free your colors!