VOLVIMOS A POGUEAR CON CRUZANDO EL CHARCO

La banda más consagrada de La Plata debutó en la Usina del Arte

La maravillosa ciudad de La Plata vio nacer a grandes agrupaciones como Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Él Mató a un Policía Motorizado, Estelares, entre otros. Ahora se le suma Cruzando el Charco, que ha conquistado a cientos de miles de personas por sus diferentes estilos musicales, fusionando el rock con candombe, la cumbia, el reggae, el pop y el funk, convirtiéndose en una de las bandas más aclamadas entre los fanáticos del rock nacional.

Luego de tocar en el Estadio Obras Sanitarias, y festejar los nueve años de trayectoria, dieron por comenzada la gira dando un recorrido por diferentes puntos del país. En el medio anunciaron la salida del nuevo disco que saldrá en los próximos meses. Hasta ese momento no había noticia de una posible fecha en CABA, pero dábamos por hecho que se iba a venir una muy grosa y así fue.

Algo grande iba a pasar, este show es especial

Llegó la noche tan esperada. Mientras caminaba hacia la puerta de entrada iba presenciando el verdadero auge colectivo que genera la espera para entrar al concierto. Vi y escuché todo, llegué a presenciar una apuesta sobre qué tema iba a ser la elegida para abrir. Luego de unos muy buenos fundamentos del por qué  ‘A Mil’ sería la elegida dieron por cerrada la discusión. 

Se acercaba la hora y la fila de gente que daba vuelta a la esquina ya estaba ubicada en sus asientos, pero no fueron los primeros en llegar porque se encontraron con varias cámaras apuntando al escenario. Algo grande iba a pasar, este show es especial.

La espera se terminó y los gritos de euforia empezaron a intensificarse cuando  la presencia de Nahuel Piscitelli (guitarra), Ignacio Marchesotti (percusión), Maximiliano Abal (guitarra), Matias Perroni (batería), Juan Matias Menchon (bajo), Ticky (teclado) y por último Francisco Lago (vocalista) ocuparon lugar en el escenario. Abrieron con ‘Soy’ del álbum Lo Que Somos (2019), le siguieron ‘Luces’ y ‘Piel de Cocodrilo’. Ya para este punto no había protocolo que aguante la manija que teníamos y más de uno fue saltando asientos para estar más cerca de los músicos. Pero eso no fue lo más picante, todavía no llegamos ni a la mitad.

Todo lo que pasa a continuación es una montaña rusa de emociones, y no es casualidad que ‘Montaña Rusa’ sea la que acompañe estos sentimientos para abrirle paso a ‘El Trato’, canción que cuenta con la participación de Coti.

Había llegado el momento más esperado, no sabíamos lo que iba a suceder, pero había ciertas señales que nos indicaban que el apocalipsis estaba muy cerca. Un juego de luces que parpadeaban, un teléfono sonando, puertas abriéndose y cerrándose, y por último gritos. Cuando caímos en cuenta de lo que estaba pasando ya era demasiado tarde: una oleada de zombies bajaron por las escaleras apoderándose de la sala y ya no había nada más por hacer. Solo nos quedaba cantar a todo pulmón su más reciente sencillo ‘Para Mucho Más’  que formará parte de una trilogía de cortos y estará acompañando a las siguientes canciones.

Ese podría haber sido un gran final, pero todavía quedaba mucho más. Nos sumergimos en la intimidad dejando de lado todo lo demás y centrándonos en lo simple. Ahora el juego es otro, nos encontramos con los siete músicos sentados en sillas haciendo unas versiones acústicas de ‘Viejo’, ‘Encontrar’ y ‘Adonde están’. No estamos acostumbrados a que toquen covers en vivo, pero esta vez se dieron el gusto y nos regalaron su versión de ‘Verte Reír’ de No Te Va Gustar. No nos tomó por sorpresa para los que ya los habíamos visto en Picnic en el Piso Doce interpretando ese mismo tema junto a Emiliano Brancciari, líder de la banda, incluso se subió a tocar con Francisco en una gira por Rosario. 

Hasta ese momento todo apuntaba que ‘Puede ser’ fue la elegida para cerrar la noche, pero si sos un verdadero fan sabes que la última canción nunca es la última. Nosotros les seguimos el juego y cuando ponen un pie fuera del escenario usamos la clásica “no nos vamos nada, que nos saquen a patadas” y fue exactamente lo que hicimos. Después de un amague volvieron a escena con ‘A Mil’ y ahí se terminó de desvirtuar todo. No había seguridad que pudiera parar a los fanáticos que se acercaban al escenario para poder estar lo más cerca posible y conectar de alguna manera. El tema elegido para cerrar, ahora sí, la noche fue ‘Terminales’.

No importa el lugar en donde toque, siempre habrá una caravana siguiéndoles el recorrido

Sin dudas este fue un show muy especial y quedó documentado. Antes de empezar el recital Francisco mencionó la presencia de las cámaras “Estamos grabando con video y audio, así que pónganse lindos que van a salir” dejándonos con muchas preguntas sin responder.

Quitándole importancia a las cámaras, en lo personal fue una fecha fuera de lo común, veníamos de un Obras en el que pudimos disfrutar estando de pie con la libertad de movernos en nuestra burbuja a estar sentados en un anfiteatro. Supieron sacarle provecho al espacio y brindar un magnífico show. No importa el lugar en donde toque, siempre habrá una caravana siguiéndoles el recorrido.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE