THE GET DOWN: EL VINILO DE TU CORAZÓN

Los jóvenes del Bronx buscan salir de la ciudad haciendo lo que mejor saben: rimar y cantar.

The Get Down (2016)  nos lleva a la Nueva York del ’77, donde el disco está en su auge y empieza a nacer el hip hop. Por un lado, la pandilla de Zeke se empieza a tomar en serio la música cuando conocen a Shaolin Fantastic; por el otro, Mylene busca dejar atrás su lugar de cantante en la iglesia de su padre—Giancarlo Esposito, Gus Fring en Breaking Bad (2008)— para brillar en la discoteca junto a sus dos mejores amigas.

Esta serie de Baz Luhrmann, director de Moulin Rouge! (2001) y El Gran Gatsby (2013), contiene un repertorio de nombres pesados en su banda sonora original: Christina Aguilera, Janelle Monae, Zayn y, por supuesto, históricos como Kurtis Blow y Grandmaster Flash —productor asociado que aparece personificado en la serie como mentor de los ‘The Get Down Brothers’—.

“TODO EL ELENCO FUE ENTRENADO PARA RAPEAR, MEZCLAR Y GRAFFITEAR COMO SE HACÍA EN LOS ‘70S”

 

Además, la serie cuenta con canciones de: Earth Wind & Fire, The Trammps, Boney M., Hot Chocolate, Commodores, KC and the Sunshine Band, James Brown, ABBA, Bee Gees, entre otros.

Si quieres ser un DJ de verdad, conquista tu calle, tu plaza, tu barrio, tu ciudad. Y el mundo es tuyo. Luchá”, le dice Grandmaster a Shao —interpretado por Shameik Moore, quien el año pasado también participó en Wu Tang Clan: An American Saga (2019)—. A través de su personaje veremos «con autenticidad» la relación de DJ/MC que se da con Justice Smith (Detective Pikachu (2019)), quien interpreta a Zeke, apodado ‘Books’ por ser el líder y creador de rimas del grupo. Dicha autenticidad viene de que todo el elenco fue entrenado para rapear, mezclar y graffitear como se hacía en los ‘70. Esta última acción estará a cargo de Jaden Smith, en la piel de Dizzee.

“THE GET DOWN TE SUMERGE EN LA DÉCADA Y ENSEÑA CÓMO ERA EL NEGOCIO DE LAS DISCOGRÁFICAS”

 

The Get Down es la  segunda producción más cara de Netflix (superada por The Crown (2016)) lo cual se ve reflejado en la calidad: no solo tiene brillantes actuaciones, sino que también cuenta con material de archivo que te sumerge en la década y enseña cómo era el negocio de las discográficas. Con $120 millones de dólares de presupuesto, la creación de Lurhmann superó el récord que HBO ostentaba con la última temporada de Game of Thrones (diez millones por episodio). Luego de estrenar su segunda parte en 2017, The Get Down concluyó tras 11 episodios. ¿Lo mejor de esta serie? Los momentos musicales de Mylene al mejor estilo Donna Summer, y las batallas de DJ.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *