TIAGO PZK: DE MONTE GRANDE A LO GRANDE

Las experiencias de vida que hicieron al arte del artista

Tiago PZK ascendió sostenidamente en la música urbana con sus hits ‘Sola’ y ‘Cerca de Ti Remix’, y sigue perpetuando su promesa con su último single ‘Flow de Barrio’. Obligado a ser adulto a temprana edad por sus circunstancias domésticas, el joven de 19 años demuestra su madurez en sus proyectos tanto musicales como altruistas, los cuales desarrolla en esta charla con SPE.

¿Cómo cambió para vos el éxito de ‘Cerca de Ti Remix’?

Tiago: No me di cuenta mucho de lo que pasó. En realidad fue un tema que yo grabé en mi pieza con el micrófono que tenía en ese momento, y de hecho no volvimos a hacer las voces en un estudio para el remix. Trato de no mirar las cifras, pero noto que a la gente le gusta porque me dicen: “che, qué bueno está el tema” o veo que lo están escuchando.

 

“Ya en la primaria sentía que tenía una cabeza distinta a la de mis compañeros”

 

¿Qué se siente ser parte de una campaña como la de #AmigoDateCuenta?

T: Uno para estar ahí tiene que haber vivido algo así, y he presenciado muchas situaciones de la magnitud de un abuso o violencia de género. Me representa mucho el concepto del proyecto y todo lo que promueve, y me pone contento poder ayudar para que la sociedad empiece a mejorar, por lo menos en este aspecto.

¿Te tocó decirle a algún amigo “date cuenta”?

T: Sí, re, hasta a mí me lo han dicho. Por eso creo que soy una de las personas indicadas para hablar de este tema porque lo viví, me han aconsejado y he aconsejado a amigas.

¿Sentís que tuviste que madurar rápido por estas situaciones que viviste?

T: Ya en la primaria sentía que tenía una cabeza distinta a la de mis compañeros porque en mi casa pasaban cosas que un niño no está acostumbrado a vivir. Había días en los que, de repente, teníamos que agarrar todo e irnos de casa, y al día siguiente caía al colegio y escuchaba cómo el papá de un compañero le compraba un auto a la mamá. Cuando me quedé en la calle con mi mamá y mi hermana me di cuenta de que tenía que ser el hombre de la familia, y era una responsabilidad muy grande. Es hasta el día de hoy que no logro conectar con la gente de mi edad. La música también me obligó a madurar entre la exposición, el trabajo y otras cosas que conlleva haber tomado esta decisión.

¿Siempre supiste que querías dedicarte a la música?

T: De chiquito tenía esa caradurez que me servía para exteriorizar todo lo que me pasaba adentro. Cuando iba a la escuela no hablaba con nadie, era súper tímido y hoy mismo prefiero quedarme tranquilo en mi casa que ir a una fiesta. Pero en la música soy un personaje, soy lo más social del mundo y me funciona como una suerte de terapia. 

¿En qué momentos necesitás más escribir y en qué otros hacer freestyle?

T: Me pasó hace muy poco que combiné las dos cosas, y fue algo muy flashero. Estaba en el estudio haciendo un remix de un tema de Bandido con Duki, Cazzu y J Rei y vi que Duki no escribía: se paraba delante del micrófono, tiraba balbuceos de melodías y, arriba de eso, iba tirando letras en el momento. Después yo hice lo mismo, pero lo rellené con cosas que había escrito, como fusionando la escritura y el freestyle.

 

“‘Flow de Barrio’ es mi carta de presentación porque representa todo lo que soy”

 

¿Desde cuándo te gusta escribir?

T: A los tres años era el payaso de la familia: me vestía de Piñón Fijo y cantaba su tema, a los siete años ya estaba festejando mi cumpleaños vestido de Daddy Yankee y a los 11 empecé a tirar freestyles viendo las batallas. Todo eso me ayudó a conectar las palabras, ver qué rima con qué, ampliar mi vocabulario. Entonces a los 12 escribí mi primera canción y la grabé yo solo con la computadora del gobierno en la casa de mi tío, donde se filmó ‘Flow de Barrio’.

¿Con qué sentimientos te encontraste cuando fuiste a grabar el video de ‘Flow de Barrio’ a tu ciudad?

T: Fue zarpado, mi barrio estaba revolucionado. Monte Grande es muy tranquilo, nunca pasa nada y cuando llegué a lo de mi tía vi 20 autos y pensé: “¿Qué está pasando acá?”. Mientras hacíamos la última toma había 200 personas al costado de la canchita de fútbol gritando cosas; gente que yo conozco desde los siete años. Por eso ‘Flow de Barrio’ me representa tanto: es mi carta de presentación porque muestra todo lo que soy. Por ejemplo, La Norma era el quiosco del barrio; que en paz descanse la Norma. Antes de ir a grabar me enteré de que había fallecido y fue muy shockeante. Su familia estaba súper agradecida porque sintió al video como una honra a ella que daba todo por los clientes.

Si ‘Flow de Barrio’ es la entrada al próximo álbum, ¿qué podemos esperar del mismo?

T: ‘Flow de Barrio’ es la entrada a Tiago, y el disco son los distintos universos de Tiago. Es un álbum que rompe con los esquemas de géneros. Estamos acostumbrados a encasillar a la gente en estilos, y capaz querés hacer otros y está perfecto. Ojo, tenés que hacerlo bien: no podés pasar de un hip-hop a un tango mal hecho. Por eso me informé, aprendí la raíz de cada uno de los géneros que quiero hacer y fui recolectando data para poder proyectar estas facetas musicales que quiero explorar. Conozco amigos que están atados a una categoría porque la gente se lo pide, y no está bueno.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *