DISCOS PARA DESCUBRIR EN LA CUARENTENA (PARTE 3)

Vos tenés el tiempo y nosotros las recomendaciones.

Los tiempos que corren son la excusa perfecta para descubrir nueva música. En una era en la que abundan los playlists y las curadurías personalizadas, los artistas intentan dejar en un álbum algo con lo que el oyente se pueda quedar y lo haga volver a ese trabajo en algún momento. Los discos como tales son una aventura que debe respetarse, un ritual casi extinto. Quienes todavía lo practican, tienen la fortuna de encontrar una rica experiencia que puede tocarlos por siempre.

En esta tercera entrega, como parte de nuestra serie de recomendaciones para la cuarentena que nos toca cumplir, enlistamos 10 discos que la harán más llevadera y que, con suerte, te abrirán la puerta a nuevos artistas y universos musicales.

Caribou – Our Love (City Slang, 2014)

Fue uno de los mejores discos del 2014 y se mantiene como el mejor del proyecto. Our Love es una delicada pieza de música electrónica, que recorre distintas emociones ligadas al romanticismo sin un acercamiento directo, dejando todos los temas a una apreciación libre. Las paredes de sintetizadores predominantes crean emociones y texturas que van guiando el viaje. La tenue voz de Dan Snaith es el complemento perfecto, la cereza en el pastel.

Andres Calamaro – Honestidad Brutal (Grabaciones Accidentales, 1999)

Honestidad Brutal es un disco clave en la música argentina, compuesto por 37 abrumadores pero hermosos temas. Aquí, Calamaro reafirma su versatilidad y, al mismo tiempo, muestra cómo mantener la cohesión en un disco extremadamente largo. Plagado de famosos hits que todos conocen, también tiene deep cuts de la misma potencia (como ‘Ansia en Plaza Francia’ o ‘Naranjo En Flor’), mostrando que para El Salmón no existe tal cosa como meter temas «de relleno».

FKA Twigs – MAGDALENE (Young Turks Recordings, 2019)

De las nuevas voces femeninas dándole un aire experimental al pop, FKA Twigs es una de las más interesantes. En Magdalene, su música abstracta y fuerte crea un ambiente envolvente desde el principio, invitando a una escucha atenta y divertida. La voz aquí es un instrumento más, usada para crear texturas y comunicar sensaciones, logrando temas que son tan cautivadores como inquietantes.

Los Planetas – Unidad de Desplazamiento (BMG Spain, 2000)

Los Planetas son referentes del rock español. Este grupo noventero se caracteriza por hacer indie rock con tintes de shoegaze, donde las guitarras melódicas son el centro de atención. Unidad de Desplazamiento tiene una cohesión y fluidez envidiable, los temas pasan de manera suave y correcta, dejando una experiencia que fluctúa emociones constantemente. Todo se va poniendo en su lugar de principio a fin. Si bien no es su disco más comercial ni el más exitoso, es un gran punto de partida para descubrir a la banda.

Señor Loop – Vikorg (Independiente, 2013)

Este trío panameño estuvo un tiempo en silencio, pero acaban de lanzar su cuarto  álbum. Sin embargo, en Vikorg, su antecesor, exploraban sonidos tropicales con el filtro del indie rock. Una mezcla que, considerando la nacionalidad del grupo, crea un sonido que podría representar bien al país. Es un disco para descontracturar, dejándonos llevar por los teclados y las suaves percusiones; elementos que sumados a la fuerte voz de Rodrigo Colon, crean un envolvente sonido perfecto para una media tarde.

Maglore – Todas As Bandeiras (Deck, 2017)

Una de las nuevas bandas más importantes de Brasil. En su último LP, Maglore pasa su sonido rockero alternativo por el filtro de la psicodelia, con resultados impresionantes. El sonido de los cariocas se distingue de sus trabajos previos, alterando las guitarras con distintos efectos, incluyendo teclados que daban más texturas y agregando distorsiones que dan color a cada tema. Si resulta de su agrado, el año pasado la banda lanzó un disco en vivo celebrando sus 10 años de carrera, en el que repasan toda su discografía.

Franny Glass – Planes (Independiente, 2014)

El solista uruguayo incrementó el trabajo en la producción de este disco, sumando más elementos a su conocido folk de guitarra y voz. En Planes, Gonzalo Denis sigue cantando sobre el amor y sus distintas caras, con una instrumentación más elaborada y colorida que nunca. Temas como ‘El Amor Anda Suelto Por Ahí’ o ‘Las Princesas No Saben Nadar’ son perfectos para contemplar la ciudad desde el balcón.

Morbo y Mambo – Muta (Independiente, 2017)

Uno de los discos argentinos más importantes de la década pasada. En este viaje cuasi instrumental, la banda marplatense despliega todos sus dotes y muestra un nivel de calidad internacional muy pocas veces logrado. El indiscutido hit ‘Panama’ o la colaboración con Nick Allbrook de Pond daban para soñar con una banda que podía conquistar el mundo. Sin embargo, la vida los llevaría a una indefinida pausa, que todavía nos lamentamos quienes los pudimos ver alguna vez en vivo.

Lupe Fiasco – Tetsuo & Youth (Atlantic Recordings, 2015)

Si bien opacado por la salida de To Pimp A Butterfly, este fue uno de los mejores discos del 2015. El álbum está dividido en cuatro partes, con nombres de estaciones que marcan la tonalidad de los temas que las componen. Aquí conviven las mejores características del rap: buenos hooks, fuertes barras e imponentes beats con distintos matices. Sin duda, es una joya semi-oculta del género.

Andy Shauf – The Party (Independiente, 2016)

El canadiense Andy Shauf hace del storytelling el alma de este disco. En él, narra los distintos acontecimientos de una noche en una houseparty norteamericana, donde los excesos, la confusión adolescente y el amor son el plato principal. Todo esto sobre una clave de pop melódico y baladesco, creando un imaginario hermoso que le da rienda suelta a la imaginación.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *