DESARMANDO EL ROMPECABEZAS MUSICAL: VIDEOCLIPS II

Conectar el sonido con una identidad visual

Luego de repasar los orígenes de la industria de los videoclips en la primera parte de esa nota, nos centraremos en los que dejaron su huella desde la década del ’90 hasta la actualidad. Para hablar de los ’90, siempre volveremos a la queen Björk, que se destacó en todas las aristas artísticas y esta no es la excepción. La vimos evolucionar a través de los años, siendo pionera en generar un diálogo entre las formas orgánicas y las tecnológicas con el uso de efectos especiales de la mano de grandes directores como Michel Gondry y Andrew Thomas Huang. Otra de las características de la mayoría de sus clips es que la muestran en solitario expresándose corporalmente, reflejando el mundo visual y creativo que nace con cada uno de sus discos. De sus primeras etapas, uno de los más relevantes fue ‘All Is Full of Love’ donde la vemos convertida en robot —muy parecidos a los que veríamos luego en la película Yo Robot (2004)— que se llevó el Premio VMA a ‘Video Innovador’ y ‘Efectos Visuales’. Y de su arte más actual podemos nombrar ‘Stonemilker’ en 360° y ‘Black Lake’ filmado en Islandia, país de origen de la artista (se puede ver el making of acá); ambos fueron expuestos en la exhibición de realidad virtual ​llamada Björk Digital que recorrió el mundo.

También en este periodo podemos agregar las piezas icónicas de Madonna que comenzó dando que hablar en los ’80, llegando a uno de los mejores momentos de su carrera en los ’90 y 2000. Dentro de sus cintas más sobresalientes tenemos a ‘Express Yourself’ y ‘Vogue’, esta última inspirada en los bailes de la escena de los boliches gay underground; ambas fueron dirigidas por David Fincher (las dos canciones vieron a sus videoclips cobrar vida en las entregas de los VMA,logrando solo así superar al original). A estos podemos agregar ‘Ray Of Light’, relacionada con la película Koyaanisqatsi (1983) por las sucesivas imágenes de ciudad en cámara lenta que aparecen, lo que le llevó 14 días de filmación al director Jonas Åkerlund. Por último, no podemos dejar de mencionar a ‘Material Girl’, clásico inspirado en el film Gentlemen Prefer Blondes (1953) protagonizada por Marylin Monroe. Además, esta década nos regaló uno de los videos con una gran historia detrás como es ‘Around the World’ de Daft Punk, dirigido por Gondry, donde se ven a distintos personajes caminando en círculo en una plataforma (que representa un disco de vinilo). Cada grupo de cuatro personajes representa un instrumento diferente: los robots representan la voz cantante, los atletas simbolizan el bajo, las chicas disco representan el teclado agudo, los esqueletos bailan al ritmo de la guitarra y las momias representan la batería.

En la primera parte repasamos el nacimiento de los canales dedicados exclusivamente a esta temática con MTV a la cabeza, años más tarde internet hizo que estos perdieran peso y nuevos formatos empezaron a crecer. En 2003 Apple inauguró la tienda online de música digital más exitosa de la historia, iTunes Store, y al año siguiente comenzó a comercializar vídeos musicales, pasando de ser un elemento más del merchandising de un artista. En 2005 se puso en funcionamiento YouTube, sitio web creado para que los usuarios subieran vídeos de elaboración  propia que rápidamente se convirtió en la pantalla de mayor promoción para artistas, que no solo compartían sus canciones, sino también shows en vivo y entrevistas.

En los 2000, Britney Spears se unió al remolino pop iniciado por Madonna y profundizó sobre un nuevo agregado: las coreografías grupales. Comenzó con una imagen adolescente en ‘…Baby One More Time’, ‘Crazy’‘Lucky’ para cambiar su imagen en otros como ‘Overprotected’, ‘I’m A Slave 4 U’ y ‘Oops!…I Did It Again’, donde luce un mono de látex rojo que quedará marcado en la historia. Su etapa más reciente nos muestra a una Britney un tanto más madura y glamourosa en ‘Toxic’ y ‘Circus’. También por aquella década, la cultura emo o dark estaba en auge, regalándonos escenas de adolescentes en sus habitaciones llenas de posters, pistas de skate de la mano de artistas como Avril Lavigne, mucha oscuridad como en ‘The Black Parade’ por My Chemical Romance y cualquier cinta de Evanescence. Uno de los proyectos que más se destacó por su material audiovisual fue Panic! at the Disco con Brendon Urie a la cabeza, que tiene videos que van desde un desfile multitudinario de estilo Beatle, cabezas de los personajes sumergidas en peceras y cierto terror; caracterizándose por el uso de trajes de antiguos y galeras.

Desde el 2010 en adelante el pop y las grandes estrellas con superproducciones fueron el caldo de cultivo de una industria musical mucho más rica audiovisualmente. Comenzamos el repaso con Beyoncé, que cuenta grandes coreografías multitudinarias y gran despliegue de vestuario en ‘Run the World (Girls)’ y ‘Single Ladies’. Uno de los más importantes fue ‘APESHIT’, que realizó con su proyecto de dúo con Jay-Z en el Museo Louvre en Francia, donde se pueden apreciar importantes obras como la Gioconda y la Venus de Milo. La lista continúa con Rihanna y su famoso baile con paraguas en ‘Umbrella’, Katy Perry tratando de llevar a cabo una boda en ‘Hot N Cold’ y Miley Cyrus representando su ruptura amorosa en ‘Wrecking Ball’. Por último, tenemos a Taylor Swift con grandes videos como ‘Shake It Off’ y ‘You Belong With Me’. Siendo este último sujeto de la recordada polémica en el escenario de los VMA del año 2009 cuando tras recibir su premio Kanye West comenta, sacándole el micrófono, que la merecedora del premio era Beyoncé por ‘Single Ladies’.

Sin dudas una de las artistas contemporáneas que más ha perfeccionado en este arte es Lady Gaga, al punto de que cada cuadro de la filmación cuenta con tantos recursos de vestuario y montaje que serían suficientes para abarcar el video completo pero la artista opta por crear mil universos en uno solo. Grandes anteojos de las formas más disparatadas, pelucas de todo tipo y zapatos con los que es imposible de caminar para cualquier mortal son su sello distintivo. Entre las mejores producciones podemos nombrar la fiesta de ‘Just Dance’ que la lanzó a la fama en 2008, la premisa futurista de ‘Bad Romance’  y ‘Telephone’ ft. Beyoncé.

El arte de realizar un videoclip cuenta con la difícil premisa de contar una historia visual en pocos minutos

Además, cabe mencionar el increíble despliegue, sincronicidad y creatividad de OK Go, que en lugar de aplicar herramientas tecnológicas optan por el camino más difícil de hacerlo de forma real. Entre las piezas más impresionantes podemos encontrar un vuelo en avión de gravedad 0, una pista de autos construida especialmente para tocar una canción, explosiones en cámara lenta, ilusiones ópticas en una sola toma, efecto dominó a gran escala, cientos de impresoras sacando copias que forman imágenes, camuflaje y coreografías en cintas de correr (se pueden consultar los making of y detrás de escena de cada uno en el canal de YouTube de la banda).

Este arte cuenta con la difícil premisa de contar una historia visual que represente bien a la canción, pero que también pueda ser un producto con vida propia y todo esto en unos pocos minutos. Consiste en mucho más que sólo captar las imágenes en largas jornadas de rodaje, sino que debe tener una puesta en escena, vestuario e iluminación acordes. Por último, está el trabajo de post producción donde se edita y se completa la cinta. Para adentrarnos en lo que significa la grabación de un videoclip y las partes que conlleva, SPE estuvo presente en el rodaje de ‘Desangelados’, el single adelanto del nuevo disco homónimo de Banzai FC

Debido a los protocolos los asistentes eran reducidos y la actividad comenzó temprano en el Luzuriaga Club Social, el lugar elegido para la grabación. A medida que los músicos iban llegando se iba llenando con luces, cámaras, máquina de humo, un equipo para pasar la canción y los instrumentos. Asistimos a la filmación de las escenas finales del clip, el mismo trata sobre personajes desencantados por Barracas, que se encuentran en un bar venido a menos cuando ocurre una explosión. En todo el proceso se veía al director Rodrigo Salas —creador de la productora Killiari y mánager de la banda— dar indicaciones a los camarógrafos. El aire que se respiraba era de mucha adrenalina y corridas para que las tomas pautadas para ese día puedan terminarse y el rodaje llega a su fin con aplausos de satisfacción por poder concluir la tarea.

Hasta acá el repaso de la videografía de las últimas cuatro décadas sin morir en el intento, seguramente mucho ha quedado afuera, siendo una de las temáticas más difíciles de resumir en una nota escrita, pero se ha logrado un grato compilado.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE