OASIS: TELÉFONO PARA TONY, ESTÁS DESPEDIDO

La separación de la banda es conocida por todos, pero las anécdotas más insólitas pertenecen a los primeros años

La icónica banda de britpop Oasis se formó a finales de los ‘80 por cuatro amigos: el bajista Paul McGuigan, el guitarrista Paul ‘Bonehead’ Arthurs, el baterista Tony McCarroll y el cantante Chris Hutton. Al no estar a gusto con este último, decidieron llamar a Liam Gallagher (que era su compañero de colegio) y su hermano Noel, quien se convertiría en el principal compositor del quinteto.

Durante los primeros años, Tony y los Gallagher se llevaban bien, pero, a medida que el grupo iba ganando fama, la relación empezó a fluctuar (particularmente con Noel, quien despreciaba su técnica como baterista). Sus diferencias con el baterista lo llevaron a afirmar que “no estaba a la altura de tocar hits”, como los que estaba escribiendo para (What’s the Story) Morning Glory (1995), que incluye los clásicos ‘Wonderwall’ y ‘Don’t Look Back in Anger’.

“PASÉ 3 AÑOS EMBORRACHÁNDOME DESPUÉS DE QUE NOEL ME ECHÓ DE LA BANDA”

 

Más tensiones se generaron cuando el sello de la banda les adelantó dinero para nuevos instrumentos, y el mayor de los Gallagher lo utilizó para comprarse una nueva guitarra, cuando McCaroll lo necesitaba para su batería. A modo de broma (o no), hay entrevistas de aquella época en las que Noel se olvida del nombre del baterista. Una posible antesala a los conflictos fue cuando lo «enterraron vivo» para el video de ‘Live Forever’, la cual es, hoy en día, un himno de la banda.

El 18 de abril de 1995, luego de un enfrentamiento con Liam que Tony negó, Marcus Russell, el mánager, le notificó por teléfono que no formaría más parte de la banda. El último día del mes se publicó el anuncio oficial, explicando que su habilidad para tocar la batería no estaba a la altura. De este modo, ‘Some Might Say’ fue la última canción que grabó con el grupo, antes de ser sustituido por Alan White

Sin embargo, la disputa no terminó con su salida: en 1999, McCarroll demandó a Oasis por 18 millones de libras, argumentando que su contrato incluía cinco álbumes, de los cuales sólo trabajó en dos antes de su despido. Se llegó a un acuerdo extrajudicial por una cifra mucho menor, pero echó más leña al fuego de la que ya había. Al respecto, McCaroll declaró: “Pasé 3 años emborrachándome después de que Noel me echó de la banda. Todavía me acuerdo de cada día con ellos”.

Todos los recuerdos de Tony, correspondientes a esa etapa, están plasmados en su libro Oasis, La Verdad: Mi Vida Como El Baterista De Oasis, lanzado en 2010, un año después de la separación oficial de la banda.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *