LA VUELTA DE SYSTEM OF A DOWN Y EL GENOCIDIO ARMENIO

¿Qué hay detrás del lanzamiento de ‘Protect The Land’ y ‘Genocidal Humanoidz’?

Nosotros, como System of a Down, acabamos de lanzar música nueva por primera vez en 15 años. El momento de hacerlo es ahora ya que, juntos, los cuatro tenemos algo extremadamente importante que decir como una voz unificada”, comienza diciendo el posteo en Instagram con el anuncio que sorprendió este viernes a millones de fans alrededor del mundo. A pesar de los proyectos paralelos de sus integrantes, durante la pasada década y media la banda se mantuvo regularmente con un pie sobre los escenarios, e incluso tuvo que cancelar presentaciones en vivo por la pandemia. Sin embargo, su última visita al estudio había sido para el disco Hypnotize (2005) -el complemento de Mezmerize, publicado unos meses antes ese mismo año-. 

¿Que puede ser tan importante para que el conjunto californiano haya decidido ponerle fin de forma abrupta a su prolongado silencio creativo? La respuesta se puede resumir en una declaración tan cierta como inconcebible: la lucha por la supervivencia de un pueblo entero.  

 

“Jóvenes y adultos han sufrido ataques con cohetes, la caída de bombas, misiles y más ataques terroristas”

 

Los cuatro miembros del conjunto -Serj Tankian, Daron Malakian, Shavo Odadjian y John Dolmayan- han dejado bien en claro a lo largo de su carrera la importancia que tiene para ellos su ascendencia armenia. Además del documental Screamers (2006), la banda realizó  en 2015 una gira mundial bajo el nombre “Wake Up The Souls”, en el marco del centenario del Genocidio Armenio perpetrado por el estado turco entre 1915 y 1923. La presentación más icónica del tour fue el concierto que dieron en Ereván, la capital de Armenia, la noche previa al 24 de abril, fecha en la que se conmemora este hecho que dejó como saldo más de un millón y medio de armenios masacrados, además de miles de refugiados y exiliados cuyos descendientes hoy conforman la diáspora armenia. A pesar de antecedentes como estos, se podría decir que el lanzamiento de los singles ‘Protect The Land’ -con videoclip incluido- y ‘Genocidal Humanoidz’ es el acto político más fuerte de la carrera de System of a Down, que siempre se caracterizó por estar lejos de la tibieza y por sus letras cargadas de contenido social. Esta vez, ya no se trata solo de combatir el negacionismo perpetuado por Turquía durante más de un siglo sobre lo ocurrido en el pasado. Ahora, la situación es actual y extrema: los armenios se enfrentan una vez más a la amenaza de un genocidio. 

“El 27 de septiembre, las fuerzas combinadas de Azerbaiyán y Turquía (junto con los terroristas de ISIS de Siria) atacaron la República de Nagorno-Karabaj, que nosotros, como armenios, llamamos Artsaj. Durante el último mes, los civiles, jóvenes y adultos se han despertado día y noche por las espantosas imágenes y sonidos de los ataques con cohetes, la caída de bombas, misiles, drones y ataques terroristas. Tuvieron que encontrar refugio en albergues improvisados, tratando de evitar las consecuencias de las bombas de racimo que caen sobre sus calles, hogares, hospitales y lugares de culto. Sus atacantes han incendiado sus bosques y la vida silvestre está en peligro de extinción por la utilización de fósforo blanco”, explica la declaración que se puede leer completa en el Bandcamp oficial de System of a Down, en la que además hay un resumen muy claro sobre la historia del conflicto. En el comunicado, la banda alienta encarecidamente a sus fans a conocer más sobre el origen de estas dos canciones. “Esperamos que se sientan inspirados para hablar sobre las horribles injusticias y violaciones de derechos humanos que ocurren allí ahora”, declaran, tras más de cuarenta días del comienzo de las hostilidades hacia la población habita allí hace milenios y sólo quiere vivir en paz. Imágenes reales de lo que sucede se pueden ver en el videoclip de ‘Protect The Land’.

“En estos momentos, System of a Down necesita que sus fans estén a la altura”

 

“Algunos fueron forzados hacia tierras extranjeras, algunos yacieron muertos sobre la arena. ¿Te quedarías y tomarías el mando? ¿Te quedarías con un arma en tu mano? Ellos protegen la tierra”, reza en una de las estrofas el primero de los dos sencillos. Sin dejar de aludir fugazmente al Genocidio Armenio -que condicionó el destino de quienes tuvieron que escapar lejos de su patria-, la letra se centra en el homenaje a los soldados -hombres y mujeres, músicos, artistas, actores y ciudadanos de todo tipo- que hoy arriesgan sus vidas para defender no solo el territorio de Artsaj, sino también la identidad de los millones de armenios alrededor del mundo, y los Derechos Humanos, que trascienden las fronteras de una nación. Con esto último dialoga más en profundidad ‘Genocidal Humanoidz’: “Adivinen quiénes vienen a cenar, los humanoides genocidas, que le enseñan sobre guerra a sus niños, los bastardos que serán destruídos”, una clara referencia a las políticas armenofóbicas que viene gestando hace décadas el Estado de Azerbaiyán y cuyas evidencias sobran, desde videos que muestran cómo enseñan en los jardines de infantes a odiar a los armenios hasta los tweets públicos del presidente Ilham Aliyev. 

Lo más importante y urgente es que les imploramos humildemente que donen, en sumas pequeñas o grandes, para ayudar a los afectados por los crímenes de lesa humanidad que continúan en aumento”, solicitan. Todo lo recaudado por las descargas de ambas canciones en Bandcamp será donado para brindar ayuda humanitaria a Armenia y Artsaj, lo mismo que por la venta del merchandising que acompaña el lanzamiento: “Somos conscientes de que para muchos de ustedes hay formas más convenientes de escuchar música, así que consideren la oportunidad de descargar estas canciones como un acto de caridad por encima de todo”. En Argentina, también es posible colaborar con la causa donando en pesos al Fondo Armenia, e incluso en sus redes sociales se pueden encontrar emprendimientos que, al igual que System of a Down, decidieron ceder sus ganancias a la organización de beneficencia -desde libros y pulseras hasta comida armenia-.

Como todos los armenios del mundo, los integrantes de System of a Down no están excentos del impacto emocional que tienen estos hechos. El arte siempre ha sido, dentro de la cultura, una forma de catarsis y resistencia. Sin embargo, aquí hay algo que va mucho más allá de lo artístico: la urgencia. Detrás de la banda que hizo felices a millones de personas con su música, hoy hay un pedido desde el corazón. En estos momentos, System of a Down necesita que sus fans estén a la altura de todas esas frases que corearon en pogos multitudinarios en épocas más felices. Un pequeño aporte puede ayudar a salvar la vida de miles de personas. El derecho de los armenios a existir es lo que una vez más está en juego, y cada individuo puede hacer la diferencia para construir un mundo donde nadie se vea amenazado por su identidad. “La música y la letra hablan por sí solas. Necesitamos que hables por Artsaj”.

 

Texto por Romina Bedrossian

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *