BLACK SABBATH: MEDIO SIGLO DE PARANOID

Su mítico álbum cumple 50 años, motivo ideal para redescubrir un LP que lo cambió todo

En el año 1970 Black Sabbath lanzó dos de los álbumes más importantes de la historia de la música: su debut homónimo y Paranoid. Este último fue una pieza basal para el surgimiento del metal, pero a pesar de las incontables escuchas por melómanos de todo el mundo, estas 10 curiosidades son muy poco conocidas.

1) El álbum iba a llamarse War Pigs: el segundo trabajo de los oriundos de Birmingham comienza con un himno de ocho minutos titulado ‘War Pigs’, una crítica a la guerra. Sin embargo, las altas ventas del single ‘Paranoid’ llevaron a que Vertigo, su sello discográfico, cambiara su nombre. De hecho, la portada fue diseñada por Marcus Keef con ese título en mente. En cuanto a este abrupto cambio, Ozzy Osbourne recuerda: “¿Qué carajo tiene que ver un tipo vestido de cerdo y con una espada con estar paranoico? No lo sé, pero ellos decidieron cambiarle el nombre sin cambiar la portada que ya le habían diseñado”.

2) Es el disco más vendido de la banda: Con más de 5 millones de copias vendidas en todo el mundo, es el más exitoso de Sabbath. A pesar de eso, al año siguiente estuvo inmerso en una fuerte polémica: una enfermera en Estados Unidos se quitó la vida mientras lo escuchaba, lo cual llevó a que ciertas personas acusaran que el material “la forzó a hacerlo”. Esto fue un precedente a lo que sucedería en 1984, cuando los padres de un chico denunciaron a Ozzy por motivar el suicidio de su hijo, refiriendo que él estaba obsesionado con la canción ‘Suicide Solution’ (canción presente en Blizzard of Ozz de 1980). Dos años más tarde sucedió otro caso idéntico, pero el cantante ganó ambos juicios.

3) ‘Paranoid’ tomó tan solo 25 minutos de composición: Gran parte del material de este disco fue realizado espontáneamente, siendo considerado como la obra con más jamming de la banda. En una de las sesiones de grabación Tony Iommi, guitarrista del grupo, improvisó la inconfundible intro y el resto simplemente lo acompañó. El baterista Bill Ward recuerda: “No teníamos muchas canciones para el LP, Tony tocó repentinamente ese riff y eso fue todo. Nos tomó 20 o 25 minutos hacerla”.

4) El nombre original de ‘War Pigs’: El tema originalmente iba a llamarse ‘Walpurgis’, por una de las más importantes celebraciones satanistas. Geezer Butler, bajista y letrista, se refirió a la misma diciendo: “Para mí, la guerra era un gigante Satán. La canción no es sobre política o gobiernos, es sobre la maldad. Se entiende el por qué de este nombre en el primer verso. Aún así, cuando el sello discográfico escuchó el título Walpurgis le pareció muy satánico.

5) La historia detrás de ‘Iron Man’: Probablemente uno de los 10 riffs más clásicos de todos los tiempos, ‘Iron Man’ es una canción que todos hemos escuchado. Geezer Butler cuenta sobre la letra: “Al escuchar el riff, a Ozzy se le ocurrió el título Iron Man y yo la escribí sobre un tipo que volaba hacia el espacio y veía el futuro del mundo, el cual no era muy bueno. Atraviesa una tormenta magnética en su camino de regreso, convirtiéndose en hierro. Él intenta advertirles a todos sobre el futuro, pero no puede hablar. La gente simplemente se ríe de él y es entonces que deja de importarle ayudarlos.”

6) Frank Zappa le tenía gran aprecio a la banda: Una de las mentes más brillantes en el mundo de la música, Frank Zappa, se encontró con Sabbath en múltiples ocasiones. Incluso se encargó de introducirlos en un concierto, como también de invitarlos a ver uno de sus recitales en Birmingham, donde interpretó un cover de ‘Iron Man’.

7) Una de sus canciones bautizó a un género musical: ‘Hand of Doom’, corte del lado B del álbum, es sin dudas una de las mejores del grupo, y su título fue la base para el doom metal. Este género se inspiró en los tres primeros discos del conjunto, específicamente en la sonoridad de ‘Black Sabbath’, ‘Children of the Grave’, ‘Electric Funeral’ e ‘Into the Void’.

8) El viaje que inspiró ‘Fairies Wear Boots’: En un momento, se rumoreaba que esta canción era una burla a los skinheads, pero en realidad se originó con una cómica anécdota. Ozzy y Geezer comentaron que se encontraban fumando “marihuana muy fuerte” en un parque, y fue entonces que comenzaron a tener alucinaciones con hadas (fairies) y duendes bailando entre las flores y los árboles vistiendo botas (boots) militares.

9) El nombre que casi tuvo Van Halen: La banda de los hermanos Van Halen en un momento fue llamada Rat Salad, como homenaje al único instrumental en Paranoid. Más tarde optaron por tomar su apellido como nombre, probablemente una decisión acertada.

10) Un fan que pasaría a la historia: A mediados de los años ´70, un joven llamado Jeff Hyman, enorme fanático del glam y del hard rock, inspirado por Paranoid se compró una guitarra acústica e intentó hacer música. Este chico neoyorquino pronto aprendió a tocar ‘I’m Eighteen’, clásico de Alice Cooper, pero luego alternaría esos acordes y escribiría la canción ‘I Don’t Care’. Hyman pronto cambiaría su nombre a Joey Ramone y este se convertiría en el primer tema compuesto por los Ramones.

Este LP tuvo una influencia enorme en la historia de la música y pocos trabajos se acercan a su relevancia en cuanto al surgimiento del heavy metal. Las cosas serían muy distintas de no ser por Black Sabbath. Aprovechá la oportunidad de redescubrir esta joya.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *