PECES RAROS: “LA HIPNOSIS DE LA MÚSICA GENERA UN TERRENO FÉRTIL PARA LLEGAR A LA SENSIBILIDAD DEL OTRO”

No salieron de la pecera. La rompieron.

PECES RAROS 04.jpg

Antes de continuar, participá en nuestro sorteo por entradas al show en Niceto Club acá.

Peces Raros es una banda de La Plata que se animó a desarmar sus primeros sonidos para animarse a un rock cada vez más electrónico. Formada por Lucio Consolo y Marco Viera, la secuencia ininterrumpida entre canciones los distingue en la escena local, quebrando los esquemas de la canción y cómo debe ser creada. SPE charló con ellos en anticipo a su próximo show en Niceto Club el 13 de septiembre, donde presentarán su último álbum de estudio, Anestesia (2018).

SPE: Desde No Gracias (2014), su primer disco, hasta ahora mutó bastante el sonido de la banda. ¿A qué se debió y cómo lo compusieron?

Marco Viera: Cuando estábamos terminando el primer álbum, descubrimos un disco de Justice que se llama Cross (2007) y nos voló la cabeza. Nos empezó a gustar la música electrónica y, automáticamente, quisimos trasladarla a la sala de ensayo. Arrancamos a hacer temas con otra sonoridad, con un trabajo más fino en las frecuencias graves, como algo más hipnótico. Fue en el período en que entrábamos a Parte De Un Mal Sueño (2016) donde tuvimos la primera aproximación desde un lugar todavía muy rockero. Después de interiorizarnos más en ser DJs y producir tracks, para el tercer disco nos encontramos en un lugar más maduro del entendimiento de este lenguaje.

Lucio Consolo: En cuanto a la composición, tiene más que ver con bajos constantes, ostinatos melódicos, tratar de quedarnos en una idea y no romperla con otra, que es algo quizás más del rock progresivo que solíamos escuchar. Yendo a fiestas electrónicas, vimos que la música nunca paraba. Ese fue el primer paso. Para uno que viene del mundo de la canción o del rock, entre tema y tema hay aplausos. En cambio, en la electrónica son horas de música de corrido y es un flash. Empezamos a unir un tema con otro y a trabajar en un show continuo. Después vino el trabajo de separarlo y meterlo en un disco, que resultó ser el segundo. Hoy entendemos más de sintetizadores, de producción y pinchamos en varias fiestas. Tenemos una experiencia mayor y Anestesia está más alejado del rock y su gestualidad. Aunque todavía hay un montón de cosas en común, elegimos trabajar las ideas de otro modo.

_

“Nos preguntábamos si la gente iba a estar en el mood para poder hacer la fiesta que queríamos desplegar, y resultó que sí”

SPE: ¿Les costó esa transición o es algo que dejaron que se vaya dando?

MV: Queríamos hacerlo, porque lo estábamos curtiendo en el momento y fue todo súper orgánico. Hicimos lo que queríamos hacer con los medios y herramientas que teníamos a disposición. Fue muy natural.

SPE: Al componer, ¿pensaron como un fin que su música fuera bailable?

MV: No teníamos ese objetivo, pero fue un resultado. Creo que sí buscamos la hipnosis a través de la periodicidad del bombo y las frecuencias graves, que generan un terreno fértil para llegar a la sensibilidad del otro. Eso trae aparejada toda una cuestión festiva y alegre que a nosotros nos encanta. Fue una consecuencia de querer jugar con el lenguaje de la electrónica.

LC: Cuando arrancamos con la banda, tocábamos entre las 3 y 5 de la mañana en La Plata. Si eras una banda que estaba empezando, te dejaban para esa hora, entonces era muy difícil en ese contexto meter una balada, un tema soft o algo más íntimo. En ese horario, la gente que se queda está necesitando estímulos constantes. Yo creo, mirándolo hoy de manera retrospectiva y sin haber sido conscientes de ello, que fue un gran determinante la franja horaria en la que nos movíamos.

MV: Nunca lo había pensado de esa forma, pero sí, estábamos como condicionados a estar todo el tiempo tirando algo arriba [risas].

“Del último recital en Niceto pasaron varios meses y ya le dimos como diez vueltas a los arreglos de ese entonces”

SPE: ¿Les resulta más cómodo tocar en los horarios que tienen hoy en día?

M: Nos costó mucho acostumbrarnos por pensar que estaba medio difícil tocar nuestra música a las 9 de la noche. Nos preguntábamos si la gente iba a estar en el mood para poder hacer el show y la fiesta que queríamos desplegar, y resultó que sí.

LC: De pronto pudimos tener mayor rango expresivo, poder bajar un poco y trabajar más la matiz, porque la gente va a prestar atención a lo que escucha y el cuerpo no está necesitado de un estímulo lineal para sostener la noche. Están descansados y con el oído limpio.

SPE: Con el disco planteado como un set, ¿cómo hacen para innovar en las presentaciones y que suene distinto a la versión de estudio?

MV: Ensayamos tres veces por semana casi cuatro horas, entonces de tanto tocar terminas cambiando varias cosas, como la forma de llegar y salir de los temas. Tenemos que crear pasajes o momentos donde no estás en uno ni en otro. Esas partes que componés para hacer determinado enganche por ahí no salen nunca más. Cambiar un tema de lugar conlleva determinar intensidades distintas, plantear situaciones que terminan formando una presentación diferente a la anterior.

SPE: ¿Qué tienen preparado para el show en Niceto?

LC: Estamos trabajando con un equipo más grande y eso nos permite estar sobre la técnica de otra manera, con gente que puede ayudarnos a perfeccionar más el show. Estamos laburando mucho en los samples de los kicks, reordenando y reinterpretando temas. Del último recital allí pasaron varios meses y ya le dimos como diez vueltas a los arreglos de ese entonces. Tenemos muchos más pasajes que nos permiten hacer un repaso o introducir una forma de contar una historia que en otras fechas no tenemos la oportunidad de hacer. Laburamos en que haya mucho movimiento en los arreglos y profundizar en lo visual, en cuestiones técnicas que equilibren el sonido y las luces.

MV: Al ser una fecha propia y de noche (no de madrugada) podemos presentar algo más largo. Tenemos la posibilidad de oscilar hacia lo que necesitamos, que quizás es un pensamiento más de DJ —el pensar qué pista voy a tener y hacer que responda—. Tuvimos en cuenta todo lo que configura a la fecha para evaluar si vamos re techno, más progre o deep, si cambiamos los sintetizadores. Todo eso está en juego en lo que se verá.

*Peces Raros se presentará el 13 de septiembre en Niceto Club y podés comprar tu entrada acá.