SILVINA MORENO: “DEL OTRO LADO ENCONTRÉ RECONOCIMIENTO POR SER SINCERA”

La artista que volvió para quedarse.

unnamed.jpg

En anticipo a su primer show en Niceto Club el 27 de septiembre, la cantautora Silvina Moreno habló con SPE sobre su crecimiento profesional, su regreso al país tras estudiar música en Estados Unidos y su nuevo álbum de estudio, con fecha de lanzamiento en octubre.

SPE: Dijiste anteriormente que volver al país fue parte de reconciliarte con Argentina. ¿Cómo fue ese proceso?

Silvina Moreno: Tenía que reconciliarme con ser argentina, en realidad. Yo crecí en un entorno en el que siempre se admiró mucho el exterior, sea el país que sea. Crecer con gente hablando así, influye en una adolescente. Entonces, cuando me fui a vivir a Estados Unidos, lo hice feliz de tener la oportunidad de estudiar música allá, pero escapando de esa falta de amor por nuestro lugar. Viviendo lejos entendí que los argentinos tenemos una impronta muy particular. Cualquier otro latinoamericano nos ve y les gusta imitarnos el acento. Hay algo de esa viveza y del sentido del humor medio sarcástico que extrañaba. Pero, más que nada, extrañé los afectos y las personas que me inspiran, que son un gran ejemplo y son de acá. Eso a mí me encanta, me enorgullece. Fue un proceso totalmente personal, y a la vez necesario, para poder construir desde este lugar. Argentina, a cambio, me regaló un montón de oportunidades.

SPE: Y ahora a la inversa, ¿qué sentís al volver a Estados Unidos como artista?

SM: Vuelvo contenta, porque todo lo que logré en Argentina me abrió las puertas a visitar esos lugares, con la la familiaridad de haber estado allí. Creo que siempre me va a pasar de volver a Nueva York o Boston, y que sean parte de mi vida. Me siento cómoda con el idioma, y entender a la gente de allá me permite presentar lo que hago sin tener miedo a que no entiendan lo que digo. Es muy loco como la música realmente traspasa el idioma.

“A veces uno tiende a quedarse en cosas más superficiales, pero está bueno ir calando cada vez más hondo”

SPE: Con un nuevo álbum en puerta, ¿qué experiencias te inspiraron para las letras de este trabajo?

SM: Hubo un desamor, que inspiró varias de las canciones, y una reconexión conmigo misma en letras como la de ‘En El ‘87’. También hay temas de amor no romántico como ‘Herminia’, que va dirigida a mi abuela materna. Todo sigue siendo basado en la experiencia personal. Voy pelando capas de cebolla con cada disco: conociéndome más, viendo de qué cosas me sale hablar y de cuáles no. Aún me impresiona que del otro lado haya un interés tan lindo y genuino en lo que voy contando, porque son cosas súper personales, pero hay correspondencia.

SPE: ¿Cómo vivís la vulnerabilidad de volcar tus emociones a algo que va a escuchar otra persona?

SM: Es un trabajo constante porque uno se expone. Después te das cuenta que del otro lado no te juzgan, más bien hay un reconocimiento por ser sincera. Tampoco es que yo esté revelando mis secretos más oscuros o que mi vida sea tan interesante. Cuento cosas que le pueden pasar a cualquiera y ahí es donde conectamos. Todos hemos sentido alegría, angustia, soledad y aburrimiento. De todos modos, siempre es un desafío. A veces, uno tiende a quedarse en cosas más superficiales, pero está bueno ir calando cada vez más hondo.

“Estoy disfrutando decir que tengo un Niceto e ir cantando las pequeñas victorias en el camino al show”

SPE: ¿Siempre pensaste en profesionalizar tu pasión por la música?

SM: Es algo que se fue dando. Al principio no lo pensaba como una carrera; empecé a considerarlo después de muchos años. Arranqué con un deseo muy fuerte de subir a un escenario y entretener, como un sueño de la infancia. No sé si es porque soy la más chica de cuatro hermanos, pero de alguna manera quería llamar la atención [risas]. Cuando terminé la secundaria, mi familia estaba en negación total y no me tomaron muy en serio, pero me dieron el lugar. “Vamos a esperar que se le pase”, por ahí lo pensaron así. Pero lo lindo es que me apoyaron más allá de las dudas de si esto iba a ser mi profesión. Su contención es muy importante y me bajan a tierra, porque, después de algún viaje largo o muchos shows, me mareo y necesito tocar base.

SPE: ¿Qué desafíos trajo que esto se haya vuelto una carrera?

SM: Cuando se volvió profesional tuve que aprender otro tipo de cosas, como lidiar con la ansiedad de querer resultados inmediatos. Ahora, con un cuarto disco, la vara está más alta, tanto en composición como en la producción, y me pongo más exigente conmigo. Viajar más es divertido, pero también más cansador. Empecé a tocar en lugares donde ni siquiera que arranco de cero, arranco en menos diez, pero me encanta y entiendo que son los gajes del crecimiento. Por otro lado, ahora soy parte de Sony Music, y es como si tuviera un acoplado en mi pequeño carro que empuja para adelante conmigo. Yo no sabía cómo iba a ser firmar con un sello a nivel decisiones artísticas, pero me dan total libertad, respetan mucho mi visión y, cuando firmamos, me dijeron desde el día uno que “lo que queremos es lo que ya vemos”. No querían cambiarme, eso quizás se daba en otra época, porque ya los sellos no tienen ni el tiempo ni las posibilidades de agarrar a un artista y transformarlo tanto. Van por alguien que tenga su potencial e identidad asentados.

SPE: ¿Qué nos podés anticipar de tu primer show en Niceto?

SM: Habrá invitados especiales y tenemos canciones nuevas para tocar. La banda es la misma de siempre, unos músicos grosos. Mucha música, mucha fiesta. La verdad que estoy muy entusiasmada. Hay un deseo de disfrutarlo desde toda la previa, porque si lo dejo solo a esa noche, ¡qué pena! Estoy gozando de esta nueva etapa, de decir que tengo un Niceto e ir cantando las pequeñas victorias en el camino al show. A la vez estoy concentrada en terminar el disco, entonces hacerlo en un momento de mucho trabajo me tiene muy contenta.

* Silvina Morenó se presentará el 27 de septiembre en Niceto Club. Podés adquirir tu entrada hacienco click acá.