Juez retira el caso de interferencia electoral de Trump en Georgia y otros 16 del juicio que comenzará en octubre

Está previsto que Kenneth Chesbro y Sidney Powell vayan a juicio el 23 de octubre.

El juez que supervisa el caso de interferencia electoral en Georgia desestimó el caso y ordenó que 17 acusados, incluido Donald Trump, no serán juzgados el 23 de octubre, junto con los acusados ​​de juicio rápido Kenneth Chesbro y Sidney Powell.

El juez Scott McAfee dijo que separar a los 17 acusados ​​restantes era «una inevitabilidad práctica y logística» y no descartó la posibilidad de que se necesitaran «secciones adicionales» más adelante.

Sin embargo, el juez dijo que cualquier acusado que no renunciara a su derecho a un juicio rápido antes del 23 de octubre se uniría «inmediatamente» al juicio. Trump ya renunció a sus derechos de juicio rápido.

La fiscal de distrito del condado de Fulton, Fannie Willis, intentó que los 19 acusados ​​del caso fueran juzgados juntos, argumentando que múltiples juicios crearían una «tremenda tensión» en el tribunal.

McAfee, en su fallo, citó cuestiones de debido proceso y descubrimiento de prueba sustancial en el caso.

«La alarmante capacidad del tribunal para proteger los derechos al debido proceso de cada acusado garantiza que la vía acelerada actual proporcione un precedente suficiente, si no decisivo, para respaldar la indemnización», decía su orden.

El juez planteó varias preocupaciones logísticas sobre el juicio de 19 personas, diciendo que la sala del tribunal «no era lo suficientemente grande para albergar a los 19 acusados».

READ  Devin Haney vs. Ryan García: actualizaciones en vivo ronda por ronda

Trump y otras 18 personas se declararon culpables de todos los cargos en una importante acusación de fraude en Georgia que supuestamente intentó alterar los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

El expresidente sostiene que sus acciones no fueron ilegales y que la investigación tuvo motivaciones políticas.

Chesebro fue acusado en la acusación del fiscal de distrito de crear una estrategia para utilizar los llamados «votantes alternativos» para evitar que Joe Biden obtuviera 270 votos electorales, pero sus abogados argumentaron que la medida estaba justificada porque Chesebro, quien trabajó para Trump, actuó. «Cumplimiento de su deber como abogado para con su cliente».

Powell está acusado de conspirar con otros coacusados ​​para cometer fraude electoral al alentar y ayudar a las personas a manipular marcadores de boletas y máquinas dentro de una oficina electoral en el condado de Coffee.

Chesbro, como parte de su defensa, presentó una moción solicitando al fiscal del distrito que revelara las identidades de 30 cómplices no acusados ​​nombrados en la acusación, y los fiscales dijeron a McAfee que lo harían en la audiencia del jueves.

Los nombres se compartirán con seguridad bajo una orden de protección, por lo que no se harán públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *