UNOS MATES CON MILKY CHANCE

Los boludos de La Boca ahora son independientes

El primer recuerdo que Clemens Rehbein tiene sobre Argentina lo resume con un sonriente “Fuck”. Unos segundos después agrega acongojado: “Acabamos de aterrizar y el show se cancela (habla del Lollapalooza que Milky Chance compartía con Pearl Jam). Igual terminó siendo un buen día”. Cuenta que aprovecharon a recorrer la ciudad y que, pronto, los cuatro fans que se encontraban esperándolos en el hotel se convirtieron en decenas: “Se ve que están muy conectados”, dice con una ingenua sorpresa que resulta encantadora.

 


Su fotógrafo es mitad español y los ayudaba con los copies

“Tenemos más responsabilidad, pero también más control; el negocio cambió, cada vez somos más los independientes”

 

Reconoce que querían realizar un show gratuito como respuesta, cual vaticinado en sus redes, pero mientras resolvían la logística les confirmaron su temor: razones contractuales no les permitían tocar fuera del Lolla, una práctica común de las giras festivaleras. “Nos quedamos con las ganas, pero pasamos un momento súper lindo con los fans”.

La figura del mate es metafórica: el cantante y compositor se encuentra en Alemania y allí son las 12 de la noche, pero nuestra charla tiene ese espíritu relajado que la infusión de yerba suele acompañar. Es la última nota de la jornada y, aunque no se muestra cansado, tampoco se lo ve fresco como una lechuga. Parte de esta humildad se condice con el hecho de que ahora dirige su propio sello, por el cual estrenaron el single ‘Colorado’: un estribillo pegadizo que juega con el high de la marihuana (legal) y la naturaleza geográfica del estado norteamericano. “Nos gusta tener que encargarnos de todo, lo decidimos con nuestro mánager y equipo íntimo durante la cuarentena. Maduramos, aprendimos de errores y llegamos al punto donde dijimos: «si vamos a hacer esto por los próximos 10 o 15 años lo vamos a hacer de nuestra forma». Tenemos más responsabilidad, pero también más control. El negocio cambió y no necesitás una empresa grande para hacer las cosas, cada vez somos más los independientes”.

Componer en inglés no fue una decisión consciente para él. Le parece que es muy natural que cante en ese idioma porque el 99% de la música que siempre escuchó, y los artistas de los cuales aprendió, cantaban en esa lengua. Al principio quizás, y solo si se le pregunta, recuerda vagamente haber pensado algo en alemán y luego estructurarlo en inglés; en su mayoría, sin embargo —y más aún con el correr de los años—, todo pensamiento compositivo se estructura en el idioma aprendido. Su hit viral ‘Stolen Dance’ era solo una de las canciones que tenían, nunca pensó que esa en particular fuera a ser la principal razón del éxito inmediato, ni la prefiere en particular por sobre sus otros temas.

Le pregunto si podría asociarme una sola palabra a cada uno de sus tres discos, y se pasa un largo rato pensando, sin poder dar con una respuesta que pareciera ser la misma si se le preguntase en una semana. No es desinterés, realmente lo desafía la consigna. Si hay algo que sorprende es la genuina atención del artista por responder sinceramente cualquier tipo de pregunta, una figura sin nada que esconder, sin aires sobradores de grandeza, un artista feliz de discutir su arte y renovada cultura DIY (de hacerlo uno mismo).

¿Cuál sería la última canción que escucharía antes de morir? Se queda pensando y elige ‘Depth Over Distance’ de Ben Horward. “«Quizás seamos demasiado jóvenes para entender este camino que andamos» versa la canción. La vida es demasiado amplia como para conocerla entera, la vamos descubriendo a medida que pasa. Para mí eso es muy importante, me refleja”.

Milky Chance se prepara para lanzar su cuarto disco de larga duración, por primera vez bajo su propio sello independiente. Estarán de gira por Norteamérica y Europa; el año entrante podría existir una esperanza para Sudamérica, si la caja de Pandora se cierra. El conjunto busca reducir la huella de carbono de sus giras mediante la plantación de árboles bajo la iniciativa Milky Change.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *