UN FESTEJO UTÓPICO JUNTO A AINDA EN EL KONEX

Un cumpleañitos lleno de invitados y baile

El patio del CC Konex se puso elegante y sacó sus más finos trapos para recibir el primer año de Millones (2020), álbum que fue un parteaguas luego de un año de muchas incertidumbres y un maremágnum de emociones. Por ende el festejo se tuvo que hacer a lo grande y en presencia al público. El comienzo del show parecía una postal en movimiento. Mientras los fanáticos iban entrando y encontrándose con sus amigues, el cielo se tornaba a un color anaranjado acompañando a los últimos rayos de sol que dejaba a su paso el atardecer. Pero sin dudas Paz Carrara le dio ese toque final de perfección cuando se sube al escenario con su guitarra en mano para darnos la bienvenida. La creadora de hits como  ‘Jardín’, ‘La Lluvia’ y ‘Rada’, amenizó la espera de Ainda y se llevó la ovación del público que no tenía el placer de conocerla hasta ahora. 

Llegó el momento. La gente se empezaba a amontonar en las vallas para estar aún más cerca de los músicos. Entre aplausos y gritos de euforia, los artistas se iban subiendo al escenario con ‘Un Día Más’, que sonaba de fondo como si fuera una cinta de cassette rebobinanda hasta llegar a ‘El Equilibrio’,  tema elegido para abrir. La energía de esa canción no se comparaba con la de Esmeralda Escalante, vocalista de la banda, que recorría el espacio de punta a punta con saltos y volteretas, haciendo que todo el lugar quisiera estar ahí junto a ella haciendo lo mismo. Esme no estaba sola, la acompañaba su otra mitad Yago Escrivá en voz y guitarra, Bruno Dante en batería, Pablo Giménez en bajo, Gimena Alvarez en teclado e Ine Maguire en coros.

La catarsis se ve reflejada en cada letra como método de superación

Un “canten Dopamina, por favor”, envolvió el lugar y todxs nos vimos representados en esa voz sin identidad que salía del tumulto de gente. Ese pedido fue cumplido y pudimos cantar su más reciente lanzamiento producido por Pablo. Le siguió ‘El Extraño’, sencillo del disco Animal (2018), dejando que la voz de Yago tome protagonismo y se robe nuestros corazones con su dulzura. El show agarra por otro camino y el ambiente se vuelve más íntimo. El escenario se transformó en un living y un sillón negro se materializa en el medio del lugar, y en él solo se encuentran los dos frontman sentados con una guitarra acústica haciendo repaso a sus anteriores discos Uno (2013) y Segundo (2015). 

¿En qué clase de fiesta no hay invitados? En ninguna. La primera aparición se llevó todos los gritos del público porque era, sin tanto alardear, Zoe Gotusso y Diego Mema. “Si hay error, bienvenido sea”, pronunció Zoe antes de regalarnos una versión de ‘Amándote’ junto a Esmeralda, también se sumó Paz a esta rancheada improvisada bajo un cielo estrellado.

Fuimos pasando por muchos estados y niveles de energía a medida que iba fluyendo el concierto, y el tiempo se pasó volando. No queríamos que esto se terminara porque quedaba mucho por soltar. La catarsis se ve reflejada en cada letra de Ainda como método de superación. No se puede explicar, se siente en el aire y esa noche hubo mucha liberación de energía. Y se sintió muy fuerte a la hora de cantar ‘Lo Que No Quiero’.

El final era inevitable y casi estábamos llegando a él, solo quedaban un par de temas y el último invitado Facundo Castaño Montoya de El Zar hizo presencia en ‘Primavera’, canción que destronó a ‘Recuerdos de Ypacaraí’ como la más reproducida de su Spotify en muy poco tiempo. ‘Maremagnum’ fue el tema elegido para cerrar la noche. Pero sin dudas Zoe Gotusso se lleva la conclusión más emotiva cuando se vuelve a subir al escenario, pero con una torta de cumpleaños con la portada de Millones, haciendo que todos los partícipes del álbum canten y soplen la vela. Un festejo bien recibido por todos los presentes.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *