TRINILAV: ¿CÓMO SUENA EL PRIMER AMOR?

Martes melancólico en Strummer Bar

Quien escribe ha tratado de analizar en numerosas ocasiones qué tiene la música de Trinilav que la vuelve tan atrayente. Su último álbum, Ya Vuelvo (2021), reúne un conjunto de canciones perfectas para musicalizar las historias de amor más intensas y desgarradoras. El escenario de Strummer Bar y todes quienes fueron esa noche a escucharla cantar fueron testigos de un momento mágico: se sintió como si los recuerdos de aquellos primeros amores que han dejado huella en la vida de muches se hubieran convertido en canciones. 

Sus letras son un disparo directo al corazón

‘Preocupamiento’ fue el tema elegido por la artista para comenzar. El formato de banda completa logró hacerle justicia a la versión grabada de la canción, dándole mucha más fuerza y contundencia. Las vibras rockeras se fusionan con la voz de Trini de forma perfecta, logrando un sonido dulce y potente a partes iguales. Las letras fueron las protagonistas de la noche: “me preocupo por vos, me pregunto si estarás bien. Y seguro que estas okey, pero bueno, ¿mirá si no?”. Las contradicciones inherentes a los primeros encuentros con un otre que nos descoloca y nos hace replantearnos aquellas convicciones que creíamos arraigadas. El preocuparse por alguien que quizás es aún une extrañe, el tratar de controlar esa intensidad y el autoconvencerse (con el “¿mirá si no?”) que nuestro accionar está plenamente justificado. 

Los primeros acordes de ‘Trini al Cuadrado’ nos predisponen para un estado de ánimo completamente diferente. Tema de ruptura, o de despedida quizás, es muchísimo más melancólico que el anterior. “Te señalé mi corazón, pensé que lo querías cuidar. Tomé yo esta decisión y ahora me quiero matar”, para terminar rematando con “ya sé, te pedí un montón. Creí que ibas aguantar (…) y ahora te quedás atrás”. Creo que el principal valor que tienen estas líricas es su simpleza: son un disparo directo al corazón. Sin tapujos, sin adornos, Trini logra con dos frases expresar un sentimiento muy profundo y complejo: la despedida y la tristeza que eso conlleva. El haberse metido voluntariamente en un vínculo y el salir de él con decisión y desolación. 

La crudeza de las letras y las vibras rockeras la convierten en una de las artistas más prometedoras de la escena

‘Ya Vuelvo’ es el tema que da inicio al disco y uno de los favoritos de quien escribe. “Me cansé de escribir tanto de amor”, canta Trini en la primera estrofa. Es irónico, casi como un guiño al oyente, comenzar un disco lleno de canciones de amor con esa frase. Nuevamente la contradicción, o quizás la rebeldía contra una misma: el estar cansada de algo pero hacerlo igualmente, por un bien mayor. ‘Perdida’ difiere un poco de las canciones anteriormente mencionadas. Lo entiendo como una carta al propio yo: “pienso que quiero ser algo que no puedo ser (…), tengo miedo de estar dibujándome”. La metáfora del dibujarse a sí misma, de crearse y creerse una fantasía inventada y alejarse de la realidad. El miedo que conlleva la posibilidad de vivir atrapada en esa irrealidad y la búsqueda del propio ser se reflejan en estas líricas. “Siento que si no me quiero me voy a morir”, canta en otra de las estrofas. Nuevamente la referencia a la muerte, al desaparecer, al abismo.

El punto cúlmine de la noche fue la performance de ‘Sentido’. “Me da terror el camino de ir a buscarte”, canta la artista. Otra vez la contradicción, la puja entre la racionalidad y los sentimientos. El querer y el sentir enfrentados en una lucha constante en la cabeza de quien narra. La noche siguió con ‘Cosquillas en la Panza’ y finalizó con ‘Que Tanto te Gusta’. 

Es claro que el inicio del proyecto solista de Trinilav con Ya Vuelvo fue contundente. La crudeza de las letras, las vibras rockeras y una voz que acompaña cada sentimiento narrado la convierten en una de las artistas más prometedoras de la escena. Sólo queda escuchar en loop este disco a la espera de nuevo material y no perderla de vista: esta piba tiene todo para romperla. 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE