THAT THING YOU DO!: DE LA RADIO AL ESTADIO

¿Cómo triunfar con tu banda en plena beatlemanía? Tom Hanks te lo enseña

That Thing You Do! (1996) sigue a Guy Patterson (Tom Everett Scott), un joven de Pennsylvania que trabaja de día en la tienda de electrodomésticos de su padre, pero de noche le da duro a la batería. Su oportunidad de brillar llega cuando el baterista de la banda local The Wonders se rompe el brazo y Patterson se une a ellos para tocar en un concurso de talentos. El público queda fascinado cuando él cambia el tempo original de la canción elegida para la presentación, lo que enfada al cantante (quien compuso la «balada» en cuestión), pero les asegura la victoria con lo que luego se convertiría en un  éxito.

“EN LOS ‘60 LOS VIDEOS MUSICALES TODAVÍA NO ESTABAN EN AUGE Y «PEGARLA» ERA SONAR EN LA RADIO”

 

El tema que da nombre a la película fue compuesto por Adam Schlesinger, miembro de Fountains of Wayne e Ivy, y Tom Hanks —que se desempeñó como director y escritor del film— quedó fascinado al escucharla. Esta producción no sólo nos presenta la historia de una banda one hit wonder, sino que también logra recrear el día a día de la escena musical sesentera: micrófonos compartidos, bailarinas en las presentaciones de televisión y trajes a juego.

La historia de los protagonistas continúa entonces con el encanto típico de la época: en los ‘60 los videos musicales todavía no estaban en auge y «pegarla» era sonar en la radio. Es así que el grupo llama la atención de Mr. White (interpretado por Hanks), quien los lleva a la tele y luego de gira por todo Estados Unidos.

That Thing You Do! tiene raíces «beatle» por donde se la mire y, según cuenta su director, la película se inspiró en el boom que tuvo la banda de Liverpool después de que Pete Best fuera reemplazado por Ringo Starr. Además, el representante de la banda ficticia está inspirado en la figura de Brian Epstein, mánager de los británicos desde 1962 hasta 1967. Para que las tomas sean convincentes y continúen esta ilusión de que podría tratarse de una historia real, los actores que interpretan a The Wonders tomaron clases individuales de sus respectivos instrumentos.

Tanto si sos fan de los Fab Four como si no, la película maneja un buen ritmo y la puede disfrutar cualquier aficionado de la música. Hasta los miembros de la banda lograron tal conexión que se reunieron 20 años después en el escenario para re-interpretar el éxito del film.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *