SLING: CLAIRO NOS VUELVE A ROMPER EL CORAZÓN

De la mano de Jack Antonoff y con coros de Lorde nada puede salir mal

El universo sonoro y lírico de Clairo no deja de expandirse. A dos años del lanzamiento de Immunity (2019), su último material discográfico, la artista nos presenta Sling, un álbum lleno de poesía y nostalgia. De la mano del productor Jack Antonoff (quien también trabajó en proyectos de Taylor Swift y Lana del Rey) y con coros de Lorde, este LP aborda muchísimos tópicos: problemas de salud mental, presiones de la industria de la música, cuestionamientos hacia la maternidad y los típicos dramas amorosos.

La intro de Bambi’, primera canción del disco, prepara a los oyentes para un viaje al interior de las emociones más crudas y hermosas que puede tener una joven de 22 años. Un solo de piano y un susurro de Clairo al oído son más que suficientes para sumergirse en este mundo. El comienzo de la canción es contundente: “Estoy entrando en un universo diseñado en contra de mis propias creencias”. El track, al igual que ‘Management’, el último del álbum, habla sobre la industria de la música y lo extraño que fue para una adolescente de 18 años ser arrojada al interior de un sistema que no entendía y que no estaba preparada para afrontar. 

 

En Blouse’ también se abordan estos tópicos, pero desde una perspectiva femenina. El track habla sobre la hiper-sexualización que sufren las mujeres en la industria, y la manera en la que muchas veces sus opiniones son tomadas como irrelevantes. El primer vistazo que tuvimos del disco fue en junio de este año, cuando la cantante se presentó en el Show de Jimmy Fallon solamente con su guitarra y nos brindó una performance increíble de esta canción.

Clairo ha afirmado que el track describe una típica situación profesional: ella se sienta a una mesa para charlar sobre cuestiones laborales y observa a algún colega masculino mirando a través de su blusa. Escucharla es como leer un cuento, en el que el oyente verdaderamente quiere que la protagonista enfrente a quien sea que se está aprovechando de ella. La situación es desesperante, porque al final ella se rinde. 

La estructura de las canciones, la instrumentación y las letras nos muestran a una artista mucho más madura y segura de su estilo

La maternidad es otro de los grandes tópicos que se abordan en este disco. En ‘Reaper’ podemos sentir la ansiedad que le provocan las expectativas sociales de convertirse en madre algún día: “Nací para ser alguien, luego alguien sale de mí”. Sin embargo, nada de eso sucede aún. Y la protagonista sabe que preocuparse de antemano es en vano: “Te ahorraré dolor, puedo sentir mi vergüenza entrar por esa puerta. No puedo arruinarlo si no está ahí en absoluto”. 

Clairo ha afirmado en repetidas oportunidades su deseo de asentarse, de pasar más tiempo en su hogar junto a su familia. Esto se observa  en canciones como ‘Zinnias’, ‘Amoeba’ o ‘Joanie’. 

Siguiendo la línea narrativa de ‘Alewife’ (primera canción de su disco anterior), la salud mental no quedó fuera de este nuevo material. Sin embargo, el panorama parece haber cambiado. En ‘Just for Today’ se narra la noche en la que se unió a la Linea Nacional de Prevención del Suicidio luego de tener un ataque de ansiedad. En relación a este track, Clairo ha afirmado que recurrir a la Línea fue un momento crucial, en el que se dio cuenta que estaba tratando de sentirse mejor: “Mami, me temo que he vuelto a hablar con la línea directa. Reservé el mes de febrero para tener apoyo. Al menos este año no preocuparé a nadie en la gira”.

El progreso es evidente: la estructura de las canciones, la instrumentación y las letras nos muestran a una artista mucho más madura y segura de su estilo. Con este álbum Clairo demuestra que ya no es la adolescente que saltó a la fama con el video viral de ‘Pretty Girl’, sino que se ha convertido en una de las grandes promesas de la escena indie actual. 

 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *