MONTEREY POP: EL PRIMER FESTIVAL DE ROCK

La generación de los baby boomers también sabe divertirse

Monterey Pop (1968) es un documental que recopila diferentes actuaciones del Monterey Pop Festival, que tuvo lugar entre el 16 y el 18 de junio de 1967. Con más de 50 mil personas por día, el evento es considerado el primer gran festival de rock y precursor de Woodstock. A lo largo de estos tres días, los principales referentes musicales de California, Nueva York y el Reino Unido brindaron shows que, gracias a la televisión y a este largometraje, catapultó a la fama a diferentes bandas emergentes de los ‘60.

Dirigido por D.A. Pennebaker, los 80 minutos de película no solo nos suben a los escenarios de los músicos, sino que también nos muestra el detrás de escena de la organización (a cargo de John Phillips de The Mamas & The Papas, el productor Alan Pariser y el publicista Derek Taylor) y la expresión de la «contracultura» pacífica del hippismo. Según la policía de Monterey, no se registraron víctimas de sobredosis o violencia ni heridos, y no se realizaron detenciones. Este último punto fue clave para que otros organizadores vean posible llevar a cabo este tipo de eventos multitudinarios.

 

“La actuación de Ravi Shankar duró más de cuatro horas y obtuvo la ovación más acogedora del festival” 

 

Va a ser como Pascuas, Navidad y Año Nuevo, todo junto; escuchar todas estas bandas en el mismo lugar es un montón”, cuenta a cámara una recién llegada al festival. Desde el granulado de la imagen hasta la moda colorida de los asistentes reflejan el imaginario actual que se tiene de esta década. Si bien no participaron The Beatles ni The Rolling Stones (aunque Brian Jones fue parte del público), Inglaterra brilló con el explosivo espectáculo de The Who.

 

“Jimi Hendrix prendiendo fuego su guitarra se volvió una postal icónica del Verano del Amor del ‘67”

 

De igual manera, la armonía colectiva, la psicodelia y el arte están presentes en Monterey Pop, siendo el broche de oro del documental la actuación de Ravi Shankar, la cual duró más de cuatro horas y obtuvo la ovación más acogedora por parte de la audiencia. Con su música de fondo, se muestran la venta de folletos acerca de la música india y japonesa, pósters artísticos y jóvenes rezando durante su performance.

Pero quizá lo más valioso del documental sean las reacciones de los presentes. Tanto la cara de sorpresa de Mama Cass al presenciar a Janis Joplin cantando ‘Ball ‘n’ Chain’ con su conjunto Big Brother and The Holding Company, como los espectadores de Jimi Hendrix que vieron asombrados cómo prendió fuego su guitarra, se volvieron con el tiempo icónicas postales del denominado «Verano del Amor del ‘67».

Además de los ya mencionados, también aparecen en escena Scott McKenzie, Canned Heat, Hugh Masekela, Jefferson Airplane, Country Joe and the Fish, el dúo Simon & Garfunkel, el cantante de soul Otis Redding y los ingleses Eric Burdon & The Animals, quienes interpretaron el clásico stone ‘Paint It Black’.Pennebaker (fallecido el año pasado) logró capturar la esencia de Bob Dylan en Don’t Look Back (1967), lo mejor del alter ego de David Bowie en Ziggy Stardust And The Spiders From Mars (1973), pero con Monterey Pop logró llegar más lejos. Ya sea como documento histórico o como aftermovie, este documental emociona y aún 50 años después sigue sorprendiendo, al igual que a esos primeros fans que fueron a ver una banda y se llevaron una docena de grupos anotados para comprar sus vinilos. Y también, para que cuando nombremos la década de los ‘60, además de Woodstock, también pensemos en el legendario Monterey Pop.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *