RAYOS LÁSER Y LA OSADÍA DE LA INTROSPECCIÓN

Una noche con la banda cordobesa en Camping

Con la liberación de las restricciones (y la eliminación de las tan odiadas burbujas) escuchar música en vivo vuelve a ser tan placentero como antes. La presentación de Rayos Láser en Camping contó con ese plus, y con dos factores que hicieron que su show destaque por sobre los demás: un público ávido de poguear y unos increíbles arreglos de luces. 

El tema elegido para comenzar fue ‘Nuestra Historia’, track perteneciente a El Reflejo (2020). El nombre del álbum (enteramente creado en pandemia) es bastante ilustrativo del concepto que engloba. Los reflejos como formas de conocernos a nosotros mismos pueden darse tanto a nivel individual (puro trabajo introspectivo) como en el contacto con les demás. Siguiendo esta idea, las canciones ponen sobre la mesa diferentes situaciones que atraviesan lo vincular desde el lado más personal y sincero. El clásico “no sos vos, soy yo” puede notarse en algunas letras, en las que lo más importante es lo que el vínculo genera en el narrador a nivel interno. 

Hay muchas formas de escaparle a la melancolía, y la música es una de ellas

Todos los asistentes participaron de ‘Lo Mejor Para Mí’, un tema profundamente movilizante. El narrador parece resignado ante la pérdida del ser amado, y se despide buscando priorizarse a sí mismo, sus deseos y su bienestar emocional. El clima pareció cambiar en el patio de Camping apenas sonaron los primeros acordes. Comenzó a soplar un viento fresco, y los asistentes parecían hipnotizados, profundamente involucrados y fusionados con la música. El “está bien” de la letra se repite como un mantra, quizás una manera de autoconvencerse de que al final todo se resuelve. 

La sensibilidad y la introspección que caracteriza al grupo es evidente desde la primera canción que compusieron: ‘Me persigue’ de su disco Rayos Láser (2013). Contrario a lo que uno podría esperar del primer álbum de una banda de pibes, este track no habla sobre el amor sino sobre algo muchísimo más profundo. El miedo y la tristeza parecen acosar al protagonista y atacarlo por todos los frentes. “Como cambiar de parecer sin asustarme. Una canción puede ayudar a relajarme” canta Tomás Ferrero. Hay muchas formas de escaparle a la melancolía, y la música es una de ellas. 

“Quienes hayan venido al Konex saben que se viene una parte especial del show. Busquen a su ser querido, ser querida. Se viene el momento más introspectivo” declaró el vocalista al tiempo que iniciaban los primeros acordes de ‘Piel Dorada’. Se trata de una letra de amor que se sale de los lugares comunes evocando la paz y la tranquilidad que genera el ser amado en une. Nuevamente, el vínculo analizado desde el propio ser, no desde el otre. 

La introspección contagia, te hace saltar y querer gritar todo lo que sentís

“La pandemia fue diferente para nosotros. Nos ayudó a conectarnos” declaró el frontman. “Poder tocar en Buenos Aires tan seguido y que sea así es algo que siempre soñamos. Gracias, de verdad”. 

El recital terminó al ritmo de ‘Ya Me Hiciste Mal’ y ‘Se Borró’, tema cuyo videoclip se había estrenado esa misma tarde. Es muy difícil definir el estilo musical del grupo, pero la vibra que emanan las canciones y lo que generan en la gente es muy evidente: la introspección contagia, te hace saltar y querer gritar todo lo que sentís. Conviene no perderles el rastro: este excelente show en Camping fue el inicio de un camino que solo puede mejorar. 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE