RANDOM ACCESS MEMORIES: LA GRAN VUELTA DE DAFT PUNK

El álbum que redefinió la música comercial

Tan solo un año después de terminar su gira Alive 2006/2007, el dúo francés Daft Punk ya tenía su mente puesta en el sucesor de Human After All (2005). Acostumbrados a los demos y samples, tanto Thomas Bangalter como Guy-Manuel de Homem-Christo buscaban probar algo nuevo dentro de su carrera: músicos sesionistas para tocar en vivo, orquestas y un uso limitado de instrumentos electrónicos.

¿Qué los llevó a tomar esta decisión? Por un lado, la creencia de que con la tecnología no se necesita ser músico o ingeniero para hacer buenas canciones, solo saber usar la computadora, aunque terminan sonando todas iguales. Por el otro, contemplaron todo lo que lograron en su carrera. “Como amantes de la música, notamos que no es común que las bandas que pasan 20 años juntas saquen buenos discos nuevos. Teníamos que encontrar una forma de romper esa maldición”, pensó Bangalter.

Uno de los primeros en sumarse al proyecto de Random Access Memories (2013) fue Nile Rodgers: el legendario guitarrista le aportó el ritmo funk a ‘Give Life Back to Music’, ‘Lose Yourself to Dance’ y a ‘Get Lucky’, el track más exitoso del LP. Sus partes fueron grabadas en los reconocidos Electric Lady Studios de Nueva York, donde curiosamente Rodgers grabó con Chic su primer single.

Bangalter contó que tomaron como modelo álbumes como The Dark Side of the Moon (1973) de Pink Floyd. “Los discos más importantes de la música, ya sean The White Album (1968), Sgt. Pepper (1967), Quadrophenia (1973) o Tommy (1969), son los más locos y los que te hacen viajar”. La producción contó con la masterización de Bob Ludwig (que trabajó con Queen, Jimi Hendrix, Nirvana, entre otros) y el ingeniero de sonido Peter Franco, colaborador de Daft Punk desde 2008. “Hay canciones que pasaron por cinco estudios en dos años y medio”, agregó, enfatizando en el intenso trabajo de edición de su obra.

Otro de los grandes homenajes va dedicado a la música disco. Acerca de ‘Giorgio By Moroder’, el compositor italiano que da nombre a la canción contó que los franceses sólo le pidieron grabar un monólogo sobre de su vida, luego ellos sabrían qué hacer con el resto. Para muchas de las canciones, se grabaron efectos de sonido con la ayuda de expertos de Warner Bros, siendo ‘Touch’ el tema más complejo con 250 elementos distintos. De Homem-Christo lo definió como “la base del álbum”, mientras que el medio musical Pitchfork lo comparó con “el alucinante tema beatle ‘A Day in The Life’”.

“‘GET LUCKY’ MARCÓ EL CAMINO PARA QUE OTROS ARTISTAS PRUEBEN LA FÓRMULA DEL FUNK”

 

Pero la colaboración que sobresale por el resto es la de Pharrell Williams. El cantante de 47 años se cruzó con los franceses en la fiesta de lanzamiento del disco MDMA (2012) de Madonna. Extrañado porque aquella creación de la reina del pop no fue producida por ellos, el dúo le reveló a Williams que estaban trabajando en algo nuevo. “Cualquier cosa que hagan, llámenme; puedo tocar la pandereta si quieren”. ¿La respuesta? “Estaremos en contacto”.

En el álbum, el músico estadounidense brilló con su voz en ‘Lose Yourself to Dance’ y rompió récords con ‘Get Lucky’. Este último, 48 horas después de su lanzamiento, ya había conseguido vender más de 38 mil copias en Francia y 50 mil en el Reino Unido, siendo su hit más exitoso desde ‘One More Time’, del histórico Discovery (2001).

La canción fue aún más lejos y marcó el camino para que en los siguientes años muchos otros artistas prueben la fórmula del funk. Entre ellos, se destacaron canciones como ‘Uptown Funk’ de Mark Ronson y Bruno Mars, ‘I Feel It Coming’ de The Weekend (que cuenta con la participación de Daft Punk) o incluso bandas más asociadas al pop-rock, como ‘Hard Times’ de Paramore y ‘Adventure of a Lifetime’ de Coldplay.

El LP no incluyó una gira mundial, pero sí una webseries donde los artistas invitados cuentan cómo fue el proceso de su creación. Entre ellos aparecen Panda Bear, Todd Edwards, DJ Falcon, Chilly Gonzales, Paul Williams, Nathan East, y los ya mencionados Giorgio Moroder, Pharrell Williams y Nile Rodgers.

En 2014, Random Access Memories obtuvo tres Grammys: Álbum del Año, Mejor Álbum de Electrónica y Mejor Arreglo para Álbum. Además, debutó como número uno en las listas de más de 30 países y la crítica sólo tuvo elogios para este disco que, sin dudas, fue uno de los más influyentes de la década.

El último trabajo de Daft Punk hasta la fecha cumple hoy siete años, pero el legado de sus canciones es atemporal: no sólo demostró que los robots pueden salir de su zona de confort (o su piloto automático), también rinde homenaje al pasado y suena al futuro. Y con vueltas así, la espera vale la pena.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *