RAMIRO AGUIRRE: “QUIERO ENTRAR AL MAINSTREAM DESDE LA VARIEDAD”

Osado e innovador, Ramiro nos muestra una nueva forma de lanzar un single.

Ramiro Aguirre presentó ‘Te Quiero de Verdad’, su nuevo single (o disco) que lanzó en español, ruso, japonés, portugués, árabe, yoruba, hebreo, alemán, italiano, francés, inglés, griego, chino, hindú y coreano. Si, una canción en 14 idiomas.

SPE: No es normal que la misma persona cante todas las versiones de su propia canción en distintos idiomas. ¿De dónde nace esta idea?

Ramiro Aguirre: Intenté no hacer lo obvio. Para empezar, tomé un sentimiento universal como es el amor, que se siente acá, en Nigeria y en Israel, e intenté que la mayor cantidad de personas posibles pudieran entender lo que quiero decir. Siempre pensé en lo interesante que sería escuchar un tema de Serú Girán en árabe o un tema de Los Redonditos de Ricota en ruso, por lo que me pareció divertido intentar hacer que dos cosas con las que todos tienen contacto, como la música y el amor, fueran universales a través del lenguaje. Era algo que no había visto antes y tenía ganas de patear el tablero.

SPE: ¿Cómo fue el proceso de traducción?

RA: Fue un proceso muy gracioso, porque cada traducción me llevo a distintas historias. Por ejemplo, para la versión rusa me ayudó la mamá de un amigo que nació allá y me contó cómo terminó en nuestro país; para la italiana un amigo tano, pero como no tengo ningún conocido nigeriano que hable yoruba me tuve que ir a tocar timbre a la embajada. Aunque suene raro, me atendió gente muy buena onda y me terminaron dando una clase particular. De todas maneras, me llevó mucho tiempo y trabajo, pero lo disfruté tanto que lo volvería a hacer y en más versiones. La próxima voy a apuntar a lenguajes autóctonos, pero continuando con la idea de que cada canción sea un disco.

“Voy a hacer una canción rollinga, pero con una vuelta de tuerca trapera”

 

SPE: ¿Fue difícil traducir y conectar las palabras con el tempo del tema sin perder la esencia de la letra?

RA: Sí, tuve que cambiar muchas cosas de acuerdo al idioma para que suene bien y hable de lo mismo. Me pasó con la traducción al japonés, en la parte de la canción que dice: “Cada piedra en el camino, cada río que tengamos que cruzar”, ya que la chica que me ayudó, me explicó que para ellos cruzar el río está relacionado a la muerte, y llegar al otro lado es morir. En hebreo no podía cantarle a una persona neutra sino a un chico o a una chica. Con la métrica lo mismo: si quería decir «te quiero» en japonés, métricamente no entraba, por lo que lo tuve que cambiar por algo más parecido a me gustas; o en hindú, que para decir «te quiero» me quedaba una oración gigante, cambiarlo sin alterar el sentido me costó muchísimo. Fue un reto muy grande.

SPE: ¿Con qué nos vas a sorprender en el futuro?

RA: Se viene algo bastante interesante: como noto un gran cortocircuito entre la gente que escucha rock y la gente que escucha trap, ya que cada uno defiende a su género y cree que el otro es basura, se me ocurrió  una canción que mezcle un estilo muy «rollinga», pero con una vuelta de tuerca de sonidos traperos. Quiero hacer algo como lo que hizo Rick Rubin con Aerosmith y Run DMC, fusionar estilos y crear algo nuevo. Espero que termine sonando bien en árabe [risas].

SPE: ¿Podemos esperar un disco con canciones individuales?

RA: Sí, quiero continuar con la premisa de una canción y, cuando ya existan muchas, tener un disco en árabe, otro en hindú y así. También me gustaría formar una banda multirracial y multicultural, cosa que, por tiempos, no pude hacer para este disco. Desde la variedad de la música, y de los componentes del grupo, quisiera entrar en un mainstream que hoy está bastante cerrado al inglés y al español. Ah, y el objetivo es hacer todo esto sin parecer un personaje de Peter Capusotto [risas].

SPE: En noviembre se viene un show en Lucille Bar, pero me imagino que no va a ser una sola canción en muchos idiomas.

RA: Aunque sería una buena manera de poner a prueba al público, no. Mi idea es cantar alrededor de 10 temas en cinco idiomas, pero sin perder de vista la reacción del público. Keith Richards decía que tocar en vivo es un ejercicio para fomentar el vínculo entre el artista y el público, así que le voy a hacer caso y capaz haya alguna votación, para que la gente elija qué canción quiere escuchar y en qué lengua.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *