QUILMES ROCK DÍA 1: GORILLAZ & TRUENO ROMPIERON LA MATRIX

El mítico festival está de vuelta

Charly García tocando Seminare bajo una lluvia intensa, la reunión de Sumo antes de la muerte de Alejandro Sokol y la primera vez en el país de Foo Fighters y Radiohead son tan solo algunos hitos que tiene en su haber el Quilmes Rock. El icónico festival que tuvo su primera edición en 2003 parecía haber terminado en 2013, sorprendiendo con su regreso de manera virtual en 2020 a beneficio. Finalmente, se volvió a realizar de manera presencial en el gran predio de Tecnópolis

Una de las primeras paradas del día fue el escenario Claro donde se presentó Malena Villa, que subió al stage con un conjunto de cuero negro y verde flúor. El comienzo se dio con Sabe Mal‘ mientras un astronauta volaba en las visuales de las pantallas, seguida por ‘Buen Viaje’ de uno de sus últimos EPs Ni Tan Bien (2021). ‘Hoy Qué Haces?’ fue dedicada a su compañero de feat Axel Fiks que no pudo estar presente, pero el que sí subió para cantar su parte fue Kiddo Toto en ‘Mucho’, casi promediando el show. Sobre el final, ‘Lindos Problemas’ fue una de las más cantadas por el público cerquita de la valla que no quería que se terminara la actuación. 

Feli Colina mostró sus raíces salteñas de samba y folklore, con líricas recitadas que son más bien poemas

La próxima estación fue el escenario Enigma para ver la innovadora propuesta de Melanie Williams & El Cabloide. XXX nos dio la bienvenida junto a Denadie con un puente que acelera el ritmo y nos daba una pista de la calidad instrumental que maneja este grupo. El recorrido de Melanie comenzó a los ocho años cuando aprendió a tocar la guitarra y para los 12 ya había sumado piano y batería, eso explica los cambios de rol que la vimos realizar durante su performance pasando por casi todos los instrumentos. Nos regaló su versión de Necesito tu Amor de Charly, uno de sus grandes referentes que influenció su sonido sobre todo si de La Máquina de Hacer Pájaros hablamos. Williams participó más tarde en el mismo escenario de la presentación de LUPE, en un formato de dúo donde ocupó el lugar de la batería. 

Las visuales psicodélicas y los vientos fueron los distintivos que acompañaron todo el concierto de Clara Cava al atardecer. Desierto fue el elegido para el arranque, luego Todos los Fds nos traía un ritmo más reggae para bailar un poco. Su estilo de frasear y contar historias —sobre todo de rollos amorosos—, atrapó a más de un curioso que pasaba a ver quien sonaba y se quedó hasta el final. Feli Colina era una de las artistas imperdibles en las primeras horas de la noche, que estaba de estreno presentando las canciones de su nuevo disco Valle Encantado (2021). Este material navega por sus raíces salteñas de samba y folklore con líricas recitadas que son más bien poemas, manifestándose ya desde el comienzo con Chakatrunka‘. La banda incluyó instrumentos autóctonos como los bombos y chajchas, que se lucieron en Madre‘ y su versión del ‘Carnavalito del Duende’. Otro de los elementos destacados fue su vestuario con botas negras de caña alta y cadenas con gemas brillantes que le envolvían todo el cuerpo.

“Somos muy afortunados de estar acá, siempre son una inspiración para nosotros”

Dirigiéndonos por primera vez en la jornada hacia la otra punta del predio, llegamos para el final de Conociendo Rusia debido a algunos retrasos en los demás stages. El artista cerró su presentación con su versión de Rezo por Vos‘, dedicada a su autor Luis Alberto Spinetta y a Charly. Lo que seguía en el escenario Rock era Virus, en el marco de su gira despedida luego de estar siete años sin tocar.

El grupo gestado en los 80 fue totalmente innovador para la época, tanto por su propuesta de rock fusión con tintes electrónicos como por su vestuario y estética que alcanzó gran popularidad. Nos regalaron muchos de sus clásicos, entre ellos Imágenes Paganas, Pronta Entrega y Luna de Miel en la Mano con Benito Cerati de invitado. Se mostraron visiblemente emocionados recordando toda su trayectoria y extrañando siempre al gran Federico Moura. Han sido la semilla que hizo germinar tal vez a un presente influenciado por su fórmula de sintetizadores junto a voces engoladas. Esta estela puede verse en casos como el de Los Besos —que se presentó más tarde en la jornada del festival— donde reconocemos algunos de esos elementos.

Antes del gran cierre, los uruguayos del Cuarteto de Nos nos trajeron sus extensas líricas que dejó a más de uno sin aire al cantarlas por completo. Su setlist tuvo canciones infaltables como Ya No Sé Qué Hacer Conmigo y Yendo a la Casa de Damián‘, así como también temas de su último trabajo Jueves (2019). De este disco se desprende Contrapunto para Humano y Computadora que se llevó toda la atención de propios y ajenos. Roberto Musso libró una batalla de argumentos con una máquina que le respondía desde la pantalla gigante criticando a los humanos. Finalmente, cerraron su show con Invierno del 92′ y nos dieron la primicia de que se presentarán el próximo 3 de noviembre en el Movistar Arena.

El esperado cierre llegó de la mano de Gorillaz, siendo su segunda actuación en el país luego del Festival BUE en 2017. Dieron comienzo con M1A1‘ (que a su vez toma su primera parte del opening de la película de zombies Day of the Dead de 1985) saludando de una manera un poco creepy, para después subir con el coro. Ver a «la banda de los dibujitos» en vivo no solo se trata de disfrutar de su música, sino que también las visuales aportan una pieza clave, proyectando los videoclips de cada una de las canciones donde vemos a sus alter egos vivir sus aventuras. Allí también vimos aparecer a distintos personajes que se han colado en los clips como Robert Smith (The Cure) convertido en luna en ‘Strange Timez‘ y a Ace de Las Chicas Superpoderosas (1998) en ‘Tranz’. Los toques de color rosa que vimos en el anuncio de su world tour se vieron replicados en pequeños detalles en los outfits de cada miembro del grupo, así como también algunos instrumentos como el bajo y teclados.

Damon tuvo un gran acercamiento con el público bajando varias veces a cantarles a los cercanos a la valla

’19-2000′ fue el primero de los temas más populares del grupo en hacer su aparición donde las coristas se destacaron especialmente. Lo que siguió fue ‘Cracker Island’, un adelanto de lo nuevo de los británicos, finalizando con el pedido de que nos cuidemos entre todes ya que el pogo se estaba poniendo agitado. El clásico ‘On Melancholy Hill’ llegó con la intro presente en el videoclip y Damon Albarn en guitarra acústica, seguida por ‘El Mañana’. Esta última culminó con el agradecimiento a los fans argentinos: “Sinceramente es una noche maravillosa. Somos muy afortunados de estar acá, siempre son una inspiración para nosotros”.

La última parte del show estuvo marcada por los distintos invitados que se hicieron presentes en escena: Bootie Brown en ‘Dirty Harry’ y ‘Stylo’, mientras que ‘Superfast Jellyfish’ y ‘Feel Good Inc.’ contaron con De La Soul. Este último hizo participar a los asistentes que respondía a todas sus consignas. La elegida para el cierre fue Clint Eastwood‘ con la inesperada participación de Trueno en freestyle rompiendo la matrix, siendo uno de los pocos grupos internacionales en invitar a un artista local a participar de su set. Luego se sumó Sweetie Irie para hacer la versión refix del tema incluido en el primer disco de la banda. No vamos a mentir, nos quedamos con ganas de un encore para disfrutar algunos temas más, pero el tiempo es tirano y así se despidieron hasta la próxima.

El frontman nos dejó algunas postales que marcan el gran acercamiento que tuvo con el público bajando varias veces a cantarles a los cercanos a la valla y recibiendo sus regalos. Tenemos al Damon convertido en fantasma con una bandera argentina en la cara, luego lo vimos convertido en payaso con la careta que usa 2D en el video de ‘Stylo’ y también filmandose con el celular de algún afortunado. 

La vuelta a casa fue complicada si no tenías la suerte de contar con vehículo propio, ya que no hubo refuerzos de transportes públicos y las paradas cercanas se encontraban repletas. Tardamos un poco más de la cuenta en llegar a destino, pero los shows vistos sirvieron de combustible.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE