PINK ELEPHANT: POP PUNK’S NOT DEAD

Stand Atlantic presenta su nuevo álbum de estudio, dejando en claro que el género musical opone resistencia para seguir vigente

Stand Atlantic estrenó a principios de este mes Pink Elephant (2020), un LP con once tracks que logra asentar que el género da para más que un estereotipo establecido. La banda formada por Bonnie Fraser como vocalista, David Potter en guitarra, Miki Rich en bajo y Jonno Panichi en batería se destaca por ser de las primeras bandas female-fronted de esta generación, haciéndose lugar rápidamente en giras de bandas más establecidas como State Champs y As It Is. Sobre el álbum, Fraser comenta que buscaban demostrar que no son “caballos que saben solo un truco”.

El primer single de este material fue ‘Hate Me (Sometimes)’, el cual con una estética de colores saturados y un video más «divertido» se convirtió en un favorito. Junto con los siguientes sencillos, ‘Shh!’ y ‘Wavelength’, presentaron un sonido más alegre que, sin abandonar su esencia confrontativa e intensa, pronosticaba una ambientación más refrescante a comparación de sus inicios. Sin embargo, ese clima fue rápidamente interrumpido por la balada melancólica ‘Drink to Drown’, donde la voz es acompañada por nada más que un piano y cuerdas suaves, con una letra angustiante inspirada en un amor.

Los últimos dos tracks lanzados antes del álbum, ‘Jurassic Park’ y ‘Blurry’, retoman el sonido animado, pero crean una combinación en contraste. Acompañando el sonido con sus respectivos videos musicales, presentan un formato Side A/Side B y muestran la misma escena desde dos perspectivas: una es visualmente agradable, y la segunda, similar al «otro lado» de la serie Stranger Things (2016), dejando a consideración del espectador cuál de las dos versiones es la vida real y cuál no. Musicalmente hablando, mientras ‘Jurassic Park’ deja una sensación de alegría, ya desde el inicio las notas de ‘Blurry’ están compuestas en una escala mucho más lúgubre.

El disco abre con ‘Like That’, que con guitarras eléctricas y ritmos pegadizos le dan su impronta al sonido por default del género, seguida por ‘Eviligo’ y ‘DWYW’, las cuales continúan con la energía a la altura y recibieron mucho hype por parte de los fanáticos en redes sociales. Sin embargo, acompañando a ‘Drink to Drown’ pero con un sonido ligeramente diferente, aparece ‘Silk & Satin’ entre las baladas con un estilo más lo-fi type beat y vocales aplanadas con efecto. El cierre queda a cargo de ‘Hate Me (Sometimes)’, precedida por llamativas referencias a estupefacientes en ‘Soap’. “Puedes tener vicios saludables, pero supongo que en ese momento quería algo para llenar cualquier vacío que sintiera que tenía”, explica Bonnie en las notas para Apple Music.

En conclusión, Pink Elephant es un trabajo para escucharlo completo, una lista de canciones que al no tener momentos densos lo convierten en un «no skip album». Cada tema logra integrarse fácilmente con el anterior sin perder identidad en el proceso, garantizando un subidón de energía con casi cualquier escucha, a excepción de las baladas que dan un descanso y nos presentan una faceta más melódica de la cantante. Esta banda resulta un descubrimiento ideal para los nostálgicos de la «época dorada» del género con exponentes como Paramore o Tonight Alive.Iniciando su recorrido en 2012 como un proyecto independiente, Stand Atlantic como lo conocemos comienza a existir recién en 2014. Dándose a conocer con material «casero» que ya no se encuentra en sus plataformas oficiales, lanzaron su primer EP, Sidewinder (2017), basado en un sonido más crudo y líricas con mensajes directos en relación a una ruptura amorosa. Tras el éxito de este material llegó Skinny Dipping (2018), un álbum de larga duración cuya temática está enfocada en sentirse expuesto y abrirse emocionalmente. Sobre el mismo, la frontwoman del grupo compartió en una entrevista que fue su manera de canalizar la vulnerabilidad que sentía en ese momento al estar cuestionando su sexualidad.

Hace un tiempo, Bonnie comentó a SPE que espera poder ver algún día a sus fanáticos de Argentina. ¡Esperamos que los australianos se encuentren con nuestro país en alguna gira pronto! Mientras tanto, podés escucharlos y tener una nueva banda favorita.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *