ODD MAMI: “CON CARREY QUEREMOS HACER UN EP «CUARENTENOSO»”

Memes, café y lápices de colores: todo lo que necesita la artista de la RIP GANG

Odd Mami es una de las integrantes del colectivo de artistas RIP GANG. Junto a sus amigas (y compañeras de grupo) Saramalacara y Taichu, es una de las nuevas voces del género urbano. En una nueva entrega de las entrevistas por Instagram Live de SPE, charlamos con ella sobre la postergación del lanzamiento de su próximo EP, el aislamiento social y el feminismo.

¿Cómo estás llevando la cuarentena? ¿Con quien la estás pasando?

Odd Mami: Estoy en mi casa con mi mamá y Broke Carrey, que es mi novio y también forma parte de la RIP GANG. Hago mucho yoga y estoy viendo The Office (2005), una serie que está muy buena. En lo que va de la cuarentena me teñí, me hice el corte en la ceja y me rapé. Carrey se trajo su estudio y estamos haciendo música, así que puedo grabar cuando no estoy ocupada con la facultad. Estamos viendo de hacer un EP medio «cuarentenoso».

¿Cómo te afectó en cuanto a tu carrera artística y proyectos laborales?

OM: Teníamos un montón de shows en fiestas y eventos gratuitos que se cancelaron. Yo tenía que sacar un EP a fines de marzo pero, aunque sea una buena época para que la gente disfrute contenido nuevo, lo pospuse porque me pareció más inteligente darle atención a las cosas que ahora son importantes. Entiendo que quizás me estoy perdiendo de sacar algo y que todos lo miren, pero prefiero otra cosa. Creo que es un sonido para que te acompañe cuando estás en el bondi volviendo del laburo, no tanto para este momento. Además, este material es para tocarlo en vivo y presentarlo de otra forma, con videoclips que íbamos a realizar después de su lanzamiento, y esa movida publicitaria ya se cortó.

“NOSOTROS SUBIMOS MEMES TODOS LOS DÍAS. ES IMPOSIBLE TENERNOS MIEDO”

 

Y en cuanto a lo personal, ¿cómo impactaron en vos el encierro y la situación en general?

OM: Todas estas cosas me afectan mucho la psiquis y me pongo muy triste. Siento que estamos todos muy sensibles y frágiles. Yo no la estoy pasando bien. Estoy tratando de volcar un montón de cosas escribiendo en mi diario todos los días o dibujando; esas son como las fuentes para sacar mis pensamientos. Trato de sacarle provecho a la cuarentena, pero el proceso es doloroso y no se si estoy dando mi mejor potencial. Hay algo super curioso en la escena nacional de la música y es que todos decían: “Uy, el 2020 va a ser el año”. Comenzó y explotó el mundo. Este no es el año de nadie.

Algo que caracteriza a la RIP GANG es el contacto con el público y la intensidad de las presentaciones en vivo. ¿Cómo lo viven desde su lugar?

OM: Tratamos de hacer cosas que tengan algún tipo de beneficio. Recientemente estuvimos en el stream de Coscu para juntar plata y, aunque te podés sacar las ganas de tocar o hablar, no es lo mismo. No sabés lo lindo que es estar con el público enfrente tuyo: te estiran las manitos, los tocás y se emocionan. La gente que escucha la RIP Gang, por alguna razón, es muy tierna.

“MI PENSAMIENTO SIEMPRE VA A SER EL MISMO: AGRADEZCO LA CONVOCATORIA, PERO SI SOY LA ÚNICA MUJER ME VA A MOLESTAR”

 

La exposición tiene sus ventajas y sus desventajas. ¿Cómo te manejás con eso?

OM: Cuando estás en el ojo público tenés que enfrentarte a un montón de cosas. Es algo que a mí me re cuesta. Ser conocido conlleva que la gente pueda opinar sin saber realmente quién sos o qué hacés. No te deja espacio para la vulnerabilidad, te tenés que hacer una coraza super fuerte y no dejar que te afecten las cosas. Ninguno de nosotros es un personaje de «chico malo». El otro día Coscu dijo que quizás les dábamos un poco de miedo por los tatuajes o cosas así, y me quedé tipo: “Nosotros subimos memes todos los días. Es imposible tenernos miedo”. A lo sumo podés pensar que somos unos ridículos, pero no intimidamos.

Hablando de eso, ¿qué tal estuvo la participación en el stream?

OM: Fue super divertido, pero me hubiera gustado que participaran más chicas, porque solo estaba María Becerra y el resto eran todos pibes. Hay un millón de mujeres para meter en el stream: productoras, artistas y técnicas audiovisuales, cantantes, DJs. La mayoría de las fiestas son organizadas por mujeres, como la Sudan en Niceto Club o la Monky (organizada por Sky, la DJ de Cazzu). También The Colorated, Blair, Sashi, Bad Kabrona, que hace outfits y es un ícono de la moda acá, además de ser la estilista de Dillom. Hay puntas por todos lados para las pibas, pero no se visibilizan. Mi pensamiento siempre va a ser el mismo: estoy muy agradecida por la convocatoria, pero si soy la única mujer me va a molestar. Siento que para eventos futuros tiene que haber un cupo femenino que, de hecho, es obligatorio. Gracias al stream de Coscu, me empezaron a seguir 4.000 personas y me dijeron: “Helena, no conocía tu música”. Estos espacios terminan generando algo re piola. Por ejemplo, Bizarrap dijo que va a hacer una session con Taichu y ahí se va a picar el universo. No es que no hayan mujeres, sino que no se muestran.

Hablando de mujeres y de las chicas de la RIP GANG en particular, ¿se sienten identificadas con Las Chicas Superpoderosas?

OM: Nos identificamos bastante con ellas. Taichu es Bellota porque siempre está re plantada. Saramalacara es Bombón porque es la intermediaria con todo el mundo y es super hardcore; si hay algún problema, Sarita va y habla. Yo soy Burbuja porque pasa algo y me largo a llorar.

Viste que las Chicas Superpoderosas fueron “creadas” con varios ingredientes. ¿Cuáles son los tuyos?

OM: Internet (vivo de los memes) mucho café y té, y marcadores, lápices, esas cosas. Mezclás todo y salgo yo. A eso, le agregás lágrimas, gatitos y torpeza, porque soy muy alta y me choco con todo.

¿Algún mensaje que le quieras dejar al público en este momento tan difícil?

OM: Sean empáticos; a veces uno no se da cuenta de los beneficios que tiene. No digan cosas que no les gustaría que les digan, no traten mal a la gente porque a ustedes no les gustaría que los traten así. En este momento, cuando salgan a la calle contribuyan donando abrigo y comida. Lo único que nos va a salvar en el mundo es la empatía y el amor. Nada bueno se construye desde el odio. Los médicos están trabajando porque quieren ayudar. La gente se está quedando en sus casas por amor a sus seres queridos, a quienes no quieren que les pase nada. Solo sean empáticos.

Podés revivir los mejores momentos de la entrevista en nuestro IGTV.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *