NATALIE PÉREZ: MÚSICA CON GUSTO A CINE

La faceta musical y actoral de la artista se fusionaron para darle una personalidad única al concierto

El sábado por la noche, Natalie Pérez realizó su primer show vía streaming desde el Galpón de Guevara, un evento al que se podía acceder desde Latinoamérica, Estados Unidos y España. La acompañó su banda, compuesta por Mateo Rodo en guitarra, Agustin Piva en batería, Santiago Alvarado en acordeón, teclado, violín y charango y Ale Moffardin en contrabajo.

Entre plantas y tiras colgantes con brillos se podía divisar una figura en la oscuridad. A medida que avanzaban los acordes, las luces hacían lo propio hasta que Natalie apareció en el centro de la escena para ponerle voz a ‘Lluvia’, el primer tema de la noche. Las raíces actorales de la cantante se dejaron ver en esta velada que tuvo la dirección de Laura Casabé. Como si se tratara de un videoclip que cobra vida saliendo del primer cuadro, su personaje principal empezó a recorrer el lugar, se unió a los músicos y mirando a cámara dio comienzo al ritual. Luego llegaría ‘Escorpión’, con toques de contrabajo y violín, y una seguidilla acústica de voz y teclado para ‘Hoy’ y ‘Lo que perdimos’, bajo una estrella de luz blanca que los enmarcaba. 

Días antes del evento, la artista hizo una serie de requerimientos a sus fans para prepararse para la ceremonia: usar algo blanco, tener a mano una vela y preparar un sahumerio. Sobre el primero comentó: “El escenario hoy está lleno de flores blancas de distintos tipos que representan a cada uno de ustedes que están del otro lado, pero que también están acá perfumando el aire”.

El concierto tuvo como escenografía un altar repleto de objetos llenos de historia

Todo ritual tiene su baile y así llegaron ‘Pegaditos’, ‘Quisiera’ y ‘Yo te esperare’, con un comienzo de bombos que nos sumergieron en un mood de folclore con las luces que se encendían a la par. Patricio Tejedor concretó una puesta de iluminación interesante, en donde un naranja predominante se combinaba muy bien con el outfit de la cantante, compuesto íntegramente por esos tonos, a cargo de Cristian Minutta. Además, representaba el fuego de las velas encendidas, que fue el segundo pedido que realizó la cantante.

El siguiente segmento del concierto tuvo como escenografía un gran altar repleto de objetos llenos de historia: regalos que le hicieron sus seguidores, su clásico globo terráqueo con luz que podemos observar en algunos de sus videos, flores y más velas de distintos tamaños. Sonaron ‘Las Olas’ y ‘Rayo de Sol’, de su disco Un Té De Tilo Por Favor (2018), y a continuación estrenó el tema ‘Ser Guitarra’, adelanto de su próximo material, que es una cancioncita de amor entre vecines que comenzó a escribir caminando por las calles de su barrio.

Todos los gritos, los saludos y hasta las lágrimas que estaban contenidas en cada living se hicieron presentes

El último acto se trató de encender un sahumerio para conectarnos con el fuego y el humo para la interpretación de ‘El Último Día’, ‘Algo Tiene’ y ‘Te Quiero Y Nada Más’. Cuando creíamos que todo había concluido, Natalie nos sorprendió con un anuncio: “Los espero en YouTube y Zoom para realizar el After Ritual”. Cuando terminó la transmisión, la videollamada se encendió y una tras otras las caras de los fans iban apareciendo en escena. Todos los gritos, los saludos y hasta las lágrimas que estaban contenidas en cada living se hicieron presentes y pudieron tener un ida y vuelta con la artista. Por un momento, las barreras virtuales se desdibujaron y nos sentimos todos en el mismo lugar, viendo el menú elegido por cada uno y los sahumerios consumidos.

El backstage contó con 24 personas en 660 metros cuadrados, quienes hicieron lo posible para diagramar un concierto impecable y en alta definición sin olvidarse de los protocolos correspondientes. Otro de los componentes a destacar es que el trabajo detrás del show fue realizado por mujeres en más del 50%, en un rubro en el cual predominan varones. Al respecto, la directora agregó en sus redes: “Ya llegará el día en que esto no sea motivo de validación y festejo, pero es hoy cuando nos hacemos lugar”, dando cuenta de lo necesarios que son estos acontecimientos. 

Sin dudas, en comparación con otros eventos virtuales, se llevó a cabo una propuesta original y acorde a los tiempos que corren. A través de los pedidos simples que realizó la artista, logró incluir a sus seguidores en la dinámica del vivo, lo que reforzó con el encuentro final englobando a todes en una misma sintonía.

 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *