NAOMI Y EL MISTERIOSO HOTEL FINA & LADY

Canciones, mujeres y un mensaje claro con un fuerte contenido social.

Son muchos los géneros en los que podríamos encasillar la música de Naomi Preizler: trap, reggaeton, hip-hop. La lista podría seguir y seguir. Sin embargo, la idea de esta multifacética artista es, justamente, salirse de los estereotipos para crear canciones que vayan más allá de lo conocido. Fina & Lady (2019), su último trabajo, cumple con todos los requisitos que se propuso. SPE charló con ella sobre cómo es entrelazar música y feminismo.

“EN EL TRAP SIEMPRE SE ESPERÓ QUE LAS MUJERES SEAN SUAVES, FEMENINAS Y SEXYS”

 

Tus letras están cargadas de un fuerte contenido social. ¿Cómo fue el proceso de composición de Fina & Lady?

Naomi Preizler: Empezó con el single ‘Sailor Moon’ y, a partir de ahí, decidí hacer un álbum corto y conceptual. Tenía muchas ganas de realizar una obra de ese estilo. Me reuní con Dan Nisenson, mi productor, y le comenté la idea de llevar el trap a algo más punk y darlo vuelta, romper los preconceptos. De esa idea, Dan comenzó a crear lo que son las historias de Fina & Lady, un EP que tiene mucha letra, juegos y yeites. Derriba barreras en el hip-hop y sexualidades. También tiene críticas y mucho humor. Por ejemplo, ‘Fuckin Fucked’ es uno de los más punky, al estilo de los 2000. Estoy muy feliz con el resultado, porque compuse todos los temas casi al mismo tiempo y eso me dio la posibilidad de unirlos, tanto en concepto como en sonidos. Mi primer disco tuvo un proceso muy distinto, fue más un rejunte. Este no, fue diferente.

‘Ay Fooo’, el último sencillo, surgió a partir de un comentario despectivo que te hizo una chica en redes sociales. ¿Sentís que hay cierta discriminación hacia las mujeres que se animan a hacer algo distinto en el trap?

NP: Sí, mucha. A cualquiera que «rompa» y haga algo diferente lo van a señalar. Sobretodo a las mujeres, porque se espera que ellas en este género sean suaves, bebotas, femeninas y sexys. Que se vistan, canten y escriban de una manera totalmente patriarcal. De mi piensan de todo, pero gracias a eso compuse ‘Ay Fooo’.

Desde tu comienzo en los escenarios, ¿pensás que la participación femenina dentro del entorno urbano fue cambiando?

NP: Totalmente. Cuando empecé casi no había lugar en ningún ámbito, y existía muchísimo prejuicio hacia las mujeres artistas. Yo lo sentí particularmente fuerte porque venía del palo del modelaje. El panorama cambió mucho y para bien.

Volviendo a ‘Ay Fooo’: realizado junto con Nokta, el video nos invita a reflexionar sobre los orígenes de la discriminación. ¿Cómo fue tratar esta cuestión tan sensible y actual dentro de lo que es un clip?

NP: Fue increíble. La productora me propuso la idea y me cerró en todo sentido. Es un tema que amo. Además, disfruto mucho los relatos de época, más los de brujas. Me gusta trabajar con gente del ambiente cinematográfico porque les importa la historia y el qué decir. No estoy solamente yo cantando a cámara, sino que va más allá. Me encanta actuar e interpretar personajes y, de todas las piezas audiovisuales que hice, esta fue la única en la que me sentí dirigida como una actriz, restándole importancia al hecho de tener que verme linda.

“NUNCA TUVE UN APARATO ATRÁS DICIÉNDOME QUÉ HACER, TODO LO APRENDÍ SOLA A PRUEBA Y ERROR”

 

Desde su flyer, ‘Hotel Fina & Lady’ nos transmite una experiencia distinta de lo que son las presentaciones en vivo tradicionales. ¿Con qué nos vamos a encontrar cuando conozcamos el mítico hotel?

NP: Es una experiencia 360, desde que entrás al Konex hasta que te vas. La idea es que el público se sienta parte del show, que se identifique con la historia. Al llegar, uno se encuentra con un mayordomo que te invita al hall del hotel, donde toca una banda de jazz suave, con una ambientación elegante en la que te ofrecen aperitivos. A pesar de esto, hay una oscuridad y un misterio que se sienten como un secreto, pero más no puedo contar. Se van a encontrar con mucho baile, impacto y nuevos instrumentos en escena que nunca había usado antes. Lo más hermoso de todo es que el vestuario y la escenografía los realizamos junto a personas que trabajan con materiales eco-sustentables. Hay mucho reciclaje y creemos que hay que empezar a hacer este tipo de presentaciones para ayudar al medio ambiente y concientizar a la audiencia. Mostrar que estar a la moda es ser ecológico.

Alguno de tus primeros pasos los diste en tu presentación en el Lollapalooza y en las aperturas de Zara Larsson y Dua Lipa. ¿Sentís que cambió tu relación con la música a lo largo de estos años?

NP: Sí, muchísimo. Cuando veo videos de mis performances anteriores me da un poco de vergüenza, pero es parte de lo que soy. Crecí mucho a nivel musical, en la calidad del show y como performer de mis canciones. Nunca tuve un aparato detrás que me diga qué hacer, me entregue en bandeja la música y la presentación armada. Todo lo aprendí sola a prueba y error. En realidad, ni el Lolla ni Dua Lipa fueron mis primeros vivos. Empecé muy de abajo, tocando en bares para 10 personas, muchos de ellos amigos míos. Me equivoqué mucho, lloré mucho. Filmaba todo lo que hacía para después verlo y corregir cosas. Todavía me falta bastante por recorrer, pero me da satisfacción ver mi crecimiento como artista y música. Es muy emocionante.

Por último, ¿qué mensaje te gustaría dejarle a aquellas chicas que quieren abrirse paso en el mundo del under y del trap?

NP: Que, por favor, sean únicas. Sean ustedes, busquen de adentro para afuera. Traigan algo nuevo, rompan todo, anímense a gritar, a hacer lo que te dicen que no tenés que hacer. No se midan, no se comparen, no copien. No intenten seguir ninguna receta, porque, en definitiva, no existen.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *