MEJORES DISCOS INTERNACIONALES DE LA DÉCADA

10 – SKIN – FLUME (FUTURE CLASSIC, 2016) El joven productor australiano Harley Streten, quien ya había sido noticia con su debut homónimo en 2012 […]

10 – SKIN – FLUME (FUTURE CLASSIC, 2016)

El joven productor australiano Harley Streten, quien ya había sido noticia con su debut homónimo en 2012 (el cual lo trajo al primer Lollapalooza Argentina en 2014 a calentar el Perry’s a las tres de la tarde) y con su EP Lockjaw  junto a Chet Faker en 2015, consigue su obra cumbre en Skin (Grammy Mejor Álbum Dance/Electrónica). El comienzo chamánico de ‘Helix’ estremece cada célula del cuerpo y de la mente que se entregue al trance, solo para ser seguido por un hit electro-popero de la talla de ‘Never Be Like You’. El disco oscila entre estelares colaboraciones en la voz (‘Lose It’ junto a Vic Mensa, ‘Say It’ featuring Tove Lo) y sinfonías —¿instrumentales?, más bien sonoras— para la eternidad, como ‘Pika’ y ‘3’ . Esta placa le valió la consagración absoluta, explotando las plataformas de streaming de todo el mundo y volviéndolo a traer a Latinoamérica, esta vez como headliner del mismo Lolla en 2017, cerrando tras The Strokes. Skin alberga el mejor rap alguna vez cantado por Vince Staples, superando la colaboración del estadounidense con Gorillaz y sus propias canciones solistas: ‘Smoke & Retribution’, donde también pone la voz KUČKA. Por último, el álbum encuentra en ‘Free’ una de las mejores piezas de música electrónica alternativa jamás logradas.

Facundo ‘Helix’ Valdez

9 – THE 1975 – THE 1975 (DIRTY HIT, 2013)

Si bien el disco que lazaron en el 2016 es una prueba de su talento, es The 1975 el que mejor cristaliza su esencia. Un poco de todo se reúne en un álbum que es la quintaesencia pop-rock de la frustración y rebeldía elegante inglesa, con una pulcra producción sonora. Tracks como ‘Sex’ dejan al descubierto unas líricas provocativas, y canciones como ‘Robbers’ representan perfectamente el ser y parecer de lo que podría llamarse indie. The 1975 tiene sentimientos perfectamente condensados en 16 canciones que transmiten un mensaje de forma metafórica, volviéndose la perfecta definición de lo que podría ser la banda sonora de una historia que a todos nos es familiar: la adolescencia.

Belén Ladaga

8 – MALIBU – ANDERSON .PAAK (EMPIRE, 2016)

El multi-instrumentista Anderson .Paak alcanzó el reconocimiento mundial gracias a Malibu, su segundo trabajo discográfico, el cual reúne 16 canciones que mezclan soul, hip hop y jazz.  El disco —que además fue presentado en el Lollapalooza Argentina del año 2017—, le valió una nominación a los Premios Grammy como Mejor Álbum de Música Urbana Contemporánea y logró establecer a Paak como uno de los artistas más influyentes de la escena funk actual. Solo basta con escuchar los primeros temas del LP para confirmar que es un álbum para bailar y disfrutar de la gran variedad de instrumentos, a cargo de la banda The Free Nationals, y el particular estilo vocal de Brandon Paak Anderson (nombre con el que vino al mundo).

Camila Antole

7 – HOW TO BE A HUMAN BEING – GLASS ANIMALS (WOLF TONE, 2016)

Tras el éxito de su álbum debut Zaba (2014), Glass Animals realizó una extensa gira de 140 conciertos durante la cual conocieron un montón de personas que compartieron historias con ellos. Al respecto Dave Bayley, líder y compositor del grupo, comentó lo fascinante que era que las personas, al no ser cercanas, pudiesen confesarle anécdotas que no le contarían a sus seres queridos. Así nació How To Be A Human Being, con 11 canciones que representan las coloridas historias de los 11 personajes que se representan en la portada, muchas de las cuales se entrecruzan en los videoclips del disco. La placa comienza poniéndote de rodillas como la vida misma en el beat alegre de ‘Life Itself’, pasa por variedad de melodías y cierra con ‘Agnes’, que cuenta sobre un amigo de Dave que cometió suicidio. Para el video de esta canción (separado de las otras), el cantante se metió en una centrifugadora humana 18 veces hasta lograr cantar la letra entre el mareo y la fuerza centrífuga. La narrativa del álbum los llevó a ubicar un ananá en el escenario, el cual sería lanzado a la audiencia en cada entrega, como lo hicieron cuando nos visitaron en el Lollapalooza 2017 y su sideshow en Niceto Club. Sin dudas, una obra maestra.

Facundo Valdez

6 – ANGLES – THE STROKES (RCA, 2011)

Más allá de haber sido uno de los álbumes más controversiales de los Strokes, tanto por la forma en la que fue grabado (la banda estaba separada y Julian Casablancas enviaba las voces a sus compañeros desde otro estudio) como por sus nuevos sonidos alejados del rock sucio que los caracteriza, Angles es una obra maestra. Infravalorado por muchos, este álbum mantiene una coherencia increíble entre sus canciones que, a pesar de lo diferentes que pueden ser, se complementan a la perfección. Los hits ‘Under Cover of Darkness’ y ‘Call Me Back’ (quién se ganó un cover de Billie Eilish) son los que mejor resumen la extraña cohesión del disco.

Lautaro Lari

5 – AN AWESOME WAVE – ALT-J (INFECTIOUS, 2012)

El debut del trío inglés fue uno de los discos más hermosos e interesantes que nos deja la década que termina. En él, vimos un grupo que desataba su creatividad de un modo perfectamente sincronizado, dando como resultado temas que mezclaban aires de trova con arreglos angelicales y experimentaciones en la producción, elementos que le dieron un sonido claramente distintivo que, a su manera, influenció una ola venidera. La grandilocuencia de temas como ‘Dissolve Me’ o ‘Matilda’ daba cuenta de la capacidad de la banda para darle aires épicos a casi cualquier canción, haciendo de esto su marca registrada en los años que vinieron después. ‘Breezeblocks’ quedará en la historia como uno de los himnos más disruptivos de la heterogénea música «indie».

Martín Córdova

4 – TO PIMP A BUTTERFLY – KENDRICK LAMAR (TDE, 2015)

La lírica al servicio de la crítica social: Kendrick Lamar lo hizo mejor que cualquier artista en la década. Con una clara intención de reivindicar la cultura afroamericana, el artista se convirtió en un símbolo de la lucha por la igualdad con To Pimp A Butterfly. No solo se valió del discurso en sus letras para lograrlo, también logró encastrarlo en la fusión de géneros como el hip hop y el jazz, estilo totalmente ligado a la historia de su gente, el cual K Dot resignificó para esta obra. Socialmente hablando, su impacto también fue incuestionable: el single, ‘Alright’, fue apropiado por los manifestantes del movimiento Black Lives Matter por su mensaje de esperanza contra el racismo implementado por la policía estadounidense. ¿Cómo enjuiciar el destrato histórico y la discriminación sistemática racial? ¿Cómo hacerlo utilizando aquello que los enorgullece? ¿Cómo manifestarse sin lugar a ser ignorado y transmitir masivamente un mensaje con estilo? Las respuestas están en este álbum.

Rebeca Figueredo

3 – BLURRYFACE – TWENTY ONE PILOTS (FUELED BY RAMEN, 2015)

Blurryface es un álbum que destaca por ser la perfecta combinación entre sonidos mainstream con construcciones líricas y musicales individuales, casi experimentales. Funciona de principio a fin, incluso teniendo grandes hits como ‘Stressed Out’, que fácilmente podrían sobresalir por sobre los demás. Con un perfil claro de hip hop, se diferencia por tener letras que no hablan de drogas y dinero —tópicos cliché del género—, sino que cuentan plausibles historias. Además, el disco fue el responsable de haberlos traído al Lollapalooza 2016 con una de las mejores propuestas en vivo del momento, coronándolos en la cima y haciéndolos volver tres años más tarde como headliners del mismo festival en todo el continente.

Belén Ladaga

2 – AM – ARCTIC MONKEYS (DOMINO RECORDS, 2013)

En su quinta entrega, los monos logran agregar a su rock de predominantes riffs y batería sonidos que se acercan al R&B y al pop. Con guiños a distintos artistas como Black Sabbath y John Cooper Clarke, e inspirándose en The Velvet Underground con su álbum VU (1985) para el título AM, Arctic Monkeys apuesta por revitalizar un sonido clásico bajo una estética que no deja de sentirse actual. Charlas de madrugada, preguntas que quedaron en el tintero, relaciones que se rompen y fiestas que llegan a su fin, todas temáticas que, con un estilo conversacional, inundan las letras de este trabajo. Bajo un manto de sensualidad y arrogancia, el conjunto se consagra sin perder su esencia, llevando esta variante más melosa de indie rock a un primer plano y marcando la década en sus primeros años.

Lorena Barros

1 – RANDOM ACCESS MEMORIES – DAFT PUNK (COLUMBIA RECORDS, 2013)

Habían pasado casi 10 años desde su último disco de estudio cuando Daft Punk decidió lanzar Random Access Memories, dejando atrás su impronta tan eléctrica para coquetear con el pop y la canción. Su estética y sonidos, mezcla entre vintage y futuristas, dotaron al álbum de una magia que solo el dúo francés podía darle, y la forma en la que las canciones fueron compuestas hacen que sean tan relajantes como bailables, por más extraña que suene esa combinación. A lo largo de la placa, cada track transmite un sentimiento que lo conecta con el siguiente, haciendo que la obra sea ideal para escucharla entera de corrido. Desde la alegría de ‘Give Life Back To Music’ que se funde con el desamor en ‘The Game Of Love’, hasta la sutil nostalgia de ‘Fragments Of Time’ mezclándose con la decisión en ‘Doin’ It Right’, este disco navega por muchos mares, pero no para en ninguno.

Por si esto fuera poco, el álbum contó con invitados de lujo como Pharrell Williams en ‘Get Lucky’ y ‘Lose Yourself To Dance’, Giorgio Moroder en ‘Giorgio By Moroder’ y Julian Casablancas en ‘Instant Crush’, consiguiendo que un trabajo que ya era bueno de por sí se volviera increíble. Siendo el responsable de reivindicar los sonidos de los ‘70 y ‘80, definió la tendencia actual de buscar en el pasado para crear un nuevo futuro, adelantándose a su época. RAM es el mejor de la década no por proponer algo nuevo, sino por mostrar en Daft Punk una nueva expresión que los saca de la rave y los pone en el centro de la música moderna.

Lautaro Lari

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *