MASCULINIDADES CONTEMPORÁNEAS EN LA MÚSICA ARGENTINA: ILL QUENTIN Y BROKE CARREY

Las personas, los personajes y la reflexión para no ser parte del problema

En esta columna venimos desarrollando diferentes cuestiones desde diferentes puntos de aproximación. En esta ocasión charlamos con Ill Quentin y Broke Carrey para ver algunas de las reflexiones que están presentes en estos referentes juveniles.

Empecemos por el principio. ¿Qué entienden por feminismo? ¿Tenemos los hombres algún lugar ahí?

Ill Quentin: El feminismo me parece un movimiento necesario pero con el que no me identifico ni me siento parte. Hay hombres que quieren calzarse la camiseta y ser representantes de la lucha feminista y eso es una cagada. Las masculinidades actuales tenemos que orbitar el feminismo, estar informados y apoyar sin interferir, ya que si nos ponemos en modo analítico no lo vamos a terminar de comprender nunca.

Broke Carrey: Es un movimiento que yo respeto muchísimo porque creo que es uno de los más revolucionarios de la historia. Cambió muchas cosas muy rápido, y si bien a nosotros nos interpela porque nos hace ver que hay que revisar ciertas cosas que nos inculcaron como hombres, no creo que podamos formar parte. 

 

“Nuestro trabajo es revisarnos desde la masculinidad y empezar a romper con algunas cosas”

 

¿Qué reflexiones tienen hoy de su masculinidad o de la masculinidad en sí?

IQ: Yo siento una diferencia entre la masculinidad impuesta históricamente y la nuestra, porque hay muchas masculinidades y la actual se ve atravesada por el feminismo y por los cuestionamientos que trajo. Hay muchos despertares simultáneos y gente batallando por cosas históricas que tienen que cambiar, siendo la masculinidad una de ellas. Yo no estoy interiorizado en los conflictos que hay dentro de los feminismos, pero creo que se cargaron al hombro diversas luchas al mismo tiempo que tienen que ver con las masculinidades, las religiones y las decisiones personales en cuanto a la manera de llevar la vida

BC: Yo personalmente siempre tuve un dilema con la masculinidad porque nunca la entendí como algo propio. Siempre sentí la presión de cómo se mete eso en la cabeza y la incomodidad que genera. Nuestro trabajo ahora es revisarnos desde la masculinidad y empezar a romper con eso, pero el argentino lo tiene muy arraigado y es complicado moverlo. Sin embargo, creo que de a poquito estamos viendo cómo podemos salir de esos moldes.

IQ: De alguna manera creo que también nos representa eso, nunca encajamos en los cánones que impone la masculinidad.

BC: El feminismo empezó a marcar los horrores que causó y que causa la masculinidad, y creo que es un proceso de cada uno el reconocer qué le afecta de esa idea y de ese concepto.

Uno nunca llega a cumplir con todas las exigencias de la masculinidad y eso es parte del mecanismo de opresión para los hombres mismos. Así la frustración se vuelve violencia para con uno y luego con las demás personas. 

BC: De alguna manera siempre lo viví de lejos porque me crié con una madre soltera y nunca tuve una figura paterna masculina. La imagen del hombre grande me causaba mucha extrañeza, ver a los papás de mis amigos y las cosas que hacían no me gustaba. No me caían bien los hombres cuando era chiquito y de alguna manera sigue pasando, pero aunque tuve la masculinidad lejos de casa, cuando fui creciendo la sociedad me la fue inculcando. 

 

“Nosotros elegimos cantar cosas nefastas porque es el uso de la plataforma que nos permite vivir de hacer música”

 

Dada esta relación de la masculinidad con la violencia: ¿Cuál es el límite del humor, la pose del cantante y la violencia de ese personaje que canta?. 

BC: Yo creo que cuando escribo, canto y me subo al escenario, lo que hago es una performance y eso no habla estrictamente de mi personalidad ni de mi ideología. Estoy desarrollando un personaje, un guión, entonces lo veo como algo ficticio.

IQ: Hay una conexión muy homogénea cuando la siento pero muy heterogénea cuando la pienso en la relación entre las cosas que viví y la composición de mi obra y mi personaje. Internamente, termino entendiendo en dónde empieza Quentin y termina Rodrigo, pero a fin de cuentas, en el día a día siempre hay un poco de uno en el otro. Qué se yo, somos pibes que crecimos escribiendo y pensando en escribir algo nefasto, y ponernos a nosotros mismos en posición de saber y tomar la decisión de hacer algo horrible a propósito habla de nuestro humor y de la manera en la que crecimos. Es el ida y vuelta que tiene el trap, pero a nosotros siempre nos da paja decir que hacemos trap porque la palabra da paja al igual que el término trapero. De todo eso nos pudimos valer y decir “bueno, vamos a hacer esto, vamos a ser nefastos”.

¿Y por qué esta pose de cantar nefasto y de ser medio border vende?

BC: Yo creo que la mentalidad de la gente cuando escucha música o cuando busca entretenimiento es desconectarse de la realidad, principalmente porque es totalmente abrumante. Entonces, la gente busca alguien que le diga pelotudeces, ir a cagarse a palo a un show y olvidarse un poco del mundo que la rodea.

IQ: Yo creo que la gente está enojada. Y cuando digo la gente nos meto a nosotros también. Actualmente vivimos y queremos vivir de esto, entonces tenemos que hacer uso de la plataforma que nos ofrece el sistema para en algún futuro poder hacer lo que queramos o lo que ya no sea nefasto y sea consumible de otra manera. Con esto no quiero sacarle peso a lo que hacemos o lo que escribimos, pero es una situación en la que el público puede escucharnos y sentir muchas cosas. Habrá quien nos escuche y piense “ok, este chabon esta igual de enojado que yo y sabe que hay injusticias que hay que cambiar”.

BC: A la vez, nosotros no somos totalmente ajenos a lo que pasa, sino que en redes sociales somos bastante activos cuando hay situaciones políticas importantes y demás. Siempre en los shows algún bocadito metemos.

Aparte, en la RIP Gang hay mujeres fuertes y empoderadas, aunque esa palabra se vuelve polémica y compleja cuando es el reconocimiento masculino el que emite esa legitimación.

IQ: Es polémica porque visto desde afuera se las puede ver súper empoderadas, que de hecho lo están, pero eso no cambia que en el día a día siguen viviendo situaciones de mierda por el simple hecho de ser mujeres. Un montón de veces estamos ranchando con las pibas y pasan situaciones feas. Igual, ellas se encargan por su cuenta, tienen una gran habilidad para sacarse giles de encima.

BC: Yo creo que una de las características de la RIP Gang es que no permitimos que sucedan estas cosas. Siempre fuimos muy cuidadosos de la gente con la que nos juntamos, tanto las chicas como nosotros.

IQ: “No new friends” dijo Rama (Mánager).

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *