LUCIUS: “BUSCAMOS INTIMIDAD Y SIMPLICIDAD”

Lucius, la banda estadounidense que este año presentó su álbum acústico Nudes, se encuentra en Argentina acompañando al mítico Roger Waters en su tour Us + Them. Antes de su primer show en el Estadio Único de La Plata, sus vocalistas, Jess Wolfe y Holly Laessig, compartieron unas palabras con SPE.

SPE: Hace cuatro días que están en Argentina y, por lo que tengo entendido, les gusta recorrer. ¿Tuvieron tiempo para pasear por Buenos Aires?

Jess Wolfe: Siempre estamos recolectando momentos y experiencias culturales en nuestros viajes. Nos gusta salir a conocer gente, escuchar música, probar comida, tener estas experiencias que nos hacen sentir como si no estuviéramos solamente sentadas en el hotel todo el dia. Es muy importante para nosotros conectarnos con el ambiente en el que estamos, y además nos inspira mucho el hecho de que sentimos que en cierto punto cada cultura está completamente ligada a la siguiente, y es realmente especial  y poderoso poder ser parte de algo en lo que podemos experimentar todas estas cosas. Hasta ahora solamente tuvimos dos días libres, y pudimos ir al mercado de San Telmo, nos comimos unos sándwiches de vacío , probamos bife con chimichurri y esta semana vamos a tomar clases de tango. Siempre intentamos experimentar estas cosas en cualquier ciudad a la que vayamos, obviamente Buenos Aires no iba a ser la excepción.

SPE: En esta gira ustedes forman parte de la banda de Roger, pero en su último álbum él fue el que formó parte de la suya. ¿Cómo fue trabajar con él y por qué eligieron que los acompañe en la canción ‘Goodnight, Irene’?

Holly Laessig: ‘Goodnight, Irene’ es un clásico y además una de las canciones favoritas de Roger. Al final de una noche de tomar mucho y festejar, esa es la canción que siempre surge cuando alguien trae una guitarra acústica, es una parte de nuestra celebración, y por más de que sea un poco oscura y mórbida, es lo que siempre terminamos cantando todos juntos para cerrar la noche, es una tradición. Así que cuando estábamos en Nueva York grabando en Electric Lady Studios invitamos a Roger a venir, y se dió: ahí tienen una cabina de teléfono antigua para hacer grabaciones directamente en vinilo, de las que hay solamente veinte en el mundo, por lo que es algo muy especial. Entonces, con todos estos componentes juntos pensamos: “¿Por qué no lo ponemos a tocar con una guitarra acústica mientras nos apretamos los 3 dentro de la cabina?”. Y así lo hicimos, fue algo muy especial que no nos costó para nada, había un sentimiento de alegría a nuestro alrededor  y logramos captar ese espíritu en su forma más pura.

SPE: En cuanto al álbum: ¿fue pensado desde un principio como un proyecto puramente acústico o simplemente se dio de esa manera?

JW: Fue planeado desde el principio. Queríamos hacer algo para nuestros fans y para nosotros que fuera un poco más personal que lo que veníamos haciendo. En nuestros shows siempre creamos un momento con un par de canciones en la parte más íntima del setlist en el que estamos sólo nosotros alrededor de un micrófono, o incluso sin micrófono, en el medio del público con una guitarra, y la gente siempre ama esa parte, ya que logramos conectarnos muy profundamente. Entonces pensamos: ”¿No estaría bueno poder grabar todo eso en un álbum? No nos va a tomar mucho tiempo, no nos vamos a presionar, no nos vamos a obsesionar en cada pequeña cosa, solamente vamos a ir a una habitación y tocar como siempre hacemos en los tours”. Y así fue como lo hicimos, y grabamos todo en dos días.

SPE: ¿Grabaron el disco completo solamente en 2 días?

HL: Si, es que ese era el punto del proyecto, y creo que fue un buen ejercicio para nosotros no poder tapar nada y que la música sea solamente lo que es.

JW: Queríamos que fuera como cantar en tu casa, siempre se va a sentir algo especial si se nota que no hay tanta presión sobre cada cosa y que no se trata de arreglar cada imperfección. Es solamente cantar las canciones, simplificar, lograr que todo quede completamente al descubierto.

Con este cierre en el que Jess deja implícito el por qué del nombre del álbum termina nuestra charla que, para ellas, es una previa del show que están a punto de dar en el Estadio Único. Ya pudieron conocer un poco de nuestra cultura, y ahora están a punto de conocer el amor por la música que todos tenemos.