LP: UNA METAMORFOSIS CUESTA ARRIBA

Tiene mucho más en común con Mick Jagger y Bob Dylan que su look.

Verla y escucharla es como una paradoja. Su look característico de sastrería masculina, camisa abierta, zapatillas, rulos descontrolados y gafas de sol remiten a la figura de un rockstar setentoso. Sin embargo, LP es de las artistas más modernas que tiene la escena internacional: no tiene mambos a la hora de presentar referencias al amor lésbico en sus videoclips y canciones. Este, el de visibilizar los vínculos homosexuales, es un valor que hasta hace pocos años era oculto por muchos referentes de la música bajo letras ambiguas y clips que estaban a años luz de distancia de lo que los había inspirado. Laura Pergolizzi no tiene tiempo para seguir en esa, nunca lo tuvo.

Nacida en Long Island, su adolescencia la pasó sin mayores sobresaltos, teniendo buenas notas en el colegio y jugando al soccer. En algún momento coqueteó con la idea de estudiar medicina, porque su hermano es neurocirujano, pero la música ya estaba destinada a ser el camino que debía retomar, quizás por herencia. Su mamá era cantante de ópera y se retiró para dedicarse a ser una full-time mom. Nunca habló de ese hecho puntual con ella, pero la muerte de su madre la llevó a plantearse que la vida era muy corta como para no arriesgarse a una carrera que le parecía imposible.

 

“En 2005, escandalizó a padres que ya venían asustados con el furor que causaron las rusas t.A.T.u.”

 

Luego, tras sacar su primer disco Heart-Shaped Scar (2001), siguieron años de tropezarse con las discográficas y sus expectativas poperas. No obstante, en medio de esa vorágine de rechazos y falta de entendimiento, supo meterse implícitamente en nuestros oídos, sonando en la radio con canciones que compuso para los Backstreet Boys, Cher, Leona Lewis, Christina Aguilera y Rihanna, entre otros. Una forma de sostener su carrera económicamente era poniéndose en segundo lugar y metiéndose a los songwriting camps, una modalidad en la que varios compositores de letra y música se juntan y dedican de lleno a crear canciones para un artista determinado.

 

“Su single ‘Lost On You’ logró ser la cuarta canción más buscada mundialmente en Shazam durante el año 2016”

 

Por otro lado, analizándolo en retrospectiva, la primera década del milenio no fue la que más oportunidades dio para romper con la cajita de cristal en la que venían estrellas como Britney Spears o Christina Aguilera. A pesar de que las ya mencionadas se hayan convertido en íconos para la comunidad LGBTIQA+, en ese entonces representaban el deseo bajo la óptica masculina. Incluso en esos días salió un artículo sobre Laura, en el que se explicaba “la relación inversa entre su música y su apariencia física”. De todos modos, alguna luz empezaba a asomarse en relación al género y la identidad: la italiana formó parte del soundtrack de la serie ‘South Of Nowhere’, emitida en MTV en el año 2005, que contaba la historia de dos compañeras de colegio que se enamoraban. La pieza escandalizó a padres que ya venían asustados con el furor que causaron las rusas t.A.T.u. en la programación de la cadena.

Años más tarde, esas apreciaciones que la apartaban del reconocimiento quedaron desfasadas y su calidad como artista tomó la posta. El track ‘Muddy Waters’ fue elegido para el final de la cuarta temporada de la serie Orange Is The New Black en el 2016, lo que la acercó a un nuevo público y a que sus reproducciones en las plataformas aumenten. A ese éxito se le sumó el de ‘Lost On You’, que ese mismo año logró ser la cuarta canción más buscada mundialmente en Shazam.

Todo este empujón la llevó a sacar su último disco de estudio, Heart To Mouth (2018), con otra confianza y seguridad. Tras llegar a la primera posición en los charts europeos con su trabajo anterior, su público del viejo mundo aguardó el tour de su siguiente material con ansias, provocando shows con entradas agotadas en las capitales del continente. Varias de sus presentaciones las hizo en conjunto con su novia Lauren Ruth Ward, también cantante. Pero no todo el reconocimiento transcurría cruzando el charco. En Latinoamérica se repitió el fenómeno: en octubre, visitó Argentina por primera vez con dos shows sold out en el Teatro Vorterix.

Este año, la música retorna a nuestro país de la mano del Festival Lollapalooza el viernes 27 de marzo, compartiendo la grilla del primer día con Travis Scott, Martin Garrix, Denzel Curry, más los locales Wos y Nathy Peluso, entre otros. Una nueva oportunidad de disfrutar el resultado final de años de metamorfosis (en ocasiones, dolorosa y desesperanzada) de LP que, sin dudas, dieron sus frutos y hoy la acercan, una vez más, a la audiencia argentina.

Compra tus entradas para el Lollapalooza acá.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *