LO PIBITOS: CON LAS VIBRAS EN SINTONÍA PLANEAN UN CIERRE A PURO FUNK

Patinando las calles por años, gestaron un sonido propio cargado de funk, rap y hip hop. Ahora Lo’ pibitos irán hasta el Hipódromo para cerrar el Festival Buena vibra.

En años donde el trap arrasa con todo, ellos deciden mantenerse al margen y coquetear con ritmos rioplatenses, cruzando sintetizadores con cuerdas y tambores. Esta constante búsqueda de una identidad sonora propia les permitió ganar su lugar en lo alto de la escena urbana nacional, manteniendo su identidad fresca y al público bailando. El próximo 15 de febrero, la banda nacida en Villa Crespo será la encargada de dar cierre al Festival Buena Vibra, donde también se presentarán Marilina Bertoldi, Fito Paez, Bandalos Chinos, Miranda! y El Kuelgue.

Son una banda que gira mucho por el país, ¿cómo viven los festivales? 

Dog: Este festival es una linda propuesta, un evento importante en un lugar como el Hipódromo de Palermo. Realmente esta bueno estar y tocar en Buenos Aires. Para nosotros, que nos toca cerrar, es una gran oportunidad.

Arbe: Es especial, un privilegio cerrar un festival con tantas bandas que respetamos y admiramos. La grilla es muy heterogénea y eso nos gusta.

D: Estamos preparando algo especial con invitados y visuales. Para nosotros es muy importante, celebramos las bandas de diferentes géneros y también que los horarios no sean lo mismo de siempre. Está bueno que nos toque cerrar y no que los artistas más reconocidos estén al final.

Tomás: En los festivales compartís con compañeros y te pueden ver tus colegas, lo cual no sucede siempre. Es como un festejo, una fiesta de bandas.

De todas las bandas y artistas en el festival, ¿Cuál están entusiasmados de ver?

D: A mi me gusta las chicas de Perota Chingó, las quiero ver en vivo.

T: Estar con Fito Paez, compartir lineup con él y verlo desde un lugar privilegiado es increíble. Ya una vez nos pasó en Perú.

A: También, está bueno cruzarnos con las bandas que trabajan en el Polo cultural Saldias.

 

“A todos nos gusta el trap. El problema es el mensaje que baja cada artista y la repercusión de sus letras”

 

Desde su trayectoria, ¿cómo ven la escena del trap argentino?

T: La escena del trap es lo que pasa en el mundo y también acá. Creo que, a la larga, va a dar algo bueno. Acá hay traperos muy talentosos, lo que genera que más pibes escuchen ese género y lleguen a artistas que antes no llegaban, porque no es un género popular. Hay cosas que no banco del trap: me parece que está mal hablar de temáticas que no suman. Si no vivís en la realidad que nombran tus canciones, es irresponsable pasar ese mensaje sabiendo que tenés un público joven. Cada uno sabe y es responsable de lo que dice.

A: A todos nosotros nos gustan los beats y la música del trap, el problema es el mensaje que baja cada artista y la repercusión de sus letras.

T: Si tenés esa realidad y naciste en Atlanta viendo eso cada día, es una cosa, pero si sos de Caballito, de clase media bien trabajadora, no va.

D: Es un género nuevo que se gestó desde el hip hop, el dubstep y el dirty soul. Es una fórmula en la que cierto bajo, sumado a un sonido de batería y un sample modificado dan forma al ritmo. Es una plataforma que le permite a un montón de pibes jóvenes acercarse a la música y sentirse artistas. Después, cada uno que tire la que quiera y responda a lo que tiene que ser. Está buenísimo igualmente.

 

“Si Luca estuviese vivo, le encantaría la versión de La rubia tarada”

 

En su último disco versionario ‘La Rubia Tarada’ de Sumo ¿Piensan, en un futuro, versionar otro tema?

A: Yo creo que tengo uno, el que plagió Bruno Mars al maestro (Charly Garcia).

Dog: [risas] ¡Estaría bueno! Le pedimos autorización. Te comento la historia: resulta que el gran Lito Vitale nos llamó para hacer un disco tributo al rock nacional. La idea era ir a su estudio y grabar, desde cero, todo ahí. Entonces, con Jean Luka (Arbe, percusionista), que somos los productores, y el resto de los chicos teníamos que elegir de una lista de temas. El de Soda Stereo lo agarro El Kuelgue, el de tal lo eligió Huevo y Lito nos sugirió ‘La Rubia Tarada’. Entonces, nosotros empezamos a producir, hicimos la base, grabamos el bajo, estructuramos voces y fuimos a lo de Lito. Grabamos batería, teclado y después dijimos: “la batería va a ser un híbrido con un beat”. No grabamos muchas cosas, básicamente el tema iba a quedar para la productora de Lito.

A: Entonces nos abrimos de ahí y lo usamos para nuestro disco. En los shows, la gente se ceba mucho. Igualmente, es controversial. A veces miro los comentarios en YouTube y, al ser una banda tan legendaria y arraigada, es simpático como la gente se pone en ortodoxa y nos dice: “Si Luca los escuchara, se revolcaría en su tumba”, pero creo que, si estuviese vivo, le encantaría la versión.

De los artistas que van a estar presentes en el festival Buena Vibra ¿cuál les gustaría versionar?

T: A mí me gusta Cabildo y Juramento (2019) de Conociendo Rusia porque curtí esa esquina. Allí estaba Tower Records.

D: A mí me coparía rapear encima de algo de Bandalos Chinos. Meterle algún matiz urbano a su trabajo.

A: Ellos tienen un costado muy disco…

D: ¡Disco funk! Bueno, también se pueden meter a tocar con nosotros los pibes de Nafta.

A: Son todas bandas amigas, y las que no, nos haremos amigos porque es un movimiento que va de hacer música y amistades.

¡Conseguí tus entradas para el Festival Buena Vibra, el cual tendrá lugar el 15 de febrero en el Hipódromo de Palermo, acá!

Por Felipe Barceló

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *