JOYSTICK: “EL ROCK APORTA UN CANAL MÁS”

Se pueden seguir inventando maravillas en un mundo que se cae a pedazos

Fito Páez describe a Charly García en un fragmento de Diario de Viaje (2004) como alguien capaz de crear un arte que se fuga de los cánones de la música de comfort en un mundo globalizado. Asegura que Charly nos hace repensar el sentido de un arte salvaje, todavía posible. No creo exagerar cuando afirmo que este testimonio de Fito sobre las canciones del mayor ídolo del rock nacional es también aplicable a Joystick, una banda oriunda de un pequeño pueblo al sur de Santa Fe. Como un soplo de aire fresco entre tanta pantomima plástica la propuesta del grupo resalta por su originalidad y fuerza: letras cargadas de profundos sentidos, una estética retro y un sonido que los amantes del rock creíamos desaparecido de la escena nacional. En esta charla con SPE Pano Benincasa, frontman, nos contó cómo fueron sus inicios en la música, sus opiniones sobre el género y algunos adelantos sobre su próximo show en La Trastienda.  

¿Qué crecieron escuchando?

Pano Benincasa: Mucho de lo que nos hacían escuchar nuestros viejos. Desde rock internacional como The Police o Queen hasta rock nacional: Soda Stereo, Charly García, Los Piojos, Los Tipitos. En un momento descubrí a Arctic Monkeys y no hubo vuelta atrás. Los conocí en 2010 cuando estaba terminando séptimo de primaria. Recuerdo que el primer video que vi fue el de ‘Teddy Picker’; se sintió como una piña en el cerebro, me sacudió todo. 

Hay muchos fundamentalistas que creen que el rock verdadero era el que hacían Charly o Los Redondos, y que lo que se hace ahora no puede considerarse rock. ¿Qué le dirías a alguien que piensa esto si quisieras convencerlo de lo contrario?

PB: Yo también era un poco así, no muy fundamentalista pero tenía mis estructuras. Haría lo que hicieron mis amigos en ese momento: me mostraron ‘McFly’ de Ca7riel. Te empezás a contagiar de la euforia, le prestas atención a lo que sucede a tu alrededor y te das cuenta que está zarpado. 

“Me gusta no ser tan literal en las letras”

En un mundo tan sobresaturado de otros géneros musicales, ¿qué sentís que aporta el rock?

PB: Aporta un color más, un canal más. No se si está bueno que esté todo centralizado en algo.  Me gusta que haya muchos estilos. La gente ahora está mucho más receptiva a escuchar cosas diferentes.

 

La letra de ‘Mi Mejor Atuendo’ podría tranquilamente ser un poema, especialmente la primera estrofa (“soñando en esta espera, buscando la manera de bordar tu risa otra vez”). ¿Qué valor le dan a la parte lírica de la composición?

PB: Siempre digo que si no me gustaran tanto las letras, e intentar hacerlas bien, escribiría canciones mucho más rápido. Invierto y espero mucho tiempo a tener una letra que englobe bien el concepto del tema. Quizás sucede porque me salgo del formato músico y me coloco en el lugar de poeta o escritor, y esa área es totalmente diferente. 

Hay tracks (‘Tito lo Sabe’, ‘Brazos Cruzados’, ‘Tan Fácil’) que abordan el amor desde su lado más conflictivo. ¿Qué hay en esa faceta de las relaciones que la hace fuente de inspiración? 

PB: Sucede particularmente con ‘Brazos Cruzados’. Se narra una situación en la que dos personas comienzan a conocerse y una decide forzar un poco cierta personalidad para encajar con la otra. Intenta simular ser alguien más o cambia ciertos rasgos de su carácter. De ahí el verso “no hay un espejo para todas tus caras” o “una copa de vino pega más con tu estilo”.

Me encanta que, a partir de narrar una situación aparentemente conflictiva, surjan tantas interpretaciones. Vos agarrás el conflicto y lo haces tuyo, lo interpretas a tu manera. Le pones tu mirada, tu subjetividad y lo conectas con alguna experiencia propia. Eso está buenísimo. A mí me gusta no ser tan literal en las letras. Si me dicen que no entienden qué quise decir no se las quiero explicar, quiero que las escuchen y que les toque donde les toque. 

 

“En el verano ya nos ponemos a laburar en el tercer disco”

Es muy interesante la forma en la que ‘Salir en TV’ narra la dicotomía entre haber llegado a cierto ideal de fama o dinero y no pasarla bien en la cima. ¿Cómo fue el proceso compositivo?

PB: Si bien es una idea retro, el concepto de salir en TV engloba mucho más que solo eso. Es lo que sucede hoy con la fama, la popularidad, los seguidores. Se intensifica mucho con las redes, en las que cada persona es un «mini famoso». Uno se empieza a creer importante. Me gustaba mucho el verso de “quiere ser parte del show”, ya que ilustra muy bien esas ganas de querer estar siempre en el centro, de pertenecer a cualquier costo. 

¿Qué podemos esperar de la segunda fecha en La Trastienda?

PB: Vamos a tocar temas del primer y del segundo disco, algunos covers e incluso queremos adelantarles dos canciones que todavía no salieron. Va a ser la despedida de Licores Furiosos (2019), porque en el verano ya nos ponemos a laburar en el tercero.   

Haciendo click aquí podés comprar entradas para el show del 28 de octubre.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE