JADEN SMITH: LOS ALTER EGOS DE UNA MENTE JOVEN

Es hijo de, pero nunca se durmió en el colchón de dólares de papá y mamá. Los usó para crear un discazo.

El heredero del príncipe de Bel Air traerá Erys (2019), su trabajo más reciente, a la nueva edición del Lollapalooza Argentina, ante un público que aún no conoció de cerca su potencial. Reforzando el nivel de experimentación de su álbum anterior Syre (2017), Jaden Smith nos presenta nuevamente un mundo que combina tantos elementos y recursos como podamos imaginarnos, universo sonoro que solo es interrumpido abruptamente por la simpleza de sus relatos, lo que permite empatizar fácilmente con él a través de las letras.

 

“En su música no hay reglas ni sucesión lógica, por lo que su último trabajo ha recibido muchas críticas”

 

Actor desde pequeño y fashion icon preferido de Dior Homme, probablemente la multiplicidad de áreas en las que puede moverse es la que termina condicionando la versatilidad de su música. Así lo demuestra en tracks como ‘Again’, en el que su voz se altera varias veces para representar a su alter ego SYRE; lo mismo ocurre con el tempo y la melodía, que oscilan constantemente entre verso y verso.

Smith se permite jugar y cambiar entre canción y canción, pero también dentro de cada una. No hay reglas ni sucesión lógica, por lo que ha recibido muchas críticas. Quizás nos estamos olvidando de que estamos hablando de un pibe de 21 años dando sus primeros pasos en la música. No tiene por qué hacer una obra maestra para superar nuestras expectativas y él lo tiene bien en claro. Sus canciones no están hechas para el mainstream, sino para canalizar una de sus tantas facetas artísticas.

Esto último es algo que tiene en común con su hermana, Willow Smith, con quien interpretó ‘Summertime In Paris’, una canción que bien podría estar incluida en un LP de pop/rock alternativo y convertirse en el hit romántico del verano, algo bastante distinto a lo que quieren del Jaden rapero. ¿Para qué querer cortar tan pronto las raíces que aún está echando?

Siguiendo las corazonadas de su eclecticismo, es fresco escuchar a un artista que no busca subirse al barco (ya al límite de su capacidad) de los discos conceptuales. No podemos seguirle el hilo porque cada recurso remite a otra idea, a otro sonido buscado, a otra sensación evocada. Lejos de parecer un desorden, su material refleja la creatividad de alguien que recién se está descubriendo.

*

Conseguí tus entradas para el Lollapalooza acá.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *