J BALVIN EN MOVISTAR ARENA: DEMASIADA ALTURA

¿Cuántos hits se pueden meter en un solo show?

Todos hemos ido al show de alguna banda de la que conocíamos solo dos o tres temas. Cuando los tocan, sentimos que valió la pena, pero la espera entre canción y canción vuelve a muchos recitales aburridos y olvidables. Habiendo dicho esto: ¿Qué tan increíble es un espectáculo en el cual conocemos el setlist completo y podemos disfrutar de cada uno de los temas elegidos por el artista? En el Movistar Arena, J Balvin nos dió la respuesta.

La apertura de la noche fue dividida en tres actos un poco desordenados, en los que tocaron Lautaro LR, Valen Madanes y Alejo Park. Todos los músicos aparecieron de la nada misma, sin ser anunciados y tomando a todos por sorpresa, con una puesta en escena mínima que hizo parecer a sus presentaciones como algo improvisado. El sonido tampoco fue el mejor, ya que a ninguno de los artistas se los pudo escuchar con la calidad que se disfrutaría a Balvin luego. Fueron tres shows cortos que no llamaron la atención de nadie en un público que, al no conocer las canciones, se limitó a aplaudir cuando finalizaban.

Después de este olvidable inicio, apareció José Álvaro Osorio Balvín con ‘Reggaeton’ y una puesta de escena increíble: nubes en las pantallas laterales, animaciones en la pantalla central, una grada de varios metros de altura y un muñeco gigante de colores sentado en ella. Después, ocho bailarines disfrazados de nube aparecieron detrás del medellinense y comenzaron a bailar ‘Con Altura’, mientras que una imagen de Rosalía que solo movía la boca simulaba cantar las partes de la española en la canción. Desde aquel momento, todos en la arena se pararon y empezaron a bailar, y el ambiente de fiesta que tuvo el recital provocó que nadie volviera a tocar su asiento.

 

“DURANTE VARIOS MINUTOS DE GRITOS Y APLAUSOS, EL PÚBLICO HIZO EMOCIONAR AL CANTANTE”

 

‘Ahora’, ‘X’, ‘Ginza’, ‘Safari’: Cada una de las canciones que J Balvin tocó son hits, y se bailaron y cantaron como tales. Con unos bailarines increíbles que cambiaban constantemente de vestuario, y unas luces y escenografía que acompañaban perfectamente, parecía que no se podía llegar más alto. Pero sucedió: Balvin le dijo al público que “disfrute de lo que se viene”, ya que sería un “homenaje a los pioneros del género urbano”. Una vez dicho esto, ‘Oye Mi Canto’ y ‘Gasolina’ de Daddy Yankee y ‘Rakata’ de Wisin & Yandel comenzaron a sonar. La noche podía tranquilamente ser el soundtrack de la mejor previa del mundo.

Una vez terminado este throwback, el colombiano apareció en el escenario «B», justo frente al principal, donde pudo tener mayor contacto con el público del fondo. ‘No Me Conoce’, ‘Si Tu Novio Te Deja Sola’ y ‘Sensualidad’ hicieron alborotar a todos los que estaban en ese sector, quienes se abalanzaron sobre la zona donde estaba el cantante y complicaron a la seguridad del recinto que intentaba evitar accidentes, especialmente en las escaleras que se abarrotaron de gente durante el cambio de escenario.

Cuando volvió al frente del público, J Balvin subió al único invitado de la noche: Marciano Cantero de los Enanitos Verdes (de quienes declaró ser fan y se refirió como “una de las bandas de rock en español más importantes que hay”). Cantero tocó ‘Un Peso’, canción que grabó con el colombiano para su disco Oasis (2019). Luego, unos bailarines con cabezas gigantes de Cardi B y Bad Bunny tomaron el escenario en ‘I Like It’, excitando tanto a los espectadores que, sintiéndose realmente dentro de una fiesta, le permitieron a Balvin cantar dos veces seguidas ‘Blanco’. ‘RITMO’ y ‘QUE PRETENDES’ fueron la gota que colmó el vaso e hizo estallar a todos: varios minutos de gritos y aplausos lograron emocionar al cantante.

Llegando al final, le mandó un saludo a Cazzu y a Maradona, se despidió y les agradeció a todos por haber estado allí, para luego cerrar con ‘Mi Gente’. Nadie entendió muy bien lo que pasó durante el show: o cada una de las canciones era la que todos estaban esperando, o realmente J Balvin tiene el poder para hacer que todos los momentos sean el mejor momento de su show. Quizás sea un poco (o mucho) de ambas.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *