FRANZ FERDINAND: “JOHN LENNON ERA UN TREMENDO IMBÉCIL”

Nuevo álbum de rarezas, Trump, Brexit, sellos independientes y su amor por nuestro país en una entrevista exclusiva con Alex Kapranos.

Franz Ferdinand volvió a Sudamérica en 2019 para tocar en Perú y Colombia. A pesar de no retornar a nuestro país (ya lo habían hecho en 2018), y luego de cambiarme el horario dos veces —lo que verán terminó siendo afortunado— logramos una entrevista con su frontman exclusiva para Argentina desde los camarines del Veltra Music Festival en Lima, minutos antes de salir al escenario.

SPE: Hay una canción con cierta popularidad en YouTube, y los comentarios lamentan que nunca la han tocado en vivo. Me refiero a ‘Wine In The Afternoon’, ¿qué pensás de ese tema? ¿Fue un error jamás incluirlo en un álbum?

Alex Kapranos: ¡Uh, esa canción! Sí, fue un B-side. Recuerdo haberla escrito, habla acerca de la vida de nuestros amigos en los ‘90, antes de que estuviera en Franz Ferdinand, cuando estábamos desempleados. Debería volver a escucharla… Es como una canción festiva sobre un más bien depresivo comportamiento de alcohólico. ¿“Tomando vino en la tarde”? O sea, what the fuck? ¿Sos alcohólico? Pero bueno, pasa en las mejores familias. Hay muchos temas que nunca llegan a los álbumes y eso no implica que fueran necesariamente peores que las que sí quedaron, a veces incluso son mejores. A menudo pienso que deberíamos hacer un disco compilatorio con estas canciones.

SPE: De hecho esa era mi última pregunta, pero ya que lo mencionás… El año pasado cuando vinieron al país entrevisté a Paul (Thomson, el baterista) y, cuando le pregunté sobre esta canción, dijo que deberían sacar un álbum de B-sides “probablemente en algún momento del año que viene”. Ya pasó un año de eso y no parecen estar muy cerca, ¿o sí?

AK: Bueeeeeno… Quizás estemos más cerca de lo que pensás. Es gracioso porque cuando hacemos los álbumes a veces simplemente no me gusta la grabación final de algunos temas, por ende no los incluimos. Pero después los tocamos en el show, como ‘Scarlet & Blue’, entonces hay versiones en vivo en YouTube, y ahora me dan ganas de mezclar estas canciones y editarlas.

Cuando hicimos el último disco había una canción titulada ‘Black Tuesday’ que tocamos en la gira a pesar de no haber quedado en la placa. También tenemos algunas versiones muy distintas de ‘Turn It On’ y ‘Can’t Stop Feeling’, están buenísimas, pero por alguna razón no las incluimos. Sé que hay grandes fans que aman estas canciones y versiones inéditas. A mí me pasa lo mismo con bandas como The Beatles, con tantas rarezas que nunca ven la luz del día. Así que sí, ¡este álbum es una deuda pendiente!

Al parecer la idea quedó revoloteando en la cabeza de Alex. Semanas después de nuestra charla tuiteó:

SPE: El 2019 no vinieron a nuestro país, donde han dado increíbles shows. ¿Qué pasó? ¿Fue por el contexto económico adverso? 

AK: Mirá, volvería a Argentina mañana si pudiese. Me encanta tocar ahí, los fans son muy leales y extremadamente apasionados. Cada vez que abro las redes sociales veo fans argentinos que nos piden que volvamos y lo aprecio mucho. Fuimos en el 2018, estaba difícil, pero como realmente queríamos logramos que pase. Sé que los promotores en Argentina están teniendo un momento complicado. Ocurre en otros países también. Desearía que los políticos dejen de hacer cagadas así puedo brindar un concierto se me cante.

Después de esto, Alex me preguntó sobre nuestros problemas económicos. Se notaba que le preocupaba profundamente. También explicó que, como esta era la última tanda del tour Always Ascending, debían poner énfasis en llevarlo a los países donde no habían podido ir en 2018, pero que no tocar en Argentina no había sido una elección intencional.  Le intrigaba saber, además, si estábamos teniendo menos recitales por la crisis. 

 

“LAS MEJORES COSAS EN LA VIDA OCURREN CUANDO TOMAMOS RIESGOS”

 

SPE: Te tiro esta de la nada: ¿quién es tu Beatle favorito y por qué?

AK: ¡Mierda! Esa es muy difícil… A ver, John Lennon era un tremendo imbécil, pero carajo, escribió algunas canciones increíbles… Era claramente jodido, pero también cool. Y lo tenés a George Harrison, sin lugar a dudas el más querible: si fueses a tener a un Beatle como amigo, ese sería George. Si estuvieses por ir a un bar, probablemente llevarías a Ringo y te reirías cervezas mediante. Paul McCartney es el encanto de la banda y musicalmente el más complejo… Creo que lo mejor de los Beatles es que tenías todas estas personalidades juntas: alguien que puede idear una canción como ‘Something’ y otro que cae con ‘Strawberry Fields’, es una locura. Sin embargo, para contestar tu pregunta voy a elegir a Paul por mi madre. Ella estaba obsesionada con él, por eso mi nombre completo es Alex Paul Kapranos.

SPE: Si yo jamás hubiese escuchado Franz Ferdinand y vos quisieses que lo hiciera, ¿qué me dirías?

AK: No sé, simplemente pondría las canciones. Creo que explicar la música arruina la situación. Si quiero que mis amigos me recomienden música voy a esperar que simplemente manden algo para escuchar. Lo sentís de inmediato. Si tuviese que explicarte, sin embargo… [rezonga cómplicemente]. No soy periodista, ¡no soy bueno con estas cosas! Esa es mi respuesta fácil.

 

“EL BREXIT ES UN PROBLEMA ARTIFICIAL”

 

SPE: Esa es la excusa predilecta de un músico para evitar responder… 

AK: Sí, ¡pero es verdad! Okey, ¿querés una respuesta? Porque te va a hacer sentir fucking bien, como toda buena música debería. Siempre pienso que la buena música debería funcionar en ambos niveles: ser realmente compleja y realmente estúpida al mismo tiempo. Me encanta la idea de que tanto la parte instrumental como las letras sean verdaderamente complejas, pero no tengas que escucharlas si no querés, porque podés solo sentir el beat repetitivo y la melodía pegajosa. Eso está genial. Y si querés experimentar el resto de las cosas están ahí también. La gran música es así, ya sea Nirvana, The Stooges o también The Beatles. Pensá en la complejidad de los Beatles, cuando al mismo tiempo podés escucharlos simplemente como una buena melodía y canción en general. La música que hago tiene que ser así, a la vez tan tonta y tan inteligente como pueda ser.

SPE: Ustedes siempre estuvieron con el sello Domino. ¿Consideran importante formar parte de un sello independiente? ¿Por qué? ¿Qué difiere de firmar con una gran discográfica?

AK: Lo que hace que las cosas ocurran es el componente humano. La relación con Domino no es solo profesional, es una relación humana. En aquel entonces, cuando estábamos empezando como banda y firmamos con Domino, ambas partes tomamos un riesgo. Las mejores cosas en la vida ocurren cuando tomamos riesgos, como cuando nos enamoramos. Para responder puntualmente a tu pregunta, la diferencia entre trabajar con un sello independiente y trabajar con una gran discográfica es que en el primero te quedás con la gente, se convierten tu familia. En una discográfica puede que firmes con alguien que quieras y respetes, pero una discográfica es como como cualquier otra corporación: el personal cambia con el soplido de las presiones de mercado, el departamento de contabilidad y cosas como esas. Puede que quieras a la persona con la que trabajas y luego que en seis meses la estén despidiendo, o se pase a otro departamento u otra industria. Claro que una gran discográfica puede distribuir tu música de formas que un sello indie jamás podría, pero me cago en eso. Además estos sellos crean una identidad. Cuando escucho una banda que me gusta mucho puedo discernir su identidad, y se me hace muy fácil entender por qué firmaron con tal o cual sello.

SPE: ¿Podrías definir cómo te sentís frente al Brexit en una oración?

AK: [Suspira] Quisiera que el Brexit desapareciera de mi vida. No, esperá, ¿sabés qué? Me encantaría que el maldito Brexit jamás hubiese ocurrido. El Brexit es un problema artificial. Antes del referéndum del 2016 nadie hablaba de esta porquería. Claro que había ciertas personas que tenían quejas, me refiero a la población en general: a nadie se le ocurría una mierda romper relaciones con la Unión Europea. Y ahora consumió cada jodido minuto de conversación en el Reino Unido. No del Reino Unido, ¡de todo el maldito planeta! Miranos a nosotros, hablando de esta estupidez, es tan aburrido, tan destructivo, me encantaría que se fuera al carajo. Y es lo mismo con Trump en USA: ¡¿por qué tengo a este energúmeno en mi puta vida?! ¡¿Por qué tengo que escuchar a este imbécil en las noticias cada día?! Espero ansioso estar a 10 años de distancia para cuando todo esto sea mera historia.

Otra voz aparece en el teléfono. Nos avisan que la entrevista debe terminar porque la banda está por tocar. Se suponía que íbamos a hablar 10 minutos y ya vamos 28, posible solo gracias al cambio de horario, que dejó nuestra charla para el último turno.

SPE: Cerremos con esta: ¿recordás alguna anécdota de un fan subiéndose al escenario? ¿Fue divertido? ¿Dio miedo? (lo pregunto recordando que ocurrió en el Movistar Free Music en 2013 en Buenos Aires).

AK: Sí, la gente sube a menudo. A veces es divertido, a veces no. Me acuerdo de una vez que fue gracioso, estábamos tocando en un festival en Francia [no puede continuar porque se tienta]. En fin, Carl Barât de The Libertines vino al escenario, es amigo nuestro, pero el equipo de seguridad no sabía que era él entonces lo aplastaron por completo. Fue medio cómico, o sea, no para Carl, pero sí para nosotros. De vez en cuando los muchachos de seguridad pueden ser un poco… entusiastas.

Es fácil notar cuando un músico da una entrevista por obligación, y es muy valioso cuando ellos realmente disfrutan tomarse el tiempo de decir lo que piensan y hacerlo llegar a les fans. Kapranos es el tipo de «rockstar» que necesitamos ver más seguido.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *