FLAYAZ: “SOY GUARRA CUANDO CANTO Y ME GUSTA PORQUE ES REAL”

Vivir al ritmo del jazz o el vendaval que te despeina en la ciudad

Charlamos con flayaz, uno de los proyectos más jugosos y prometedores del interior del país. El año pasado se fue a Barcelona con su EP Losotro (2019) bajo el brazo y asentó su sonido neo soul que coquetea con el pop alternativo y el jazz como vector principal de toda la composición. Yazmín Álvarez, música y cantante cordobesa, ha pasado por una serie de bandas y emociones que van desde live sets hasta ser corista de Willy Crook, formando un currículum que avala y explica el éxito de su trabajo.

¿Quién es flayaz? Contanos un poco sobre tu desarrollo en la música.

Flayaz: Hoy en día, como artista me reconozco musicalmente, pero siempre estuve relacionada con el arte. En principio fui instruida, tuve muchos mentores y profesores; a los 15 seguí como autodidacta, jugando e improvisando. Empecé a estudiar jazz y apliqué el «aquí y ahora» toda mi vida: ir creando y reflexionar al respecto, reinterpretar lo creado hace unos segundos. Cuando me vi como solista me encontré haciendo lo mismo, siempre voy por ahí. Cuando estaba en Fitzbiyatau y con los The Reverend Son Of también hacíamos ese juego.

“A VECES ADMITO ERRORES PORQUE EL MENSAJE SE LOGRA TRANSMITIR, NO SOY MUY CORRECTA CON LO QUE DIGO”

 

Hice flayaz porque quería sorprenderme e irme a otros lugares, y no había forma de pensarme en una dependencia con músicos sesionistas. Se me hacía muy grande para moverme y no tener la seguridad de que podía tocar en cualquier lado. También tenía un montón de cosas para decir que no entraban en ningún proyecto de los que estaba gestando. Muy intenso todo, pero así salieron de parto natural cuatro temitas.

¿Cómo se crea un material donde todo parece estar al servicio de hacer brillar la técnica vocal y aún así se podría escuchar solamente la producción sonora?

F: A Losotro lo hicimos con Bernardo Ferrón (Telescopios). Yo ya tenía el pasaje y tenía los temas, pero necesitaba alguien que se encargue de terminarlo, entonces le mandé los temas y se re copó. Lo hicimos en cuatro sesiones en las que tuvimos una conexión instantánea, mezclamos juntos y regrabamos todas las voces en su casa. Él terminó de mezclar, lo masterizaron con Ruben Ordoñez y me llegó el EP cuando yo ya estaba en Barcelona. La intro es como si fuera una muerte y un renacimiento, después hay tres historias, y el final, ‘Es El Viento’, que es como una despedida. Hay mucha improvisación, y el único tema que terminó y lo grabamos así, teniendo el esqueleto principal en dos tomas, es ‘Rafael’, un track que estaba muy cerrado vocalmente. No hay mucha más magia detrás de eso, logramos captar el aquí y ahora más allá de si yo canto bien o mal. Cuando escucho un tema me vuelvo productora de mí misma y pienso si le creo a esta mina que está cantando. Si creo lo que me dice, está bien, y recién entonces admito errores musicales o de tempo, que son admisibles porque el mensaje se transmite. No soy muy correcta a la hora de pensar las letras. Soy bastante guarra, pero me gusta porque es real.

“ESO DE «LIMPIAR TU NOMBRE» ES PURO EGO. QUE HABLEN, QUE DIGAN. YO ESTOY TRANQUI”

 

¿Qué onda vivir y trabajar en la música en Barcelona?

F: Al principio me agarró sin papeles, así que estuvo bastante áspero. Este lugar tiene una vibra muy intensa. Dicen que vibra bajo el signo de Acuario, entonces está lleno de momentos especiales y volátiles. Es una sensación de que está pasando algo muy zarpado en alguna parte de la ciudad, pero no sabes dónde; es muy mágico y a veces te encontrás descolocado. Yo me puse mas seria acá y eso se tradujo a nivel musical. Empecé a pensar en eventos, en lo que necesito para aplicar a fiestas de los barrios de acá. Como que el arte implica todo un proceso burocrático en cadena que yo nunca tuve en cuenta y me puse más oficinista. Por suerte hay mucha gente que colabora en el proyecto y me ayuda en eso, como Nico Suárez (management y producción). La podés pasar bien y no hace falta que llenes un estadio. Un consumo masivo de mi arte no es algo que yo busque, aunque sí quiero vivir de esto. Acá hay como muchas ramas y muchos nichos para chillearla, pero sin un punto medio porque no hay mucho espíritu del underground, no hay un Belle Epoque o un Niceto. Sin embargo, siempre hay más que pizza y birra.

Contaste previamente que tu último single, ‘Rica’, es una suerte de queja y denuncia. ¿Querés ampliarnos esas ideas?

F: Pienso en los falsos profetas que tuvieron una revelación y se quedan ahí. En este caso, me tocó amorosamente: alguien me estaba pintando una cosa y después nada que ver, re exigente y machista. Si yo no doy algo porque así lo estoy decidiendo y lo explico, y la otra persona lo toma como si yo tuviese un problema o fuese defectuosa, como si estuviera rota, no está bueno. Si realmente me tomaras como un igual, ¿te molestaría esto que soy?  Al final del tema es eso: “Cuando hables mal de mí, que se entienda bien mi nombre”. Lo hablamos con Willy, con quien somos muy amigos y es uno de mis maestros, y dice que es la frase perfecta, muy inclusiva y verdadera. Que se entienda bien mi nombre y yo me hago cargo a partir de ahí. Eso de limpiar tu nombre es puro ego. Que hablen, que digan. Yo estoy tranqui, chillin’ en mi casa. Por otro lado, estoy leyendo Mujeres Que Corren Con Los Lobos (1992) de Clarissa Pinkola Estés, y en uno de los capítulos habla del depredador, que no necesariamente es un hombre, sino que pueden ser creencias, parámetros y patrones heredados de la sociedad, de la familia, de la memoria genética. Cuando eso está en la sombra, se encargan de comerte y arruinarte. De ahí salió ‘Rica’. Ahora estoy trabajando en otro single con el Berni que se llama ‘Amarga’ y habla un poco lo mismo, pero desde un análisis que va más allá de mi ser; es menos ghetto, pero tiene más verdad y templanza. Sonoramente es más como ‘Es El Viento’, con una batería groovera que a la vez respira un montón, unas teclas súper claras medio analogic, con muchos coros. Ya está bastante encaminado el tema y hay que dar espacio a que la música se termine de acomodar.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *