FESTIVAL AMNISTÍA: DONDE LA MÚSICA Y LOS DERECHOS HUMANOS SE UNEN

Llega la vuelta del histórico festival bajo la consigna “toquemos los temas que importan”.

Amnistía Internacional Argentina —reconocida mundialmente por su compromiso en movilizar y concientizar en torno a diferentes temáticas sociales— llega nuevamente a nuestro país, para traernos un festival compuesto por músicos jóvenes y comprometidos como El Kuelgue, Bandalos Chinos y Louta, a los que se suman nuevos artistas confirmados como Agarrate Catalina (Uruguay) y Eruca Sativa. El pasado martes, en el Centro Cultural Konex se realizó un cóctel para dar a conocer el show que tendrá lugar el próximo 15 de diciembre en el Estadio Obras outdoor.

Bajo el lema de “¡Derechos humanos ya!”, la primera edición del festival se realizó en 1988, en el Estadio de River, con grandes artistas de renombre internacional y local, y una enorme multitud de asistentes (mira el histórico cierre acá). El evento marcó aquel momento de vuelta a la democracia que vivía Argentina por esos años, además sirvió para celebrar el aniversario número 40 de la declaración universal de derechos humanos.

 

“Considero que lo más importante no se va a dar arriba del escenario, si no abajo, en las redes que se puedan llegar a tejer en el público”

 

SPE: ¿Qué significa para ustedes estar tocando en un festival por los derechos humanos en el que han participado figuras como Sting, Tracy Chapman y Charly García?

Connie Isla: Me parece espectacular que se le empiece a dar importancia a estas causas; más aún cuando se las relaciona con la música, que es un medio para comunicar, informar y llevar otros temas a los escenarios.

Hilda Lizarazu: Es un movimiento necesario para la concientización. Amnistía viene con temáticas que nos competen a todos mundialmente y me honra que me convoquen. Por ello estoy aquí, porque siento empatía con las causas que ellos encaran.

El Plan de la Mariposa: Estamos muy contentos. «Agradecidos» es la primera palabra que se nos viene a la cabeza, porque es un festival que impulsa el pensamiento hacia lugares importantes. Considero que lo más importante no se va a dar arriba del escenario (o yo tengo fe de que así suceda), sino abajo, en las redes que se puedan llegar a tejer entre el público. Eso es lo que me da más esperanza. Creo que estamos muy ensimismados, pensando que la realización está conectada con lo material, pero terminamos haciendo agua en lo que nos falta: lo espiritual.

SPE: ¿Cómo están viviendo su presente y cómo se ven de cara al 2020?

Connie Isla: La verdad que fue un año muy prolífico. El 12 de diciembre voy a presentar mi nuevo disco en el Teatro Picadilly. La primera función se agotó en una hora y la segunda está por hacerlo también. No puedo creerlo, estoy fascinada. En este nuevo material hay mucho amor, trabajo, mensajes y posturas un poco incomodas. Para mí, es un discazo. Lanzaría todas las canciones como singles, con eso te digo todo [risas].

 

“Amerita que haya más equidad y más mujeres arriba de los escenarios que muestren sus canciones”

 

El Kuelgue: Todavía nos estamos recuperando [risas]. Estuvimos el viernes en el festival La Nueva Generación y el sábado en el Harlem. Estuvo buenísimo, con un lineup tremendo y celebrando la nueva escena de la música, porque la están rompiendo estos pibes. Este fin de año nos encuentra muy bien, sacando varios singles, cerrando lo que es Fierrin (Lado B) y terminando el ‘Ciclo Kuelgue Juegue Viernes’ en el C Complejo Art Media, así que muy contentos y ya proyectando para el 2020.

Hilda Lizarazu: Con mucha alegría de participar en varios festivales como, por ejemplo, Cosquín Rock, donde comparto grilla con Charly García. También apoyando la ley de cupo femenino (finalmente la ley salió al día siguiente, lee más acá) y haciendo presencia para las nuevas generaciones. Amerita que haya más equidad y más mujeres arriba de los escenarios que muestren sus canciones, su arte.

El Plan de la Mariposa: Estamos grabando el nuevo disco a pleno. Es un proceso muy lindo porque podemos dedicarle muchas horas de trabajo. Es como una bendición, y creemos que es posible un mundo donde todos se dedican a lo que les gusta. Nos gusta filmar los videos, escribir guiones y pintar la tapa de los discos. En la autogestión encontramos mayor disfrute.

De esta forma, la música opera como un puente transformador de la realidad a través de la difusión de los derechos humanos y la concientización de las problemáticas sociales que se viven en la región. Sin dudas, es un momento para estar presente y apoyar iniciativas que invitan a la participación social y reafirmar los derechos conseguidos.

(No te pierdas nuestras entrevistas a Goyo Degano de Bandalos Chinos y a Barbi Recanati en la segunda parte de esta nota).

*El Festival Amnistía se llevará a cabo el 15 de diciembre en el Estadio Obras y podés adquirir tus entradasacá.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *