EVE CALLETTI: LA OSADÍA DE ROMPER LAS ESTRUCTURAS

Entrevistamos a la artista sobre el lanzamiento de su nuevo disco

Oriunda de Mendoza, Eve Calletti llegó a Baires en busca de nuevas oportunidades para desarrollar su carrera sin miedo a la mezcla de estilos, huyendo de las etiquetas. Desde SPE nos acercamos hasta su hogar, para charlar sobre el lanzamiento de Osadía (2021) y cómo se prepara de cara a la presentación oficial en el Teatro Margarita Xirgu.

¿Cómo fueron tus comienzos en la música? ¿Siempre supiste que te querías dedicar a esto?

Eve Calletti: En los comienzos se dio un poco por herencia paterna, siempre escuche a mi viejo cantar en casa, aunque nunca lo hizo de manera profesional. Mi primer guitarra me llegó a los 10 años, me enseñó a tocar y a leer partituras un vecino, después cuando se mudó dejé las clases y seguí por un camino más autodidacta. Cuando terminé la secundaria, me tomé unos años sabáticos y luego estudié la Licenciatura en Música Popular, pero no la terminé.

Tuve un primer proyecto que se llamó Té con King Kong con Paula Sánchez  y Silvina Ormeño que fue donde aprendí todo. Salí de tocar solo con la guitarra criolla para pasar a la eléctrica, a participar en festivales y eso me re curtió. Una vez que decidimos la disolución, empecé a laburar mi primer EP solista.

En Osadía siento que se ve una Eve más adulta y con otro bagaje de historias que contar

¿Cómo fue tu llegada a Buenos Aires y encontrarte dentro de su escena?

EC: Me mudé en enero de este año, soy nuevita todavía [risas], pero hicimos tantas cosas que parece que fuera más tiempo. Mis visitas a Bs. As. empezaron cuando acompañaba a Anyi como guitarrista y mientras aprovechaba para hacer mis fechas y así conocí a el que hoy es mi equipo de laburo. Mudarme ya estaba decidido, la pandemia atrasó un poco los planes, pero me vine apenas se pudo. Primero llegué a Flores y después me mudé a esta casa donde vivo con otros músicos, donde tenemos un salón dedicado a los instrumentos y a la música donde se arma un lindo intercambio.

¿Cómo es la movida musical mendocina y por qué decidiste cambiar?

EC: En Mendoza hay más músicos que lugares para tocar, ese es el problema. El paisaje es poético y es muy lindo vivir la vida cerca de la montaña, pero las oportunidades escasean. Lamentablemente pasa que el artista se tiene que mover hacia la capital para poder armar su plan de vida alrededor de la música. Lo bueno que sí tiene es que, al haber pocos espacios, los artistas terminamos siempre encontrándonos y es donde surgen las colaboraciones y se da mucho que los mismos músicos tocan en varios proyectos.

Luego de tu primer EP Vintage Futurista (2019), ¿sentís que hubo cambios en tu sonoridad desde ese momento a esta parte?

EC: Si, totalmente. Creo que el EP tenía un dejo de lo que fue el movimiento indie en Mendoza, aunque no era el formato típico porque me animé a hacer otras cosas y empecé a indagar un poco más en la producción. En ‘Soft Babe’ hay algo de trap y ‘Mi Vida de Vacaciones’ es más lo-fi, la fusión siempre estuvo.

En Osadía siento que se ve una Eve más crecida, más adulta, con otro bagaje de historias que contar. En cuanto al sonido, es más acorde a las influencias de lo que estuve escuchando este tiempo más cercano. La idea era que la voz estuviera adelante y que sea el disco de una cantante, no de una banda o del formato canción con guitarra, sino más cercano a un proyecto pop solista.

La presentación tiene tanto amor y tanta organización encima que no puede salir mal

¿Cómo fue la construcción del arte de tapa y qué representan los elementos que se ven?

EC: Empezó mal porque la fotógrafa que iba a sacar la foto nos dejó en banda el mismo día del shooting. Tuvimos que salir a buscar a otra de último momento, por suerte apareció Agus de León y nos salvó las papas. La hicimos en casa, compramos una tela de terciopelo gigante para el fondo y después la editamos digitalmente.

Usamos un montón de referencias para hacer la portada y nos pusimos a hacer un brainstorming con el equipo para ver cómo podíamos representar la idea y dónde buscar los elementos. El concepto era representar la justicia como la carta del tarot con una foto mía. En una de las manos tengo una katana, por el tema homónimo que forma parte del disco y como signo de empoderamiento. En la otra mano, tengo una balanza con dos platos: de un lado un corazón de bronce y del otro monedas de oro, representando una dicotomía entre ambos y el balance justo entre ellas. La nota de color es que esa balanza la pintó de plateado la señora que nos la alquiló en el mercado de pulgas, antes era blanca y la tenía la Lanata que se le habían alquilado para su programa.

 

Cuándo uno ve la tapa le dan ganas de que esa imagen cobre vida y ver cómo se desarrolla esa estética en formato audiovisual, ¿Tenés pensado lanzar algún videoclip?

EC: La idea está, pero teniendo un proyecto autogestionado es difícil contar con el presupuesto para realizar todo lo que uno se propone. Por lo pronto, el jueves grabamos una sesión de cuatro de los temas del álbum que saldrá en unos meses. Elegimos los que tienen las invitadas para que puedan destacarse y poder tener un material audiovisual del disco que esté bueno. Lo vamos a filmar en el mismo teatro y ya tenemos todo guionado, vamos a usar varios spots como el palco y camarines.

Tu estilo es muy ecléctico, en tu trabajo podemos encontrar distintos géneros y sonidos latinoamericanos que van desde el trap hasta el R&B o el flamenco, sin miedo a la mixtura. ¿Cómo te encontrás dentro de estilos tan variados?

EC: El nombre del álbum representa ese coraje de fusionar un montón de cosas que siempre escuche, antes de toda la ola de Rosalía, cuando yo estudiaba música popular me atraía mucho el flamenco. Escuchaba muchos artistas como Camarón de la Isla y Paco de Lucia ya en el 2015, cuando era adolescente. También me gusta mucho el tango, en ‘Luna en Piscis’, aparece un guiño al final, y por otro lado también soy hija del pop de MTV y de artistas como Britney Spears y Christina Aguilera, lo que también influyó en el resultado del álbum.

¿Qué significa la música para vos?

EC: Es un montón, para mi estoy casada con la música porque es la única constante que voy a sostener el resto de mi vida. Es mi señora [risas].

¿Cómo te preparás para el show en el Teatro Margarita Xirgu?

EC: Yo digo que es como el cumpleañitos de 15 del disco, de una madre soltera que garpa todo. Va a haber invitadas, seguramente alguien recitando poesía y falta definir si otro artista abrirá la noche, estoy ultimando detalles. Pero tiene tanto amor y tanta organización encima que no puede salir mal, es el evento más importante de mi año.

Eve se estará presentando el próximo sábado 9 de octubre a las 20:00hs en el Teatro Margarita Xirgu, podés conseguir tus entradas acá.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE