ERUCA SATIVA: “SIEMPRE INTENTAMOS GUIARNOS POR LA MÚSICA”

Y la música les trajo hasta su primavera.

Eruca Sativa es una de las bandas más convocantes de la música nacional. Con un discurso acorde a su modo de vivir, un abanico gigante de sonidos en su haber y doce años de trayectoria, el trío se ha convertido en un emblema del rock contemporáneo. En esta charla con SPE, Lula Bertoldi (Guitarra y voz) y Brenda Martín (Bajo) nos cuentan sobre los conceptos detrás de su nuevo disco Seremos Primavera, el ‘Trío Tour’ que preparan junto a The Warning (México) en siete ciudades argentinas y lo que fue la última década para elles como grupo.

SPE: Salió Seremos Primavera, su sexto disco de estudio. ¿Qué es para ustedes «ser primavera»?

Lula Bertoldi: Es la expresión de un deseo, por eso la conjugación en futuro. Además de que la primavera es una época que creo todos esperamos, donde nos encontramos más verdes, florecidos, saliendo del invierno que es un poco más crudo. Las dos cosas juntas dan como resultado el deseo de algo lindo que va a venir y va a estar bueno. Todas las letras del disco tienen que ver con eso, el esperar algo y trabajar para que venga… Uno no puede quedarse sentado esperando la primavera. También, el ser primavera no tiene que ver solo con esperar algo, sino con ser parte de eso.

SPE: Claro, ser une con la primavera…

LB: Sí, y con una primavera personal también. Un florecimiento, el salir de un capullo, de algo que todavía no es, pero va a ser.

“Es una declaración hacer un disco sin distorsión en este momento”

 

SPE: Para este álbum presentaron un sonido distinto al que venían manejando, ¿cómo encontraron este «sonido primavera»?

Brenda Martín: Sabíamos lo que no queríamos: hacer algo que suene igual a todo lo que hicimos antes. Buscamos alejarnos de los riffs con distorsión, los bajos con slap y las baterías pesadas. Nos planteamos el desafío de ir para otro lado con la música. Es algo que siempre nos propusimos disco a disco, pero fuimos agotando recursos con cada trabajo. Entonces, vimos que el camino que teníamos para explorar iba por este lado, y la verdad que el resultado nos encanta. Es lindo escuchar una música más limpia salir de nosotres, ya que es un costado que no habíamos experimentado nunca.

SPE: Fue alejarse del rock como género un poco, ¿no?

LB: Sí, pero ahí está la incógnita sobre “¿Qué es el rock?”.

BM: Claro, pero si lo pensás ‘Los Dinosaurios’, ‘Viernes 3 AM’, ‘Muchacha Ojos de Papel’, ‘Tres Agujas’, todo eso es rock y jamás se le cuestionó la sonoridad. Creo que es algo más de esta época asociar el rock nacional con Pappo o Riff, porque es una categoría muy amplia. El sonido que manejamos ahora es más cercano a lo que hacía gente como Charly García, Spinetta, Hilda Lizarazu, Sandra Mihanovich, Celeste Carballo o Fito Páez, que también son referentes del rock.

SPE: Más allá de la evolución sonora, ¿qué sienten que cambió en ustedes en estos 12 años de carrera?

LB: Muchas cosas, pero creo que estos últimos tres años fueron los más vertiginosos. Pasaron muchas cosas que nos hicieron plantear nuestra música desde otro lugar. Más que nada por motivos de urgencia: había muchas cosas que decir, mostrar y defender, y la música se pone a disposición de esas causas, ¿no? También es una declaración hacer un disco sin distorsión en este momento, lo tomamos como una postura estilística de dónde queremos pararnos a decir las cosas. Lo podés ver como algo positivo o negativo, para nosotros es eso el haberlo hecho a propósito. No es que no nos andaba el pedal de distorsión [Risas].

“Este contexto social necesita de mensajes claros, fuertes y concretos”

 

SPE: Es alejarse de esa postura «hegemónica» y «cómoda» con la cual se viene relacionando al rock nacional.

LB: Totalmente, tiene que ver con eso también. Nada de lo que hicimos para este disco es casual: el nombre, el poner solo «Eruca», los videos, la ropa, los peinados, todo es una cuestión de discurso. Creo que es uno de nuestros discos más coherentes, en todo sentido. Siempre intentamos hacer todo muy a conciencia, pero en este momento no podíamos dejar nada al azar. Este contexto social es coyunturalmente único y necesita de mensajes claros, fuertes y concretos.

SPE: Seremos Primavera recién lo estarían presentando el año que viene, ¿no?

LB: Sí. Masomenos por marzo comenzaríamos a presentarlo. Por lo general, en enero y febrero tocamos más en festivales. En diciembre ya van a salir las fechas de la gira.

SPE: Antes de eso van a estar tocando en el ‘Trío Tour’ junto a The Warning, banda de México. ¿Cómo se dio esta gira?

LB: Fue un contacto que hicimos hace un año más o menos. El manager de ellas conoció a la banda y le re gustó. Se les ocurrió invitarnos a México y el año pasado estuvimos allá girando juntas. Ellas son divinas, también su equipo de trabajo y sus papás (porque son menores, así que tienen que viajar acompañadas de ellos). Más allá de que las bandas sean muy distintas, pegamos mucha buena onda. Ellas siempre están queriendo ver cómo crecer, mejorar su música y sus shows, en ese sentido nos sentimos muy similares.

BM: No conocen Argentina, pero sabemos que la van a pasar bien porque el público acá es re copado.

LB: Además son geniales, la gente la va a re flashear con su música. Son tres hermanas muy chicas (la más joven tiene 14), que tocan desde muy pequeñas y suenan increíble. No hay muchos ejemplos acá de bandas así con ese power. Es más, creo que mucha gente va a seguir la gira para verlas a ellas una vez más.

SPE: Además tocan con una banda local en cada una de las fechas de la gira. ¿Qué criterio utilizaron para elegir a esos grupos?

BM: Principalmente, buscamos bandas que nos gusten en las que participen mujeres o disidencias. Intentamos abrir el espacio a esas voces, pero también priorizando que nos agrade lo musical. Nos sorprendimos porque descubrimos varias muy buenas en las distintas ciudades. Otra cosa que buscamos es que no fueran grupos con propuestas muy «fuertes», como para variar un poco en la noche y que el público vayan descubriendo varias sonoridades.

LB: Fuimos consultando mucho a colegas a la hora de buscar. Preguntando por tríos, cosas que anden sonando en esas ciudades.

SPE: Ahora que está terminando la década, ¿qué balance hacen de lo que fue musicalmente?

LB: Ha sido una época intensa. Como ya dije, los últimos tres años fueron muy vertiginosos. La escena musical se venía dando de una manera y, de la nada, cambió totalmente. Me parece muy fresco todo el tema de escuchar música vía streaming o que los artistas no dependan de un sello. Hay músicos que se dan a conocer con un tema por las redes y se vuelven fenómenos virales, lo cual me parece tremendo. Es como usar el sistema en contra del sistema. Todo eso hace que la industria esté en constante movimiento. Me parece muy interesante de analizar.

SPE: ¿Y en cuanto al crecimiento personal de Eruca?

LB: Hemos crecido mucho. Siempre intentamos guiarnos por la música, haciendo lo que nos gusta y que eso nos lleve a distintos lugares. Esa ha sido nuestra motivación y nuestro norte. Las otras cosas se van dando, uno no puede controlar el crecimiento de una banda.

BM: A mí me parece que estos últimos años estuvimos más abiertos y receptivos de lo que pasa alrededor. Siento que en los primeros discos estábamos un poco más cerrados a todo eso, habría que ver por qué… Quizás la edad, la situación política del país y los procesos personales nos volvieron más despiertos y conectados con el contexto. No es que antes no nos interesara, pero teníamos un acercamiento más «ingenuo».

Por Iván Gritar

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *