ENTENDIENDO A CHECHI DE MARCOS, GANADORA DE CAMINO A ABBEY ROAD

Una de las nuevas voces de la escena nacional charló con SPE para conocerla un poco más

El certamen que difunde a los músicos emergentes, Camino a Abbey Road, celebró su primera edición hogareña y encontró en Chechi de Marcos su ganadora. La joven música entrerriana, votada por un jurado que contaba con músicos talentosos como Richard Coleman, Esmeralda Escalante y Walas, tendrá la oportunidad de grabar estudio de Buenos Aires la canción que la hizo triunfar en la contienda. ¿La frutilla del postre? Será mezclada y masterizada en los míticos Abbey Road londinenses. Sobre su música, el concurso y los géneros, conversamos con la talentosa cantante.

¿Qué sentiste al ver que una referente del nuevo indie nacional como Esmeralda Escalante (Ainda Dúo) haya sido atraída por tu tema ‘Casi Nunca Entiendo Nada’ en el concurso?

Chechi de Marcos: Admiro mucho a Esmeralda. Sin dudas, una de las cosas más lindas del concurso fue ser elegida por ella porque es un gran referente para mí. Me gustó mucho su devolución y creo que pudo leer bien lo que la canción quería transmitir, mi catarsis.

 

“Siempre me persigue la pregunta de ‘¿qué tipo música hacés?’, y la odio porque realmente no sé”

 

¿Te sentías con posibilidades de ganar cuando presentaste tu video o lo hiciste sencillamente para movilizar un poco tu música?CdM: La verdad no veía posibilidades de ganar porque, como dice mi canción, “bailo al ritmo de mi propia creación, que nadie va a escuchar, porque nadie tiene tiempo, y aunque lo entienda me gustaría que fuera distinto”. No imaginaba ese escenario, porque para mí siempre fue un juego y un desafío entrar en el concurso, y eso fue lo mejor de haber ganado.

En la descripción de ‘Casi Nunca Entiendo Nada’ escribís que es una canción de «poprockfolktrap». ¿Fue un comentario humorístico o verdaderamente considerás que en tu música pueden fusionarse tantas sonoridades?

CdM: Qué buena pregunta. Fue con un poco de humor porque no supe poner a mi canción dentro de ningún género específico, simplemente metí todos en una misma palabra. Creo que hablar de eso, en algunos casos, es un poco difícil hoy en día con tanta fusión de estilos. No me gustaría mantenerme dentro de uno, sino que prefiero explorar muchos. Siempre me persigue la pregunta de “¿qué tipo música hacés?”, y la odio porque realmente no sé. 

¿Tenés estructurados los arreglos que le harás al tema o pensás dejar espacio para la improvisación y lo que surja en el estudio? ¿Considerás trabajar con un productor o productora, o vos vas a llevar a cabo ese rol? 

CdM: No tengo muy estructurados los arreglos, pero sí me imagino sonoridades que quiero; cuando hice la canción siempre tuve a la producción presente. Un miedo que tuve cuando la subí para el concurso fue si los jurados iban a poder entender eso que yo me imaginaba, pero se ve que sí [risas]. Ya tengo el productor para el tema y se llama Pablo Giménez, quien produjo el disco que estoy por sacar ahora.

La anterior ganadora del certamen, Feli Colina, tuvo un recorrido similar al tuyo. Ella salteña, vos entrerriana, ambas decidieron venir a Buenos Aires a mostrar su música, y las dos encontraron en el certamen la posibilidad de mostrarla. ¿Te ilusiona repetir el camino que ella concretó con Feroza (2019)?

CdM: Me gustaría aclarar que soy entrerriana pero hace bastante que vivo ya en Buenos Aires, incluso terminé la secundaria acá. Con respecto a Feli, ella es todo lo que está bien. No podría comparar su camino con el mío porque seguramente sean muy distintos. Admiro mucho su música, su poesía, su autenticidad y su humildad. Tuve el placer de escucharla en el subte D una vez que volvía de la facultad y, sin saber quién era, me acerque a felicitarla. Su novio, Bruno Dante, terminó siendo el baterista de mi disco, así que quizás la vida nos cruce de vuelta.

Chechi de Marcos tiene una voz cálida, un estilo muy auténtico a la hora de tocar la guitarra, un buen gusto notable en sus producciones y una personalidad agradable. Con letras cotidianas y concisas, la conjunción entre lírica e instrumental da lugar a un resultado ameno, por lo que es una voz a seguir en el radar de la música emergente nacional.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *