POP EXPERIMENTAL Y EXPLORATORIO: CHARLAMOS CON ELMALAMÍA

El cantante chileno nos cuenta sobre el dolor y la pena en su álbum DRAMA

Lucas Solovera es el nombre del chico detrás de elmalamía, a quien se le puede llamar «la última revelación chilena» que ha susurrado sobre los oídos de nuestro país. Las razones parecen estar en la designación única del estilo del cantante y productor trasandino. Hace canciones introspectivas que se ven envueltas en una atmósfera de artpop, soft trap y R&B, con sonoridades filtradas de corazón lo-fi y pinceladas de bedroom. 

Su álbum debut DRAMA se publicó en agosto de este año, y llegó con la fuerza de lo que encuentra para sí un lugar y lo hace propio, resultado de una voz muy particular. Charlamos con elmalamía, quien pasó por Buenos Aires en el último mes, para conocer a la escena porteña que lo recibió con brazos abiertos.

¿Quién es elmalamía?

Lucas Solovera: Soy yo pero con otro nombre. Intenté buscar un personaje, pero es bastante real.

No me gusta mucho preguntar por los nombres, pero elmalamía me causa cierta curiosidad, ¿hay algo ahí?

LS: Trabajé como asistente en un estudio en Chile, y hubo un momento en el que cometía muchos errores, también en mi vida personal. Sentí que decía mucho «mala mía», y decidí que el proyecto se llame así. Me equivoco harto, pero aprendo de eso

Un poco como la historia de León Gieco. Entonces ahí aparece DRAMA. ¿Qué buscabas con ese laburo?

LS: Fue un experimento. Trabajaba en el estudio y aprovechaba los días en los que no había laburo para poner en práctica lo que estaba aprendiendo. Quería hacer composiciones, producciones y diseño sonoro. Entonces hice beats que luego tuvieron melodías y se transformaron en canciones.

“Esta música es una gran representación de tres años de mi vida”

Tomemos esto medio como un juego: ¿cuál es el género de elmalamía?

LS: Uh. Pop lo-fi te diría. Trato de que sea eso. Antes componía muy alternativo entonces siento que es pop, pero DRAMA es algo alternativo también. El foco es que este mundillo deje de serlo y que crezca. Ahora hay más espacios para escuchar canciones que tienen otro estilo, una estética más opaca o una estructura menos estándar. Por eso le digo alternativo, pero me gustaría que sea una cosa de consumo y no tanto de estilo, entonces le digo pop

Son canciones introspectivas, ¿no?

LS: Absolutamente.

Eso es algo que no goza de muy buena salud. 

LS: Un tiempo estuve escribiendo cosas pretenciosas, tratando de «hacer un hit». Y digo “tratando” porque no tengo idea cómo son, cómo se estructuran ni cómo se escriben. En un momento empecé a escribir de lo que me pasaba, y por eso todas las canciones hablan de lo mismo, del dolor y la pena en base al amor. DRAMA y elmalamía son una total representación de mi persona a lo largo de tres años muy específicos de mi vida, con procesos muy dolorosos y cosas que me hicieron pensar mucho. 

Me gusta la literatura y los letristas chilenos que, por lo general, me suenan menos pretenciosos que cierta tradición argentina.

LS: En el álbum hay una canción que se llama ‘Eres Día Eres Noche (Poema)’. Hasta el último momento dudé de ponerle así, porque no sentía que lo fuera. Pero era la canción más metafórica que tenía y me hizo sentido que se llama así. Pero sí, son más banales las letras.

“Es un montón que a la gente le guste mi música”

¿Hay algo de la canción chilena? Ciertas frases me recordaron a Pedropiedra, que no es trova chilena pero es una adaptación de esa voz.

LS: Creo que no. Lo escuchaba de pequeño. Puede ser que lo tenga de referente inconsciente, pero nunca fui de escuchar mucha música chilena.

Es que DRAMA no suena a tradicional. Pero también hay referencias latinas, como las maderas de ‘nopidomucho’.

LS: Sí, obvio. Con esa canción traté hacer un reggaetón, pero no funcionó. Es una canción bailable, pero es triste también, me gusta esa dualidad. Siempre me llamó la atención la madera, hay un artista que se llama Gabriel Garzón, que hace música más soul, medio norteamericana. Pero también tiene canciones muy lindas que ocupan mucho las texturas maderosas. Puede ser que esté por ahí lo latinoamericano, en ocupar elementos más orgánicos.

Estuviste por Buenos Aires. ¿Cómo la pasaste?

LS: Tenía el plan de venirme y se empezó a concretar cuando saqué DRAMA, porque me hablaron muchas personas de acá para trabajar. Llegué y me tocó conocer gente muy piola. Pienso en armar una banda, planificar los shows y salir a presentar mi disco. También voy a producir a otros artistas. No imaginaba que me iba a pasar todo esto. Para mí «es un montón» que a la gente le guste mucho mi música. En La Tangente fui telonero de Galean y la gente coreaba mis canciones. Es todo muy lindo.

 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE