EL RETORNO DE ÉL MATÓ

Un reencuentro que incluyó ‘Mujeres Bellas y Fuertes’

La última vez que Él Mató un Policía Motorizado tocó en Buenos Aires fue allá por el año 2019, que no es tan lejano como parece, cuando la pandemia no existía y los problemas (parecían) menores. Dos años después, volvió con la misma fuerza de siempre. El reencuentro fue en GEBA, donde el show recibió a sus presentes más tarde de lo esperado debido a un problema técnico: “nos falta un médico, está llegando”, explicaba el guardia de seguridad.

Pasada las nueve y con mucha ansiedad encima,  el espacio se llenó a paso lento. El viento soplaba fuerte, algo que quizá fue bueno en estos tiempos donde la ventilación es clave, mientras que el cielo despejado acompañaba el buen humor general.

El show de Él Mató recorrió grandes hits como ‘El Tesoro’ o ‘La Noche Eterna’; además de ser el show donde ‘Mujeres Bellas y Fuertes’ volvió a sonar en los escenarios después de un largo tiempo de no haberla tocado en vivo. En el público, el pogo estuvo presente y los saltos y coreos no faltaron: “el mató” con la melodía de ‘El Tesoro’ fue un highlight incluso para Santiago, que dijo: “esa es nueva, no la escuché”.

El encore duró más de lo esperado, aunque algunos se apresuraban por irse rumbo a la salida, la banda sorprendió con un total de ocho canciones de yapa, más de lo que se está acostumbrado en los shows, incluyendo ‘Chica de Oro’.

Él Mató es una banda que escénicamente no ofrecen nada más que la calidez y honestidad de sus canciones, y eso siempre es suficiente. Santiago, un líder tímido, saluda siempre con su dedo pulgar y sonríe con timidez, contagiando alegría. Lo que queda ahora, es esperar nuevos trabajos de la banda para que dice calidez se renueve y pueda refrescar los corazones (aunque siempre vamos a querer escuchar ‘Chica Rutera’).

 

 

 

 

 

 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE