EL FUNERAL MÁS HERMOSO, POR BANZAI FC

Vestidos de traje y con un cajón en el escenario, Banzai dió el funeral del rock.

Es atípico ver un show conceptual en estos tiempos, pero eso no impidió que Banzai FC nos hiciera delirar con esta excelente propuesta. Comenzando con una ceremonia fúnebre, se realizó un pequeño monólogo previo a que iniciara una música hermosa e inclasificable. Los aires de rock progresivo y jazz fusión son ineludibles en sus performances, aunque siempre consiguen exceder las categorizaciones.

Las pausas en sus canciones fueron hipnotizantes, como también los distintos caminos que tomaron a lo largo del espectáculo. Para esta presentación a través del Ciudad Cultural Konex estuvieron acompañados por un percusionista, vocalistas invitados y tres vientos: dos saxos y una trompeta. Ellos aportaron muchas texturas y contrastes a la experiencia sonora.

La banda tocó cosas nuevas y de su LP Generación TV: Temporada I (2018). Entre dichas canciones estuvo presente el ‘Tango De Anfeta’, un track que abre con ‘Mi Buenos Aires Querido’ de Carlos Gardel, para luego encarar un tango del siglo XXI. Uno podría decir que superaron su versión de estudio, al igual que en la maravillosa ‘Mi Viejo’.

El primer tema que tocaron tras esta introducción fue ‘Barrio X Barrio’, donde justamente en su primera línea hacen referencia al prócer de la música porteña: “Un día sos Gardel y al otro no sos nada”.

También presentaron nuevas canciones que estarán en su próximo lanzamiento Desangelados. En la reciente entrevista que tuvo la banda con SPE hablamos sobre los «desangelados», un concepto bastante presente en su música que además es el título de una de sus primeras composiciones. Tras bastantes años y cambios, ahora forma parte de su nuevo disco y da nombre al mismo. Entre los adelantos de la noche también estuvieron: ‘El Regalo’, ‘Paraísos Fiscales’ y ‘Dedos de Momia’.

La impresión que dejaron es sin dudas alentadora, su identidad musical es tan amplia que hace imposible que un melómano no se enamorare. Si queremos encajarlos en un estilo, podríamos describirlos como un electrizante jazz-tango con una fusión progresiva. Además, otro complemento que vimos en el espectáculo fue el visual, no solo por la estética sobria y fúnebre, sino porque su mánager Rodrigo Salas se colgó del techo mientras hacía distintas acrobacias al ritmo de la música.

Vale destacar lo aceitado que está el grupo, aprovechando al máximo la gran cantidad de integrantes en escena y con una coordinación exquisita sin el más mínimo pifie en sus constantes cambios de estructura. Algo muy bello en Banzai es cuánto disfrutan de tocar juntos, ya que se nota que son amigos pasándola bien. Aunque el show fue más corto de lo esperado, teniendo una duración de casi 50 minutos, pudimos ver una gran performance de una de las mejores bandas emergentes del país, siendo aire fresco en tiempos de cuarentena.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *