DOCE GRANDES DISCOS NACIONALES DEL 2020

Algo bueno y argentino en este año de mierda

 

Secreto – Isla Mujeres (Isla Mujeres)

Un material indie de La Plata que sabe trabajar para explotar el género y aprovechar lo mejor. La cadencia melancólica de las voces se reinventa en letras que no siempre son desesperanzadoras y en una polifonía de arreglos vocales, dado que las cuatro integrantes cantan a lo largo de los 40 minutos. Otros agregados de color, como una batería símil 808 con rítmica trapera en ‘Yo Me Perderé’ o el house bailable de ‘Comiéndonos’, le dan un toque de distinción a un álbum que salta apoyado en la piedra del indie platense, pero ya está proponiendo otra cosa. 

Lucas Rodríguez Fierro

 

Calambre – Nathy Peluso (Sony Music Entertainment España)

La artista argentina radicada en España llega con la fuerza a la que nos tiene acostumbrados, pero subiendo la vara. Las líricas pasan por climas como la nostalgia en Buenos Aires, el amor libre en Trío y el empoderamiento femenino de Business Woman, un valor presente en todo el álbum. Musicalmente inclasificable, fusiona distintos géneros que han influenciado su carrera: a su ritmo sostenido de hip hop, se suman la salsa enPuro Veneno, el reggaeton al final de  ‘Amor Salvaje y el tango en  ‘Agarrate que le da el cierre perfecto a esta ecléctica pieza. 

Lorena Barros

 

Telescopios – Telescopios (Indie Folks)

Si el disco homónimo suele ser el primero de una banda, los cordobeses patean el tablero y presentan su tercer LP con su nombre. Se alejan un poco de la psicodelia que los había marcado, pero aún así no deja de aparecer y ahora ocupa instantes. Se eleva el plano de la canción, filtrada debajo de sintetizadores en un álbum de motivos que se bifurcan en grandes colaboraciones y recursos corales que juegan a ser adlibs, con voces que parecen llegarnos desde una dimensión ubicada entre la vigilia y el sueño. Un trabajo tan preciso e inevitable como las vueltas del reloj. 

Lucas Rodríguez Fierro

 

Barbi Recanati – Ubicación en Tiempo Real (Goza Records)

El 20 de marzo a las 00:00 se decretaba la cuarentena obligatoria en Argentina para frenar el avance del covid-19, instante en el cual este material vio la luz. Lejos de la impulsividad de su primer EP, Teoría Espacial (2018), y con baladas y guitarras distorsionadas que definen su propuesta musical, representa fielmente el presente de la artista: Barbi Recanati es una referente en el rock argentino. 

Lorena Barros

 

Centro de Dispersión – Kjjjjjjjjj (Anomalía Ediciones)

Anomalía Ediciones, uno de los sellos más llamativos de la vanguardia argentina, se encargó de dar luz al segundo disco de Kjjjjjjjjj. Centro de Dispersión es una pieza difícil de encasillar, con una clara influencia del rock progresivo, post rock y principalmente del math rock; como de costumbre en este último género, la base rítmica es exquisita, acompañada por peculiares melodías de guitarra (aquí influenciadas por el jazz fusión), pero uno de los elementos más particulares es el curioso uso de sintetizadores. Una joya instrumental.

Agustín Riestra

 

Talented Broke Boys Vol. I – Talented Broke Boys (Bohemian Groove)

El 28 de enero Dillom, Quentin y Carrey sacaron este mixtape de trap que sorprende, entre otras cosas, por la distancia que toma con las otras producciones de los jóvenes cantantes. Consta de ocho canciones que parten de una base wavy, que parece hasta softy en comparación a lo que hicieron luego a lo largo del año. Kuribo como productor de cabecera, junto a las participaciones de Evar, Kballero y Leston, son los encargados de la musicalización de un material con un sentido orgánico, conectado, que luego de pasar por moods tan distintos como ‘POSNET’ o ‘U MY HOE’, termina con ‘BACKSTAGE’, uno de los himnos de la Rip Gang

Lucas Rodríguez Fierro

Paranoia Pop – Bandalos Chinos (Bandalos Chinos)

El título del segundo (en realidad tercero, pero esa es otra historia) LP de BACH define a la perfección su contenido: una paranoia de géneros. El sexteto se reinventa e incursiona en el rock and roll, el glam y el funk de Prince, sin olvidarse de dejarnos melodías más tranquilas y melancólicas en el camino. Esta variedad tan teatral no encontró mejor formato para su presentación en vivo que la de musical. Producidos nuevamente por Adán Jodorowsky, Paranoia Pop te sumerge en su película y te invita a que le des play una y otra vez.

Natanael Molina

 

Atrevido – Trueno (NEUEN)

El joven rapero estrenó su LP luego de brillar en las batallas de freestyle de la mano de la Taiu y TATOOL, quienes realizan un trabajo de instrumentalización y producción de altísima calidad. El oriundo de La Boca encuentra muchos espacios para desplegar todas sus skills sobre bases que cubren un amplio espectro rítmico; sus productores realizan un muy buen trabajo de edición vocal con un uso discreto del autotune, buenos dobleces y coros. WOS, Alemán, Nicki Nicole y Bizarrap conforman una tribuna envidiable de colaboraciones. Si bien no alcanza con poner unos riffs de guitarra eléctrica debajo del beat para hablar de rap rock, no parece ser un error la polémica barra en la que los campeones argentinos se declararon el nuevo rock and roll.

Lucas Rodríguez Fierro

 

Ya no mires atrás – Luis Alberto Spinetta (Sony Music)

Imaginate encontrar un pendrive lleno de canciones olvidadas del más prolífico compositor del país. Eso es lo que sucedió en la casa Spinetta, cuando uno de los hijos de Luis encontró estas grabaciones de 2008 y 2009. Las sesiones siguen la idea de jazz rock con muchas melodías que tuvo Un Mañana (2008), último lanzamiento en vida del Flaco. La mezcla deja un poco que desear, pero la calidad de las canciones es enorme. ‘Merecer’ y ‘Agua de Río’ podrían haber sido parte de cualquiera de sus discos no póstumos.

Agustín Riestra

 

Postal – Valdes (Geiser Discos)

Amparándose en la canción pop y una invitación constante a la danza, el dúo de los hermanos Valdés presentó su tercer disco y se animó a salirse un poco de la fórmula que les había dado resultados en sus primeros trabajos. Ritmos latinos, R&B, algún coqueteo con sonidos 16 bit al lado de pianos limpios, hasta una suerte de latin dub, se suman al esqueleto electro pop y entregan un LP que sorprende con postales de un crecimiento que los integrantes valoran como itinerante, maduro y relajado

Lucas Rodríguez Fierro

 

 

Reset – Celli (Sony Music Entertainment Argentina)

La ola pop cordobesa está arrasando con todo lo que hay a su paso y dentro de la marea podemos encontrar a Santi Celli, ex integrante del disuelto dúo Salvapantallas. El lado B más íntimo y crudo que podemos escuchar a través de su primer álbum como solista, siendo así un trabajo que cuenta con más productores que músicos sonando. La gran influencia, más allá del pop tan afinado, viene arrastrando hilos de una bossanova, mientras se esconden a la vista unos ritmos latinos que concluyen con una milonga al estilo Drexler. Una experiencia sensorial tan vívida como sus letras. 

Micaela Goyeneche

 

Alcazaba – Dinastía (I need sponsors)

Julián Larquier, ex integrante de JVLIAN, de la mano de 0-600 en la producción, nos entregó uno de los discos más enigmáticos del año. Ellos mismos lo definieron como R&B medieval: Julián, disfrazado alternativamente de caballero lastimoso o vampiro perdido en la urbe, canta melodías con mucho flow sobre armonías  que rememoran universos de castillos y batallas. Las bases, sea más cerca del trap o más cerca del soul, no escatiman groove ni fineza, y el resultado de esta apuesta es una gran ganancia, como un tiro de catapulta que impacta de lleno en el blanco.

Lucas Rodríguez Fierro

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *