DANCING WITH THE DEVIL: UN VIAJE AL INTERIOR DE DEMI LOVATO

Un retrato vulnerable y honesto de una de las artistas más queridas

La trayectoria musical y personal de Demi Lovato puede resumirse en tres piezas documentales: Stay Strong (2012), Simply Complicated (2017) y el recientemente estrenado Dancing With The Devil (2021). Las problemáticas que enfrenta se repiten en los tres documentales, aunque el enfoque varía en cada uno de ellos. Dancing With The Devil toma como foco central la sobredosis que la artista sufrió en 2018 y, a partir de allí, se comienzan a revelar y a analizar muchísimas otras cuestiones: ¿Cuáles fueron las razones que la llevaron hasta esa situación? ¿Por qué, luego de más de seis años sin consumir, tuvo una recaída de tremendo calibre? ¿Hay algún responsable? ¿Verdaderamente se puede superar una adicción? ¿Cuál es el estado de Demi en la actualidad?

El elegido para dirigir este documental fue Michael D. Ratner, a quien Demi acudió luego de ver el proyecto anterior del director, Justin Bieber: Seasons (2020). La química entre ellos es más que evidente. Ambos definieron el proceso como catártico y liberador para Demi y todas las personas involucradas, ya que les permitió explicar y compartir su versión de los hechos luego de que la prensa amarillista haya difundido desinformación y señalado culpables. Al respecto, Ratner afirma que este documental tiene todas las voces que Demi quería que fueran incluidas, por lo que aporta una visión bastante holística del lugar en el que ella se encuentra hoy, emocional y físicamente. 

El documental está dividido en cuatro episodios de menos de media hora: ‘Perdiendo el control’, ‘A cinco minutos de la muerte’, ‘Retomando el control’ y ‘Renacimiento’. A través de entrevistas y testimonios de Demi y de sus vínculos más cercanos (amigues, managers, equipo de producción y familiares) se reconstruye la cadena de hechos que la llevó a una cama de hospital en 2018, y todo lo que pasó después. Al respecto, uno de sus mejores amigos afirmó que la artista tuvo muchísima suerte de no acabar perteneciendo al «Club de los 27», ya que la sobredosis, producida por la ingesta de fentanilo, estuvo a punto de ser letal: tuvo tres derrames cerebrales y un ataque cardíaco

Cada episodio comienza advirtiendo que los temas tratados pueden ser sensibles para ciertas audiencias. Adicciones, desórdenes alimenticios, salud mental y abuso sexual son algunos de los tópicos que afectaron profundamente la vida de la artista durante gran parte de su juventud. Es también muy interesante la manera en la que se proponen soluciones a estas problemáticas: Demi comparte las razones por las cuales su tratamiento anterior, basado en un estricto control y rigurosidad, no dio resultados, y afirma que no existen soluciones universales para esta clase de situaciones. Se trata, por el contrario, de un camino en constante evolución. 

La honestidad y la vulnerabilidad presentes en sus canciones se multiplican en este documental. Es una pieza muy movilizadora, no solo por los temas tratados sino también por la manera en la que éstos se abordan: escuchar diferentes versiones de un mismo hecho, todas cargadas de un valor emocional y sentimental extremadamente intenso, es muy impactante. 

A través de un recorrido por su historia personal y profesional esta propuesta permitirá a las audiencias conocer la parte humana, vulnerable y a veces irracional de una de las figuras más importantes de nuestra generación. 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *