CVMILLE: MÚSICA NEOYORKINA PARA OÍDOS ARGENTINOS

Desde su guarida en Brooklyn, la artista argentina analiza la cultura de la Gran Manzana y nos cuenta qué le depara su futuro

Ciudades del tamaño de Los Ángeles, Nueva York y Buenos Aires sin duda dejaron una marca en la polivalente CVMILLE. Nacida en Argentina, no teme en componer baladas en español o inglés y luego incursionar en canciones con tintes de trap. A la espera de Superbaby, su próximo trabajo discográfico, nos habla sobre sus inspiraciones y lo que está por venir.

Viviste en Argentina y actualmente residís en Estados Unidos. ¿Por qué motivo te mudaste?

CVMILLE: Me mudé en el 2015 para estudiar música y teatro. Entré a una facultad en Los Ángeles y me pareció una buena oportunidad para probar algo nuevo. Toda mi vida quise vivir en otro país y ser ciudadana estadounidense hizo que mi deseo fuese una posibilidad muy real. Decidí probar la experiencia de vivir en el extranjero porque creo que siempre es mejor arrepentirse que preguntarse qué hubiera pasado.

Si tuvieras que elegir una ciudad de todas en las que viviste, ¿cuál sería y por qué? ¿Cuál te inspira más?

C: Amo Buenos Aires y siempre me inspira, especialmente cuando trabajo con gente talentosa y copada como, por ejemplo, la DNK click. De todas maneras,  recientemente me mudé a Brooklyn y tendría que elegir a Nueva York como la ciudad más inspiradora. Su diversidad es una gran fuente de inspiración: hay gente de todo tipo de culturas y etnias, y realmente me abrió mucho la cabeza estar rodeada de tantas personas de partes tan diversas del mundo. La energía que tiene la ciudad es intensa, eléctrica y siento que nadie caretea ni te hace sentir importante porque todo el mundo está enfocado en su propia lucha. Eso hace que cada uno haga valer su propia vida por sí mismo porque nadie va a venir a decirte si estás haciendo las cosas bien o mal.

¿Creés que esto es algo positivo?

C: Cada cual está tratando de dejar su impronta en el mundo y se siente mucho esa pasión y ese hambre de querer triunfar. Quizás se pueda interpretar negativamente viniendo de un sistema tan individualista, y más viviendo en una sociedad tan atravesada por el consumo. Habiendo dicho esto, el sentido de compañerismo neoyorkino cuando las papas queman es real y está muy presente, especialmente si formás parte de algún tipo de comunidad.

¿Cuándo va salir Superbaby? ¿Podés adelantar algunas de las colaboraciones?

C: Recién va a salir para fin de año, más o menos en noviembre. No quiero decir mucho, pero también se viene una colaboración con un artista mexicano cuya identidad no puedo revelar.

Canciones como ‘Quiero’ o ‘Te Pienso’ son muy diferentes tanto lírica como musicalmente a ‘Xo’, que tiene tintes de trap y es más osada. ¿Qué te llevó a este cambio? ¿Lo que se viene va a seguir este camino?

C: Se va a venir un poco más de todo. La posibilidad de mutar es una de las cualidades que más me gustan del mundo artístico: atreverse a no encapsularse y poder probar nuevos estilos, nuevas formas de expresarse y movilizar a la gente. Está bueno entender que hay días en los que andás medio triste y hay días en los que querés mover las cachas, como diría mi abuela [risas]. Creo que es importante como artista crecer y probar nuevos géneros y estilos, siempre y cuando no se pierda esa esencia que va más allá del género musical.

¿Tenés algún sueño o meta relacionados a lo musical? ¿Con qué artista o artistas te gustaría trabajar?

C: Quiero seguir creciendo y eventualmente dar un show en el Madison Square Garden. También me gustaría hacer giras mundiales y colaborar con muchísimos artistas artistas. Sería un sueño poder trabajar con Kendrick Lamar, Rosalía, James Blake, Feli Colina, Trueno, Daniel Caesar, Bad Bunny, H.E.R., Giveon, Neo Pistea, Thundercat, Anderson Paak, y podría seguir por horas pero prefiero dejarlo ahí.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *