LA JAM DE AMIGUES DE HIPNÓTICA EN CAMPING

Carpe diem a flor de piel

Los chicos de Hipnótica llegaron desde Córdoba para ponerle su impronta al atardecer del sábado en el patio de Camping, uno de los pocos venues que han sobrevivido a la última serie de restricciones que dictó el gobierno nacional por la gran subida de casos de COVID, por lo que el show se reprogramó para las 17hs. Ingresaron por la parte de atrás del patio hacia al escenario, para la sorpresa de todos los presentes que los esperaban impacientes. Abrieron con ‘Audaz’, seguida por el estreno de un nuevo tema adelanto de lo que será su próximo trabajo discográfico.

Aviones que pasaban y se perdían en las nubes gigantes que se iban poniendo de color durazno, le dieron el marco perfecto al concierto acústico de Hernán Ortiz en guitarra y Nahuel Barbero en teclado, aunque no permanecieron solos por mucho tiempo. El primer invitado fue Diego Mema, que aportó la guitarra en ‘Caída Libre’ y a continuación se acercaron los hermanos de Valdes, que habían tocado hace un rato en ese mismo escenario, para hacer juntos una versión muy cálida de ‘Hombre’ y ‘Algo’.

 

Iniciativas como las de Hipnótica se celebran el doble en un contexto donde no sabemos si estamos viviendo el último show

 

‘Aprendiste Mal’ contó con la voz de Tomás Ferrero, frontman de Rayos Láser oriundo también de Córdoba, Emme participó en ‘Presente’ y Camilu en ‘Fluir’, quién se ganó su lugar en la jam luego de subir un cover del tema a sus redes. Pero todavía quedaban más amigues por sumarse: “Pensamos este show como un gran fogón con amigos, acá en Bs As tenemos bocha de gente que admiramos y quisimos invitar a algunas personas hoy”, nos contaba Nahue sobre este desfile en plan karaoke que no mermaba. La luna llena se empezaba a asomar detrás de las nubes ya rosadas junto al anuncio de las últimas dos invitadas: Mia Folino en ‘Así’ y Chiara Parravicini interpretó su feat en ‘Ciudad’, el más reciente single del dúo, mientras nos adelantaron que pronto tendremos novedades de su nuevo material. Finalmente, cerraron el concierto a solas con ‘Desprender’ aunque algunos pedían una más. Esto con la excusa de que nadie tenía (ni podía) hacer otro plan, siendo el único evento del día para todes ya que debíamos llegar antes del toque de queda de las 20.

Iniciativas como las de Hipnótica se celebran el doble, en un contexto donde no sabemos si estamos viviendo el primer recital de muchos que se vienen, o si es el último por varios meses. Sobre todo, si recordamos que lamentablemente el área de cultura fue una de las últimas actividades en volver y la primera en cerrarse (otra vez en este abril). En el aire se siente esa nostalgia de tiempos mejores donde podíamos estar apretujados y compartiendo una misma jarra de nuestra bebida preferida. Pero a la vez, un destello de realidad nos aqueja mientras que también nos despierta, haciéndonos vivir el carpe diem a flor de piel: disfrutar cada show como si fuera el último, donde solo nos queda el aquí y ahora.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *