EL DETOX DE NATALIE PEREZ EN KONEX

De la teoría a la acción

La actriz, cantante y compositora Natalie Perez realizó doble función en Ciudad Cultural Konex. Se encuentra presentando su segundo disco de estudio Detox (2020), luego de su exitoso disco debut Un Té de Tilo Por Favor (2018) que también tuvo una edición deluxe al año siguiente, con invitados especiales como Loli Molina y Lisandro Aristimuño.

Al ingresar a la segunda función, pautada para las 20:45, podíamos spoilearnos el final, ya que quedaron en el piso los papelitos blancos de la función anterior de las 18 horas ‘El Último Día’ y ‘Escorpión’ fueron las elegidas para el arranque, mientras todos los escorpianos decían presente levantando sus manos a pedido de la artista. ‘Varada en Villa’ sería el primer tema de su nuevo disco en sonar esa noche: “El confinamiento tuvo sus cosas malas, pero también jugué con todos y la pase bien”, explica Natalie sobre la lírica. Sobre la siguiente, ‘Incendio Perfecto’, cuenta que se la escribió a uno de esos tantos con los que jugó, mientras las visuales mostraban una torre con fuego color fucsia que pide ser remera y que se active el puesto de merch.

Lo primero que me llamó la atención fue que la artista decidió cambiar la formación de su banda, en su show vía streaming en cuarentena contó con acompañantes varones, aunque ya se notaba una mayoría de mujeres en el detrás de escena. Para la vuelta a los escenarios apostó por talentosas mujeres: Melanie Williams (quien además tiene su proyecto personal, Melanie Williams & El Cabloide y forma parte de Ruiseñora) en teclado, Roki Fernandez (Amor Elefante) en batería, Lucila Pivetta (Ruiseñora y Mi Amigo Invencible) en bajo y Maria Pien (Ruiseñora) en guitarra; sumándose a ellas Francisco Halbach (Jeites) en guitarra acústica y trompeta como único varón del grupo.

Es difícil encontrar proyectos solistas de mujeres que elijan a otras colegas para que las acompañen, y es un poco lo que se espera de los sujetos de derecho de leyes como la ley de cupo: que militen esa equidad dentro de sus propias formaciones. Por supuesto, sin perder de vista que esto no puede significar una responsabilidad solo para nosotras, porque en ese caso la carga siempre terminaría recayendo en las artistas, pero se festeja ver tantas mujeres talentosas juntas en un mismo escenario y alentamos a que siga sucediendo. No es casual que Natalie haya elegido esta formación para que la acompañe en estos shows, lo que se percibía por la inscripción de la remera con la que subió al escenario que rezaba “ni una menos”, y se terminaba de confirmar cuando invitó a la gran Fabiana Cantilo al escenario para hacer ‘Pegaditos’ (feat que se encuentra en la edición deluxe de su disco debut).

 

“Despertamos juntas y no nos para nadie”

 

Fue uno de los momentos más álgidos de la noche donde juntas se propusieron hacer un discurso sobre la problemática de violencia de género que nos ataca a las mujeres todos los días, pasando de la teoría a la práctica: “Hoy, como todos los días, nos levantamos con otra chica asesinada por su pareja femicida”, comenzaba a delinear Natalie. “En 1907 en Argentina una mujer pidió porque votemos por primera vez, y en 1947 votamos por primera vez. La campaña Ni Una Menos nació en 2015, esperemos que no tengan que pasar 40 años para que paren de matarnos, porque eso da en promedio 2 millones de mujeres asesinadas en el mundo”, agregaba. Luego, ambas leyeron un poema del siglo XVII escrito por la monja Sor Juana Inés de la Cruz que impacta porque sus palabras siguen vigentes hoy. Entre los fragmentos destacados de la adaptación moderna que realizaron, leían: “Ahora, cuando levantamos la voz somos las malas y nos matan porque denunciamos” y “Aguantamos toda la vida la arrogancia del hombre, pero despertamos juntas y no nos para nadie”. Sobre el final necesitan comentar que aman a los hombres y que lejos están de querer destruirlos o algo parecido, como algo que parece que hace falta aclarar. Esto último va en concordancia con la pregunta que Paula Giménez plantea en el título de su última nota: ¿Las feministas odian a los hombres?, ciertamente no es el caso.

Luego de dejarnos con la piel de gallina cuando prendieron una vela por las que ya no están, interpretaron juntas un clásico de Fabiana: ‘Mary Poppins y El Deshollinador’. Después de que alguien del staff se acercara y le susurrara al oído que le quedaba poco tiempo en el escenario, y tras fingir un desmayo que despertó risas en los presentes, el show seguía con ‘Fuera del Mundo’ con una luna lila gigantes de marco en las visuales. Luego, llegaría ‘Algo Tiene’, el éxito que impulsó su carrera y que según sus palabras nunca comprendió porque «la pegó» tanto, lo que suele pasar con algunos hits que no fueron concebidos con ese fin.

Para cerrar el show llegaría ‘Te Quiero y Nada Más’, que samplea ‘Corazón’, el clásico de los Auténticos Decadentes. Luego de un breve impasse que incluyó cambio de vestuario de color naranja, invitó a los que siempre juegan de local en el Konex, La Bomba de Tiempo, para hacer ‘Penita de Mi Corazón’. La elegida para el cierre fue ‘Detox’, que le da nombre a su último trabajo, que siguió cantando incluso cuando ya la estaban echando del escenario para no pasarse de horario, mientras la lluvia de papeles tiñó todo de blanco.

 

Fotos por Irish Suarez

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *