CONOCIENDO RUSIA EN EL GRAN REX: LA TERCERA ES LA VENCIDA

Una noche soñada en Avenida Corrientes

De mayo de 2020 a octubre. De octubre a abril 2021. Y de abril a noviembre. La perseverancia es una cualidad que sin dudas caracteriza a Mateo Sujatovich y Conociendo Rusia. Después de dos shows inolvidables en Niceto presentando Cabildo y Juramento (2019), las fechas en el Teatro Gran Rex se empezaron a gestar, pero en el medio tuvimos cuarentena, reprogramaciones, una canción anti-pandemia, y tercer disco. Finalmente, la tercera reprogramación fue la vencida. Y en la tercera de cuatro noches, el Ruso cumplió un sueño.

Unos 15 minutos pasada la hora pactada de inicio del show se abrió el telón y la banda interpretó las dos canciones con las que abre su nuevo disco La Dirección (2021): ‘Disfraz’ y ‘Se me Hizo Tarde’ (coincidiendo con gente que aún ingresaba tarde a la sala). Cada Gran Rex es un color diferente: el día anterior, el Ruso estaba de traje rosado; en esta ocasión tocó el celeste, acompañado por sus músicos en diferentes plataformas del escenario, todos de blanco. “Arriba todo el mundo, rápido”, fue el pedido inicial de Mateo para que el público se levante, olvide que estábamos en un teatro y cantemos bien fuerte ‘Otra oportunidad’ de su segundo álbum Cabildo y Juramento

El título de La Dirección tiene que ver con mi rumbo. Es un camino en el que cada tanto necesito parar, volver a mirar y preguntarme a dónde quiero ir. A veces hay que mover el volante, mirar adelante y seguir con fuerza y con coraje. Este disco me ayudó mucho a entender cuál era la dirección a medida que escribía las canciones”, fue la manera en que introdujo el track homónimo del disco. Como bien explicó el día de su estreno, el lado A es tranquilo y en el otro lado arranca lo movido. “Vamos a hacer un poquito de rock n roll”, adelantó y acto seguido tocó ‘Cada Día’ y ‘La Puerta’, de su primer disco Conociendo Rusia (2018). En ambos temas la percusión brilló sobre el resto: la batería de Guillermo Salort sonaba aplanadora y la pandereta de Feli Colina le daba el punto justo a las dos canciones. Al final de ‘La Puerta’, la banda dejó sus instrumentos y se unió a Mateo, que le pidió al público que cante dos vueltas más a capella del estribillo tan romántico que tiene la canción: “Todo el tiempo me pregunto, ¿para qué venimos a este mundo?, tu mirada me lo explica solo en un segundo”. Acto seguido, abandonaron el escenario.

Mateo inició en solitario el segundo set del Gran Rex con una cálida versión de ‘Cicatriz’. “Volvemos a la tranquilidad. Vengo hace varios días tocando acá, dándome hermosos gustos. Hoy es una noche de gustos fuertes, hoy se pica groso», arengó antes de introducir al primer invitado de la noche. «Cada cual tiene su superhéroe desde chico. Yo tuve un superhéroe mortal, por el que pude cantar, tocar la guitarra, el piano, ir a un estudio de grabación. Se me dieron cosas muy temprano en la vida porque tenía en casa a un genio: Leo Sujatovich. Vamos a hacer ‘La Luna’». Entre aplausos, padre e hijo interpretaron con el piano el tema que lleva el nombre de la hermana de Mateo, quien fue invitada la noche anterior. 

“Equipo que gana no se toca”: la sinergia con Bandalos Chinos fue más que evidente

Como todo concierto en teatro, hay momentos donde el cuerpo pide más y nos olvidamos un poco de los formalismos. ‘La Luna’ fue aplaudida varias veces antes de que terminara, pero también cantamos «Olé, olé olé olé, ruso, ruso”, como si estuviésemos en la cancha. Y ameritaba, totalmente, porque el aforo del lugar estaba al 100 por ciento. El ruso aprovechó esta cantidad de gente para interpretar todos juntos ‘La Mexicana’ y ‘En Todos los Lugares’, durante la cual dio una masterclass de palmas y cantar a destiempo.

La banda volvió al escenario para ‘Mundo de Cristal’, sencillo que cuenta con la participación de Leiva en el estudio. Juan Giménez Kuj (bajo) y Nicolás Btesh (guitarra) se juntaron al lado de la batería de Guille en el solo para darle un cierre más rockero que el final beatlesco original. Si hay algo positivo que siempre destacamos de esta nueva escena indie es lo unida que es (estuvieron presentes en la sala CELLI y Natalie Pérez), y los siguientes invitados fueron prueba de esto: “¿Quién viene, no? Me sacan la ficha ya. Ayer estuvo muy bueno, un dúo invitado de gran calidad. Esta gente es muy amiga, que quiero mucho, ayer la rompió y equipo que gana no se toca”. Goyo Degano e Iñaki Colombo de Bandalos Chinos se unieron al grupo para ‘A la vez’ y ‘Juro’. La sinergia de los ocho músicos era más que evidente.

Mateo no es solo futuro, él ya es uno de los grandes compositores de esta generación

El piano dramático y tétrico de Benjamín Rampoldi presentó el siguiente tema, ‘No Aguanto Más’, un flamenco con mucho de Los Rodríguez en él. “No puedo creer como cantan todo, las del nuevo disco también. Evidentemente ustedes escucharon un montón Conociendo Rusia desde sus casas, yo se los quiero agradecer de todo corazón. Esto es un sueño”.  Después de que sonara ‘Cosas para Decirte’ con el Gran Rex iluminado por las linternas de los teléfonos, llegó el hit del verano pre-pandemia, su track con más reproducciones en Spotify: ‘Loco en el Desierto’. Feli nos deleitó con los versos más dulces de la canción: “No sé como explicarte, esa tarde en el parque, en un instante supe que eras para mí”. Al terminar, se apagaron las luces y se cerró el telón.

Unos minutos a oscuras después, se corrieron las cortinas para el cuarto acto y, al ritmo de ‘30 Años’, Mateo fue nombrando uno por uno a los miembros de la banda. Al finalizar las presentaciones, alguien más se sentó en su piano: de traje y pantalón celeste, el séptimo músico era Fito Paéz. La audiencia estalló de alegría y el rosarino no regaló un solo tema, sino dos más: ‘Tu Encanto’, y a esta altura ya un himno ruso, ‘Cabildo y Juramento’. Ambos cantantes se lo pasaron en grande y varios de los presentes ansiaban mucho que esta colaboración soñada se materialice en el escenario, sobre todo después del vídeo que grabaron juntos. Luego de despedirlo con un fuerte abrazo, un medley de ‘Vos y yo/Bruja de Barracas’ y otro de sus hits, ‘Quiero que me Llames’ pusieron el punto final a la tercera noche del Gran Rex. Como compartió después Fito en su instagram, Mateo no es solo futuro, él ya es uno de los grandes compositores de esta generación y Conociendo Rusia, su banda solista, el nuevo emblema del rock nacional.

 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE