¿CÓMO SE VIVIÓ LA PREVIA DEL QUILMES ROCK?

El regreso de uno de los festivales nacionales más queridos

Es claro que el Quilmes Rock es uno de los festivales más importantes de nuestro país. Desde la legendaria presentación de ‘Seminare’ en la que Charly García cantó bajo la lluvia, hasta llegar a shows de leyendas internacionales del palo de Ozzy Osbourne y Arctic Monkeys, es evidente el nivel musical de este tipo de encuentros. Exactamente un mes antes del esperado fin de semana que nos congregará a todes en Tecnópolis, se realizó un evento en el que se reunieron los artistas para asistir a la revelación del lineup completo y presenciar un show de Manu Martinez y Virus

El festival busca crear puentes generacionales entre artistas consagrados y emergentes

Muchos festivales cuentan con un factor muy importante, no presente en otro tipo de formato de shows: el poder conocer bandas nuevas de forma aleatoria, viéndolas en vivo por primera vez. Pudimos charlar con varios artistas sobre esta experiencia, y encontramos las más variadas respuestas. “Hubo un festival que me marcó muchísimo, creo que fue un Personal Fest, compartió con SPE Barbi Recanati. “Yo iba a ver a PJ Harvey y Morrisey. Ahí conocí a Primal Scream, fue increíble. Me acuerdo que Cerati era el artista que no ibas a ver porque querías ir a los shows de los otros, imaginate”, confesó entre risas.

Los chicos de Joystick tuvieron una experiencia similar, afirmando que en una edición de Lollapalooza escucharon por primera vez a Alabama Shakes. “Ver un show completo en vivo puede cambiar totalmente la perspectiva que tenés sobre una banda”, aseguraron. Quien escribe coincide al cien por ciento con esta perspectiva. Un lineup como el de esta edición del Quilmes, que combina a Gorillaz y Nathy Peluso con artistas locales, desde La Valenti y Lupe a Clara Cava, es la situación ideal para que un espectador (que compró la entrada por los headliners), vuelva a su casa con una playlist llena de voces nuevas. 

Pero no solo los espectadores la pasarán increíble. También los artistas, como nos compartió Tomás Ferrero de Rayos Láser, disfrutan mucho estos encuentros: “los festivales son muy divertidos para nosotros, hay una organización que está armada para que uno la pase bien”, compartió con SPE. El regreso del festival, casi 10 años después de su última edición, tiene una premisa clara: crear puentes generacionales que unen a artistas consagrados con artistas emergentes. Divididos con 1915, Los Tipitos con Joystick. Definitivamente será un fin de semana ideal para unir diferentes generaciones a través de la música. 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE